VII Región: el factor Rincón, la edad y la incógnita del quinto escaño marcan carrera senatorial del Maule - El Mostrador

Viernes, 15 de diciembre de 2017 Actualizado a las 11:16

Disputa interna de la DC tiene en jaque a sus dos candidatos a la Cámara Alta

VII Región: el factor Rincón, la edad y la incógnita del quinto escaño marcan carrera senatorial del Maule

por 11 septiembre, 2017

VII Región: el factor Rincón, la edad y la incógnita del quinto escaño marcan carrera senatorial del Maule
Una de las principales disputas está en el seno de la DC, entre Zaldívar y Ximena Rincón, al extremo que la mayoría de los pronósticos electorales apuntan a que uno de los dos se pierde. Esto, pese a que el Maule es una zona con un fuerte electorado falangista –derivado de la implementación de la reforma agraria en el Gobierno de Eduardo Frei Montalva–, que logró supremacía por sobre el PS en los últimos años, tras la derrota parlamentaria de figuras emblemáticas como Jaime Naranjo y Jaime Gazmuri el año 2009. “Este es el peor momento de la DC en el Maule y esa es una de las zonas más DC que hay del país”, reconocieron al interior del partido.

En lo único en que coinciden todos los pronósticos y evaluaciones del oficialismo es en que Chile Vamos tendrá uno de los mejores rendimientos electorales que ha registrado en años en la VII Región del Maule y que dos de sus principales cartas a la Cámara Alta, el ex alcalde de Talca Juan Castro (RN) y el senador UDI, Juan Antonio Coloma, tienen asegurados sus escaños en noviembre. El resto del escenario por la carrera parlamentaria en la zona es confuso e incierto, lleno de factores –como la edad del senador Andrés Zaldívar, el impacto del apoyo que Ximena Rincón dio a su hermano en el caso de violencia intrafamiliar y la división del voto del eje progresista de la Nueva Mayoría– que ponen en duda las opciones de varias figuras del oficialismo.

En la última senatorial en la VII Región, el año 2009, hubo 435 mil votos válidamente emitidos, un 54,47% de esos fue para la entonces Concertación y un 43,56 % para la derecha. Pero todo el escenario cambió en estos ocho años con miras a los comicios de noviembre, empezando por el factor del voto voluntario, el paso del sistema binominal a uno proporcional, que no solo redibujó electoralmente la región –uniendo las dos circunscripciones del Maule, Norte y Sur, en una sola–, sino además agregó un quinto escaño en disputa.

Hay 25 candidatos inscritos en el Maule para los cinco escaños senatoriales disputados y los nombres más reconocidos políticamente son los de Coloma, Zaldívar, la ex ministra Ximena Rincón, el timonel del PS Álvaro Elizalde, el diputado PPD Jorge Tarud, Castro –formalizado por negociación incompatible y cohecho–, los ex presidenciables Andrés Velasco y Alfredo Sfeir, y la sicóloga y fotógrafa Kena Lorenzini, los dos últimos como cartas del Frente Amplio.

Una de las principales disputas está en el seno de la DC, entre Zaldívar y Rincón, al extremo que la mayoría de los pronósticos electorales apuntan a que uno de los dos se pierde. Esto, pese a que el Maule es una zona con un fuerte electorado falangista –derivado de la implementación de la reforma agraria en el Gobierno de Eduardo Frei Montalva–, que logró supremacía por sobre el PS en los últimos años, tras la derrota parlamentaria de figuras emblemáticas como Jaime Naranjo y Jaime Gazmuri el año 2009. “Este es el peor momento de la DC en el Maule y esa es una de las zonas más DC que hay del país”, reconocieron al interior del partido.

En todo el oficialismo dicen que a la ex ministra de la Segpres y del Trabajo se ha visto afectada por dos factores: el público e irrestricto apoyo que le dio a su hermano, Ricardo Rincón, cuando fue acusado por un episodio de violencia intrafamilar que finalmente lo dejó fuera de la plantilla parlamentaria de la DC, y el hecho de que el 2014 dejara su escaño para sumarse al primer gabinete de la Presidenta Michelle Bachelet.

Hasta hace dos meses, nadie en la Nueva Mayoría daba un peso por la chance de Elizalde de salir electo. Incluso, con ironía, muchos decían en los partidos y en el propio PS que el timonel marcaba en las encuestas menos puntos “que el rating de la carta de ajuste en la TV”. Pero a estas alturas hay quienes le dan el beneficio de la duda e incluso apuestan por que será elegido, pues de a poco ha ganado apoyo en los sondeos, que ha realizado una campaña silenciosa pero efectiva, que ha capitalizado la baja de Rincón, que a su favor tiene el contar con el apoyo del PS, PC y PR locales, que están trabajando alineados tras su candidatura, que está rearticulando el tejido social de la izquierda en la zona, que tiene chance de empatar con Tarud.

En el entorno de la candidata insisten en que el asunto no ha sido tema “para nada” y así lo expresó la propia Rincón en un artículo publicado en LUN –el lunes 28 de agosto–, donde aparece arriba de una burra en pleno campo del Maule: “No, no es tema. Insisto, ese tipo de cosas la saca gente que no tiene argumentos o quienes tapan explicaciones que ellos deberían dar por otras cosas en sus gestiones pasadas. Mi campaña es de contar en qué estamos, qué queremos hacer, construir. Nunca lo he hecho ni lo voy a hacer: denostar al otro para instalarme yo. Creo que es la peor de las campañas”, dijo.

Pero tanto en la propia falange, en la región, como en toda la coalición oficialista, dicen que los sondeos internos coinciden en que ha registrado una baja en las encuestas, que en la elite DC le han pasado la cuenta, que está complicada su elección, que en zonas urbanas de la región, como Talca y Curicó, el episodio le quitó respaldo especialmente de organizaciones femeninas. Un tema sensible en una región donde las cifras de denuncias por violencia intrafamiliar de la Subsecretaría de Prevención del Delito el año 2016 llegan a 5 mil 386, una de las más altas después de Valparaíso, La Araucanía, Biobío y Los Lagos.

“El error de Rincón fue pensar que no le afectaría lo de su hermano, eso arrojan las encuestas telefónicas hasta el momento”, sentenciaron en las oficinas de la sede de la DC en Alameda 1460.

El año 2009, Rincón fue elegida senadora por el Maule Sur con el 31% de los votos, dejando en el camino a Naranjo, histórico parlamentario PS de la región, por el período que abarca desde marzo de 2010 a marzo de 2018. Pero a fines de enero del 2014, tras el triunfo de Bachelet en segunda vuelta, Rincón dejó el Senado para sumarse al gabinete como ministra de la Segpres y fue reemplazada por Manuel Matta, una decisión que hoy –aseguran en la falange y en la Nueva Mayoría– también es parte de los elementos que complicarían su elección. “En el Maule Sur está muy complicada y baja. El argumento de que abandonó el Congreso a mitad de camino le juega en contra”, advierten en el partido de la flecha roja.

La división interna de fuerzas de la DC en la zona no ayuda mucho. Los dos diputados DC de la región están cada uno apoyando a un candidato distinto, Roberto León a Rincón y Pablo Lorenzini a Zaldívar, además está el elemento de la fría relación que tiene la ex ministra con la abanderada presidencial Carolina Goic –quien tomó la decisión de sacar al diputado Rincón de la nómina parlamentaria–, que quedó en evidencia el 3 de septiembre en un acto en Talca, donde, a pesar del intento de dar una señal unitaria, a nivel regional recalcan que se palpó la distancia política y la tensión.

La pugna con Zaldívar –dicen en la DC– es a muerte, brutal. En la falange admiten que se le ha pedido a ambos que trabajen en conjunto, que necesitan fortalecerse mutuamente para sumar votos, pero que ha sido imposible y que, por lo mismo, el partido no tendrá capacidad de elegir a los dos y que inevitablemente uno quedará en el camino.

En todo el oficialismo y la falange coinciden en que al presidente del Senado también se le está haciendo cuesta arriba su reelección, principalmente por un factor de edad. En los sondeos se estaría palpando que, a ojos del electorado, los 82 años del parlamentario constituyen un elemento que estaría inclinando en parte la balanza, mucho más que la fama pública de ser el “cocinero” por excelencia de los acuerdos políticos a todo nivel en el Congreso.

En la VII Región también se postula Andrés Velasco, quien fuera ministro de Hacienda del primer Gobierno de Bachelet, presidenciable el 2013, cabeza de Ciudadanos e inscrito para noviembre en el pacto Sumemos. Todos los cálculos dicen que no tiene chance de entrar en la disputa de los cinco escaños, que las encuestas lo sitúan entre el 6 y 7 por ciento, que salen casi equitativamente tanto del electorado de derecha como del oficialista, principalmente del DC, lo que, en una disputa tan cerrada como la de Rincón y Zaldívar, puede ser clave.

Tanto el senador como la ex ministra son reconocidos transversalmente por tener a su favor un rasgo que no todo político tiene. Son “campañeros”, lo que significa que tienen carisma, arrastre con la gente, buena llegada en terreno y una capacidad de trabajo infinita.  En la DC hay quienes afirman que, en tal escenario, Rincón tiene más chance de mejorar sus cifras, porque, si en los dos meses de campaña que restan hace un buen despliegue, “es factible que el electorado le perdone lo del hermano, pero es bien difícil que Zaldívar se haga más joven”.

Pero en el grueso de la Nueva Mayoría los cálculos de los expertos electorales –proyectados de las encuestas hasta ahora– le dan una leve ventaja a Zaldívar.

El escenario puede empezar a despejarse más hacia fines de septiembre, porque después del 18 de septiembre –afirmaron– se comenzaría a trabajar con encuestas en terreno “más fidedignas” y no solo sondeos telefónicos como hasta ahora.

La incógnita   

De los cinco escaños en disputa, dos son seguros para la derecha, con Coloma y Castro, este último con serias opciones –coinciden transversalmente en la región– de obtener la primera mayoría de la zona, a pesar incluso de las acusaciones a su gestión como alcalde de Talca, que lo llevaron a estar formalizado por la presunta compra y venta irregular de terrenos municipales a la empresa de aseo y limpieza CTS, luego de que la Contraloría advirtiera anomalías.

Los otros dos para el oficialismo, donde uno es para la DC y otro para el PS-PPD, y el quinto es una incógnita absoluta, ya que puede ser tanto para la derecha como para la Nueva Mayoría. Lo que podría determinar la elección de ese quinto escaño a favor de la derecha sería el peso e influencia de la carrera presidencial, ya que en el propio oficialismo confiesan que, por primera vez en la zona, Sebastián Piñera supera el umbral del 50% de apoyo, lo que podría ayudar a desequilibrar el resultado en favor del RN, Rodrigo Galilea.

Hasta hace dos meses, nadie en la Nueva Mayoría daba un peso por la chance de Elizalde de salir electo. Incluso, con ironía, muchos decían en los partidos y en el propio PS que el timonel marcaba en las encuestas menos puntos “que el rating de la carta de ajuste en la TV”. Pero a estas alturas hay quienes le dan el beneficio de la duda e incluso apuestan por que será elegido, pues de a poco ha ganado apoyo en los sondeos, que ha realizado una campaña silenciosa pero efectiva, que ha capitalizado la baja de Rincón, que a su favor tiene el contar con el apoyo del PS, PC y PR locales, que están trabajando alineados tras su candidatura, que está rearticulando el tejido social de la izquierda en la zona, que tiene chance de empatar con Tarud.

El diputado PPD postula a la Cámara Alta y aseguró a El Mostrador que está en condiciones de salir electo con alta mayoría, que es reconocido como figura de la zona, que Zaldívar también resulta elegido, que el desafío es elegir un tercero para el oficialismo. Pero desde el PS dicen que su campaña está complicada, que hay sectores del PPD que están distanciados del parlamentario, que Elizalde lo podría dejar fuera.

La mayoría de los candidatos ha optado por la prudencia, evitar aires triunfalistas, porque la incertidumbre del voto voluntario deja abierto el escenario para el oficialismo. Tienen 30 comunas para recorrer en dos meses, en pos de dar vuelta el escenario a su favor.

Más información sobre El Mostrador

Videos

Más Noticias

Blogs y Opinión

Mercados

TV

Cultura + Ciudad

Deportes

Plan Individual

Anual:
$90.000
Semestral:
$40.000
Trimestral:
$20.000
Mensual:
$10.000

Plan Empresa

Anual:
$700.000

hasta 10 usuarios
(valor normal 1.200.000)

Semestral:
$400.000

hasta 10 usuarios
(valor normal 600.000)

Trimestral:
$200.000

hasta 10 usuarios
(valor normal 300.000)

Mensual:
$80.000

Hasta 10 usuarios
(valor normal 100.000)