jueves, 12 de diciembre de 2019 Actualizado a las 14:15

OPINIÓN

Autor Imagen

Mala decisión

por 16 noviembre, 2019

Mala decisión
Chile llegará a Marzo sin fútbol competitivo, considerando que se anularon los partidos ante Bolivia y Perú. Chile llegará con muchas dudas. ¿Quién será el lateral izquierdo permanente? ¿La cabeza de Rueda está focalizada 100% en este proceso o tiene ganas de irse? ¿Jugaremos con dos o tres puntas? ¿Qué jugadores de la Sub 23 se pueden sumar al proceso? ¿Estamos en condiciones de pelearle a otros países como argentina, Brasil, Uruguay , Colombia y Perú que sostiene procesos sólidos y avanzados? ¿Quién será el reemplazante de Gary Medel para el primer juego? ¿Qué estrategia usaremos de local y de visita? Y así podemos seguir sumando inquietudes a esta lista.
  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

No queda nada para el inicio de las Clasificatorias rumbo a Qatar 2022. En marzo es la hora de la verdad y Chile se quedó sin jugar y lo más grave aún, el técnico Reinaldo Rueda decidió liberar a los jugadores; desaprovechando la oportunidad de trabajar en el laboratorio de Juan Pinto Durán y tratar de mejorar y corregir errores del equipo de cara a la eliminatoria.

Y esta mala decisión adoptada por todo el plantel, aunque surgen dudas si todo el colectivo participó y opinó al respecto; no pasa por no tener la empatía solidaria y de conciencia respecto al momento social y político que se vive en nuestro país desde el 18 de Octubre. Por que el colocarse en el lugar de los más afectados y oprimidos es sumamente válido, eso no se discute ni cuestiona. Pero el grupo pudo haber viajado y expresado en Lima igual. Nadie podría coartarles la libertad de sumarse y decir presente, sin embargo, adoptaron una determinación casi autoritaria y que pone en jaque mucho del futuro de la Roja de cara a volver a estar entre los mejores del orbe.

Y siento que acá otra vez Rueda careció de liderazgo férreo y sensato. En su conferencia del miércoles 13, el técnico jamás se pronunció con certeza respecto a su postura respecto a esta especie de asonada del plantel. Dijo ser “neutral”. Me pregunto ¿Un líder y cabeza de grupo puede serlo? Según mi opinión. No y en esta oportunidad el colombiano se mostró indeciso y falto de carácter. A eso sumar, que bien pudo aprovechar estos días para trabajar con la Adulta y Sub23, pero liberar a los jugadores se suma a un error de conducción y trabajo casi imperdonable.

Rueda estaba molesto y puedo entenderlo. Días antes, Chile se bajó de un torneo internacional en Canarias; donde la selección preolímpica iba a disputar partidos de alto nivel. Acusó a los clubes y ese punto se lo cedo por completo, de hecho la semana pasada en esta mismo espacio de opinión me referí a la “mezquindad” de los clubes al no permitir y facilitar a los jugadores, considerando que salvo algunas excepciones, son titulares en sus respectivas escuadras, pero también así como el colombiano apuntó a conceptos de “mediocridad” “mezquindad” y “no facilitar el trabajo”, él bien pudo y puede golpear la mesa. Rueda ha hecho concesiones desde que asumió el mando de la Roja; partiendo por el conflicto Bravo-Vidal, citaciones acomodadas de jugadores del medio nacional, partidos con rivales de menor envergadura y algunas otras, que hoy le pasan la cuenta como capitán del buque. Hoy patalear está permitido, el tema es que su pataleo llegó tarde y casi como amenaza, algo que seguramente no generará un efecto positivo.

Volvamos a la decisión de los jugadores. Desde que estalló el conflicto social, muchos se pronunciaron al respecto. Una posición absolutamente válida y auténtica, que se agradece y valora, porque ellos como referentes deportivos, llegan con su mensaje a la masa. Pero si bien el tomar una postura está sumamente bien, por que este tema de no querer presentarse lo afrontaron desde otra perspectiva. Antes incluso de ser nominados hablar y decidir, no viajar, llegar y determinar. Hay conductos regulares que respetar, protocolos que asimilar y conciencia total de la decisión que se está tomando y las consecuencias de este acto. Si algún jugador sentía que la situación país lo superaba, podía internamente hacer ver esto y pedir no venir o ser considerado. La imagen que vuelve a entregar este “famoso camarín” es que son autónomos y deciden ellos el destino. No es así muchachos, creo que se equivocaron y aun pudiendo hacer la manifestación de apoyo popular que estimaran conveniente en Lima, debieron viajar, respetar la camiseta y el escudo y de paso ser una fuente de unidad, aunque sea por algunos minutos. Estoy convencido que el país entero hubiese leído de buena forma ese mensaje. Si para ustedes las redes sociales son determinantes y muchas veces radicales, aléjense de ellas y no solo las usen para emitir una suerte de comunicado grupal, que solo dos referentes del plantel publicaron ¿Y el resto acaso no tiene la misma opinión?

Chile llegará a Marzo sin fútbol competitivo, considerando que se anularon los partidos ante Bolivia y Perú. Chile llegará con muchas dudas. ¿Quién será el lateral izquierdo permanente? ¿La cabeza de Rueda está focalizada 100% en este proceso o tiene ganas de irse? ¿Jugaremos con dos o tres puntas? ¿Qué jugadores de la Sub 23 se pueden sumar al proceso? ¿Estamos en condiciones de pelearle a otros países como argentina, Brasil, Uruguay , Colombia y Perú que sostiene procesos sólidos y avanzados? ¿Quién será el reemplazante de Gary Medel para el primer juego? ¿Qué estrategia usaremos de local y de visita? Y así podemos seguir sumando inquietudes a esta lista.

A mí en lo personal me sigue preocupando todas estas señales negativas. Me encantaría ver a Chile en Qatar 2022, pero no a cualquier precio o costo. Me sigue dando vueltas que tengamos una oncena competitiva y no un plantel para afrontar el largo y oscilante camino de las Clasificatorias.

Cuando se toman decisiones siempre hay un efecto positivo y negativo. Por ahora, parece que no fue acertada esta y lo mantengo desde la mirada de poder haber aprovechado la visita a Lima para afinar detalles de la preparación y de paso sumar un manifiesto para la causa social. Ambas eran complementarias y no invalidantes.

  • El contenido vertido en esta columna de opinión es de exclusiva responsabilidad de su autor, y no refleja necesariamente la línea editorial ni postura de El Mostrador.

Más información sobre El Mostrador

Videos

Noticias

Blogs y Opinión

Columnas
Cartas al Director
Cartas al Director

Noticias del día

TV