Domingo, 11 de diciembre de 2016Actualizado a las 08:48

Cuestionan asignaciones de Core de RN en la RM

por 24 julio 2010

Como una de sus tareas y atribuciones, el Consejo Regional de la Región Metropolitana asignó en el mes de junio los fondos correspondientes al dos por ciento de cultura e igual monto para deportes para el presente año. Para ello se acordó un formato de distribución, según el cual cada consejero asignó los recursos de manera individual.

Los proyectos en el ámbito de cultura y deporte que postularon a los mencionados fondos fueron 373 y 345, respectivamente, por lo que cada consejero debió asignar la suma de 37.393.000 millones de pesos a cultura y 43.140.000 millones a deportes, de un total de 1.122.296.00 y 1.122.290.000 para cada área.

Hasta aquí todo normal. Pero según quienes conocieron la distribución de las asignaciones, existe un elemento que se contradice con las normas, puesto que el consejero de RN Guido Benavides habría adjudicado gran parte del monto que le correspondía a proyectos provenientes de la Municipalidad de Ñuñoa.

Según un documento que consigna el proceso, Benavides asignó 31.270.000 millones de pesos al proyecto “Feria Bicentenario del Libro”, postulado por el municipio de Ñuñoa y sólo 6.026.352 a la iniciativa “Jugando con Música” de la comuna de San José de Maipo. Mientras que de deportes, el consejero en cuestión otorgó 13.533.100 millones de pesos al proyecto “Intercomunal de Atletismo Escolar Ñuñoa 2010” y 25.823.897 millones a “Olimpiadas Bicentenario Ñuñoa 2010”, ambos postulados por el municipio ñuñoíno.

Si bien el proceso no está en cuestionamiento, sí lo es el hecho de que Guido Benavides habría contravenido la Ley Orgánica de Gobiernos Regionales, que en su artículo 33 establece que “el cargo de consejero regional será incompatible con el de concejal y con el de miembro de los consejos económicos y sociales provinciales y comunales. Será incompatible, también, con el desempeño de las funciones públicas señaladas en las letras a), b), c) y d) del artículo anterior, con los de secretarios ministeriales y los de directores de servicios regionales, y con todo otro empleo, función o comisión en el mismo gobierno regional o con cargos en las plantas directivas de las municipalidades”.

En base a esta normativa, fuentes de la Intendencia sostienen que Benavides estaría transgrediendo la ley, puesto que este año forma parte de la planta de funcionarios de la Municipalidad de Ñuñoa. Ello, porque el consejero es funcionario de la Defensoría Municipal del municipio al que le asignó gran parte de los recursos que le correspondía otorgar a los proyectos de cultura y deportes, por lo que percibe un salario a honorarios de 1.111.111 millón de pesos, según consta en la página del municipio.

Compartir Noticia

Más información sobre El Mostrador

Videos

Más Noticias

Blogs y Opinión

Encuesta

Mercados

TV

Cultura + Ciudad

Deportes