domingo, 23 de septiembre de 2018 Actualizado a las 04:08

Destacado

Por qué los huracanes tenían sólo nombre de mujer

por 9 septiembre, 2017

Por qué los huracanes tenían sólo nombre de mujer
Tuvieron nombre de santos, políticos y mujeres... hasta que las protestas feministas a mediados de los años 50 cambiaron la historia
  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

La costumbre hasta hace bien poco era la de «bautizar» al huracán de turno según el santo del día. Así «Santa Ana» asoló Puerto Rico el 26 de julio de 1825 y «San Felipe» lo hizo el 13 de septiembre de 1928. En septiembre de 1834 el huracán «Padre Ruiz» sobre la República Dominicana recibió ese nombre por presentar sus credenciales en medio de un funeral que oficiaba el sacerdote.

Se nombraron también con referencias a catástrofes humanas, como el «Rising Sun» de 1700, que invocaba el hundimiento del «Rising Sun» en el que murieron 97 personas, o según la localidad que golpeaban, Galveston en 1900.

El primero en «bautizar» con nombres de persona a los huracanes parece que fue un meteorólogo británico, Clement Wragge (1852 – 1922), quien, quizá despechado por alguna señora, utilizaba nombres femeninos para referirse a las tormentas tropicales y cuando éstas eran especialmente fuertes recurría a los nombres de los políticos de su época que más aborrecía.

Los nombres de mujer se consolidan entre los meteorólogos norteamericanos de la Segunda Guerra Mundial y en 1953 Estados Unidos convierte en oficial la práctica. No está totalmente claro por qué fue así, pero la tradición marítima de referirse al océano como una mujer pudo jugar un papel.

Se esperan importantes daños en Cuba por los fuertes vientos del Irma (Alexandre Meneghini / Reuters)

Esa fue la tónica hasta que la feminista Roxcy Bolton (que falleció recientemente) empezó una campaña para mostrar el desagrado de muchas mujeres, molestas por ser asociadas arbitrariamente con el desastre. Las campañas de Bolton y otras activistas finalmente persuadieron a las autoridades de Estados Unidos a comenzar a usar nombres masculinos nuevamente en 1979.

Hoy, los nombres de los huracanes los decide un comité de la World Meteorological Organization, de acuerdo a una lista alfabética -no figuran la Q, U, X, Y, Z, debido a los pocos nombres que comienzan así- con una periodicidad de seis años, al cabo de los cuales los nombres son reutilizables salvo que hayan pertenecido a una tormenta especialmente violenta, en cuyo caso se retiran. En esta página del National Hurricane Center pueden verse los nombres que se utilizarán este y los próximos cinco años, hasta 2022.

En un estudio de 2014 se aseguró que los huracanes con nombre femenino causan significativamente más muertes, al parecer porque se perciben con menor riesgo y, por tanto, se preparan con menor cuidado.

 

Fuente: abc.es

Compartir Noticia

Más información sobre El Mostrador