martes, 16 de octubre de 2018 Actualizado a las 21:00

El escritor dice si acaso “le pidieron o no le pidieron 7 mil millones al Estado de Chile”

Óscar Contardo sobre la visita del Papa Francisco: “Significa un desembolso enorme para el Estado y encima una exigencia económica para los fieles de su iglesia”

por 7 enero, 2018

Óscar Contardo sobre la visita del Papa Francisco: “Significa un desembolso enorme para el Estado y encima una exigencia económica para los fieles de su iglesia”
Además, el periodista argumenta que “es muy sintómático que la visita de Francisco trastorne la organización del Congreso Futuro y relegue a un plano secundario una reunión sobre ciencia, progreso y desarrollo. Básicamente nos aclara las prioridades que nuestra clase dirigente tiene”.
  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

Ad portas de la visita del Papa Francisco a Chile, el escritor y periodista Óscar Contardo, en conversación con El Mostrador, critica varios aspectos de la visita, entre ellos el financiamiento económico.

“Por una parte dicen -frente a la danza de millones- que hablar de dinero es mercantilizar el tema y por el otro hablan de los cuantiosos recursos que generará por el turismo. No se ponen de acuerdo ¿es o no es un asunto de dinero? ¿Le pidieron o no le pidieron 7 mil millones al Estado de chile?”.

-¿Ves alguna justificación para decretar feriado por la visita del papa?

- Ninguna justificación razonable. No le veo justificación para que el Congreso se ocupe de un asunto así. Me parece además que es muy sintómático que la visita de Francisco trastorne la organización del Congreso Futuro y relegue a un plano secundario una reunión sobre ciencia, progreso y desarrollo. Básicamente nos aclara las prioridades que nuestra clase dirigente tiene.

-Anteayer, Berríos disparó contra la visita, acusándola de "críptica". Además, criticó que la iglesia católica está muy alejada de la gente. ¿Compartes ese diagnóstico?

-Las declaraciones del señor Berrios son las de un sacerdote respecto de un superior. No me corresponde comentarlas porque no soy religioso ni pertenezco a su agrupación.

-Hace un tiempo dijiste que te resultaba insólito que fuera tan caro escuchar hablar sobre el valor de la sobriedad. ¿Podrías profundizar un poco más al respecto?

-El discurso político del papa Francisco vuelve una y otra vez sobre la desigualdad y la explotación y resulta que su visita significa un desembolso enorme para el Estado y encima una exigencia económica para los fieles de su iglesia. Eso me parece confuso, teniendo en cuenta los cuantiosos fondos de los que dispone el Estado Vaticano que encabeza -un Estado al que por lo demás el Estado Chile le financia una universidad- y la propia institución católica chilena. Incluso grupos de católicos se han quejado públicamente de zonas en donde las parroquias se mantienen con migajas, áreas pobres que la iglesia local tiene abandonadas. Entre el discurso y los hechos hay un contrasentido. Por una parte dicen -frente a la danza de millones- que hablar de dinero es mercantilizar el tema y por el otro hablan de los cuantiosos recursos que generará por el turismo. No se ponen de acuerdo ¿es o no es un asunto de dinero? ¿Le pidieron o no le pidieron 7 mil millones al Estado de chile?

-¿Identificas alguna importancia, a nivel de subjetividad social del país, en esta visita?

-No me cabe duda que para muchos católicos tiene una especial significado que venga el papa, por su relevancia espiritual. Pero no debemos olvidar que es también el líder de una organización que durante décadas encubrió y protegió crímenes espantosos. No tengo que mencionar el alcance global de los escándalos de abusos sexuales cometidos por sacerdotes ¿QUé ha hecho el Vaticano sobre eso? Creó una comisión anunciada con bombos y platillos a la que acabó asfixiando hace un par de semanas. La disolvieron porque los laicos que la integraban se dieron cuenta que no servía para nada, que los estaban usando. Encima el cardenal Law, el encubridor de la red de abusos más grande descubierta en Estados Unidos se le hace un funeral de príncipe. Law encubrió y protegió a sacerdotes que violaron a niños durante décadas. Muchas víctimas se suicidaron, hablamos de ese nivel de gravedad, de vidas destruidas, de familias destrozadas, de mucho sufrimiento ¿Qué hizo la Iglesia con él? Lo sacó de Estados Unidos para que no tuviera que enfrentar a la justicia. Murió en Roma plácidamente y el propio Papa Francisco asistió a su funeral. ¿QUé señal es esa para las víctimas de abuso alrededor del mundo? En Chile la historia no es muy diferente. Todo parece centrarse en Karadima pero hay congregaciones que tienen sus propios Karadimas que nunca fueron denunciados a la justicia civil, porque recordemos que la justicia canónica es secreta. Las víctimas de esos sacerdotes tampoco han recibido reparación alguna. Ellos lo saben, el papa lo sabe, todos los sacerdotes que dan su opinión por los medios lo saben. No se trata sólo del señor Barros en Osorno.

-A tu juicio, ¿de qué temas debería hablar el papa francisco durante su visita? 

-No me corresponde opinar sobre lo que debería o no decir el papa. Lo que me llama la atención es la gravedad de las contradicciones entre el discurso público de una institución y sus acciones. Una institución que por lo demás exige un trato privilegiado del Estado y mantiene una red de influencia y poder enorme.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Compartir Noticia

Más información sobre El Mostrador

Videos

Noticias

Blogs y Opinión

Columnas
Cartas al Director

Krassnoff

Envíada por Rodrigo Reyes S | 16 octubre, 2018

Cartas al Director

Noticias del día

TV