jueves, 21 de marzo de 2019 Actualizado a las 04:40

CULTURA

Autor Imagen

Día del Flamenco: un arte que ha crecido gracias a la influencia de muchas culturas

por 16 noviembre, 2018

Día del Flamenco: un arte que ha crecido gracias a la influencia de muchas culturas
  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

Este 16 de noviembre se conmemora el Día del Flamenco, declarado Patrimonio Inmaterial de la Humanidad por la Unesco en 2010.

Varios siglos han pasado desde que esas primeras comunidades salieron del norte de la India -una de las teorías más aceptadas por los etnólogos- para migrar hacia nuevas tierras. Se dice que pasaron por Egipto (por eso fueron conocidos como “egiptanos”), y luego se dividieron, yéndose unos hacia los balcanes, asentándose en lo que hoy es Rumania, Hungría, Bulgaria, y otros atravesando el norte de África, bebiendo de la cultura arábica, antes incluso de pisar una Andalucía gobernada por los califatos. El Flamenco, arte del pueblo gitano andaluz, ha crecido también gracias a la influencia de muchas culturas, y ahí radica una de sus mayores riquezas y hondura, expresadas sobre todo a través de la tríada baile, guitarra y canto.

En Chile se ha encontrado que hay baile Flamenco desde fines de la década del 30. “Se identifican como exponentes y maestros más antiguos del flamenco tradicional a Miguel Jordá y Virgilio Azhara, mientras que en la línea de la Danza Española se reconoce a Alhambra Fiori, Jesús López y Matilde Peón”, sobre todo ligado a la danza española y clásico español, según la investigación que está llevando a cabo Memoria Chilena Visual del Flamenco en Chile. A partir de los años 80, gracias a la internacionalización de artistas del flamenco, y la masificación de la TV y el cine, que también contribuyó, comienza a haber un desarrollo importante de un flamenco más, tanto en Chile como en el resto de los países del mundo. El flamenco quiere dejar de ser la postal “folclórica” en su propia España, cruzándose con otros lenguajes artísticos, como el cine, el teatro y la danza contemporánea, entre otros.

¡Cómo olvidar la maravillosa trilogía de Carlos Saura -Carmen, El Amor Brujo y Bodas de Sangre- por ejemplo, ¡que ha inspirado a tantos!

Hoy en día, nuestro país cuenta con un amplio despliegue del arte del Flamenco, prácticamente desde Iquique a Punta Arenas, con profesionales bailaores/as, coreógrafos y músicos, profesores, escuelas, academias y alumnos/as en distintas ciudades, y con una producción que abre nuevos espacios escénicos para su creación y difusión. Si bien se vuelve siempre a ¨la fuente¨, ojalá en la misma España- hasta donde han llegado artistas nacionales a estudiar, trabajar y vivir del flamenco- se puede hablar de una creación local que tiene un sello propio, con temáticas coreográficas y composiciones musicales que abarcan a veces nuestros propios sonidos y sensibilidades, y que crece día a día, tanto en su formato tradicional como en la mixtura con otras disciplinas artísticas o formas de expresión, y por qué no, pronto abriendo puertas a la nueva migración que recibimos.
Así como el jazz traspasó las fronteras raciales, culturales y territoriales, el flamenco apuesta a crecer e instalarse en Chile con fuerza, solidez y frescura. ¡Chile tiene Flamenco!

María Fernanda García. Pdta. de Asociación de Flamencos de Chile AFLACH

 

Más información sobre El Mostrador

Videos

Noticias

Blogs y Opinión

Columnas
Cartas al Director
Cartas al Director

Noticias del día

TV