lunes, 24 de septiembre de 2018 Actualizado a las 06:42

¿Y ahora qué compramos? la confusa lluvia de etiquetas de la nueva etapa de la ley de alimentos

por 12 julio, 2018

¿Y ahora qué compramos? la confusa lluvia de etiquetas de la nueva etapa de la ley de alimentos
La duda que surge ahora es también qué sustitutos está usando la industria alimentaria para saltarse los sellos y si éstos son o no saludables: endulzantes no calóricos, y de polioles (un tipo de hidratos de carbono) en vez de azúcar, uso de la carragenina (texturizante) en vez de materias grasas y cloruro de potasio en sustitución del sodio o derechamente la reducción de sal.
  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

Hasta ahora el 60% de los productos envasados contenían los sellos “altos en” y se estima que a partir de hoy de la entrada en vigencia de la segunda fase de la Ley del Etiquetado de los Alimentos, será el 80% los que tendrán esta advertencia. Así, el espacio para leer estas etiquetas como unas advertencia de consumo parece perder algo de lógica, dejando una minoría de los productos en góndolas libres de sellos, lo que estaría asociado a ser saludables.

“Lo que cambia es que aumentan las exigencias de aplicación de los puntos de corte, porque antes con 22,5 gramos de azúcar por 100 gramos de alimento clasificaba para ‘Alto en’ desde ahora basta con 15 gramos de azúcar por 100 gr., para tener el sello ‘Alto en Azúcares’)”, explica Jessica Moya, académica de la carrera de Nutrición y Dietética de la U. San Sebastián (USS).

Además de este cambio, se exige que la publicidad de estos productos en los medios de comunicación deberá contener el mensaje adicional que señala: “Prefiera alimentos con menos sellos de advertencia”, algo que ya se ve en varias paletas publicitarias de la vía pública.

La duda es entonces como una serie de productos, evidentemente, por ejemplo, altos en azúcar logran transitar en ese 20% sin sellos. La académica de la USS explica que la industria alimentaria en este tipo de productos declara los componentes en gramos y no en mililitros, por lo cual el corte es menos estricto. Por ello comenta que “los alimentos con consistencia de papillas como los yogures debieran establecer claramente si son sólidos o líquidos, de manera que no quede al arbitrio de las empresas esta definición”.

La duda que surge ahora es también qué sustitutos está usando la industria alimentaria para saltarse los sellos y si éstos son o no saludables: endulzantes no calóricos, y de polioles (un tipo de hidratos de carbono) en vez de azúcar, uso de la carragenina (texturizante) en vez de materias grasas y cloruro de potasio en sustitución del sodio o derechamente la reducción de sal.

"Los alimentos procesados y ultra procesados presentan muchas veces una solución, por lo que es muy difícil y casi imposible que los dejemos de consumir, pero deben estar en menor proporción en nuestra dieta respecto a los alimentos y preparaciones, caseras,  naturales y mínimamente procesados”, añadió la experta.

Con todo, habrá que esperar un tiempo para ver que artimañas despliegan los productos para mostrarse libre de sellos, pero también para saber si ese 80% de productos con sellos y sobre todo aquellos que generen efectos nocivos en la salud, son menos elegidos gracias a la entrada en vigencia de la segunda etapa de la ley.

Más información sobre El Mostrador

Videos

Noticias

Blogs y Opinión

Columnas
Cartas al Director
Cartas al Director

Noticias del día

TV