Viernes, 9 de diciembre de 2016Actualizado a las 20:02

Toyota anuncia instalación de nuevos sistemas de frenado de emergencia

por 17 febrero 2010

Toyota anuncia instalación de nuevos sistemas de frenado de emergencia
El nuevo sistema desengrana el motor de la transmisión si el acelerador y el freno están presionados a la vez.

Akio Toyoda, presidente del primer fabricante mundial de automóviles, Toyota Motor, negó hoy que la compañía haya ocultado problemas de calidad relacionados con la llamada a revisión de más de 8 millones de vehículos en todo el mundo.

Toyoda, en su tercera rueda de prensa en doce días, indicó además que no testificará en la audiencia del Congreso de EEUU que trata de determinar en qué momento el fabricante fue consciente de los problemas con los aceleradores de sus vehículos y si actuó a tiempo para solucionarlos, informó la agencia Kyodo.

El nieto del fundador de Toyota anunció también la creación de un comité de control de calidad, con responsables en sus principales regiones de negocio, tras las masivas llamadas a revisión, que han supuesto la mayor crisis en la historia del fabricante nipón.

Desde finales de noviembre Toyota ha llamado a inspección alrededor de 8 millones de coches, especialmente en EEUU y Europa, por problemas en el acelerador.

A esta cifra se sumaron la semana pasada otros 437.000 de cuatro modelos híbridos, entre ellos la última generación del popular Prius, por problemas relacionados con el software que, en terrenos deslizantes, podían ocasionar retrasos en el sistema de frenado.

El fabricante nipón prometió hoy que el 80 por ciento de las reparaciones de sus híbridos se habrá completado antes de que termine febrero.

Además, Toyoda, de 53 años, anunció que el grupo instalará nuevos sistemas de frenado de emergencia en todos sus modelos para evitar problemas con el pedal del acelerador como los que originaron los primeros llamamientos masivos a revisión.

El nuevo sistema desengrana el motor de la transmisión si el acelerador y el freno están presionados a la vez.

La comparecencia de Toyoda se produce una semana antes de que el fabricante nipón tenga que declarar ante el Congreso de Estados Unidos por su actuación a la hora de responder a los problemas de las aceleraciones repentinas.

A esa sesión asistirá el jefe de las ventas en el país norteamericano, James Lentz.

El Gobierno estadounidense ha pedido documentos a Toyota para determinar si actuó a tiempo para atajar los problemas en sus modelos, que han motivado al menos 13 demandas judiciales de conductores por posible responsabilidad en accidentes con muertos y heridos.

Según la ley estadounidense, un fabricante tiene cinco días, después de determinar que existe un defecto, para comunicar el problema a las autoridades federales.

La Administración Nacional para la Seguridad en la Carretera de EEUU (NHTSA) ha abierto la investigación tras recibir centenares de nuevas quejas de propietarios de vehículos Toyota, entre ellas las de 34 muertes supuestamente relacionadas con la aceleración involuntaria de los automóviles.

Compartir Noticia

Más información sobre El Mostrador

Videos

Más Noticias

Blogs y Opinión

Encuesta

Mercados

TV

Cultura + Ciudad

Deportes