martes, 16 de octubre de 2018 Actualizado a las 08:27

Crisis SMU: Saieh y Southern Cross logran tregua con ventajas para el fondo

por 16 septiembre, 2013

Crisis SMU: Saieh y Southern Cross logran tregua con ventajas para el fondo
Acordaron recortar el aumento de capital en más de US$ 100 millones y postergar la apertura en bolsa. También valoran la empresa en US$ 1.000 millones. Por separado, la empresa de retail reveló pérdidas al primer semestre se dispararon.
  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

Alvaro Saieh mantuvo ocupada anoche a la Supertintendencia de Valores y Seguros (SVS). Cuando el personal ya tenía en mente las fiestas patrias, SMU, el holding supermercadista del empresario, publicó un par de hechos esenciales que tendrán al mercado ocupado este lunes  tratando de entenderlos. El más relevante es el anuncio de que la pelea al interior del directorio quedó en pausa.

SMU anunció que se llegó a una tregua con Southern Cross, el socio que tiene 14% de la empresa y que venía haciendo fuertes críticas a como Saieh estaba manejándola.

Como parte de la tregua, acordaron recortar el aumento de capital en más de US$ 100 millones y dejar sin efecto el que se aprobó en agosto por US$ 600 millones. El acuerdo implica postergar la apertura en Bolsa. Para esos efectos, acordaron darle a SMU una valorización patrimonial de US$1.000 millones.

El directorio informó que convocará a una nueva junta extraordinaria de accionistas para aprobar lo acordado.

Un inversionista que tiene bonos de SMU dice que, a primera lectura, la tregua favorece ampliamente al fondo controlado por Norberto Norita y Raúl Sotomayor.

Curiosamente, sólo Pulso y La Tercera, los diarios de Copesa, el consorcio periodístico controlado por Saieh, se dieron cuenta del hecho esencial de anoche y pudieron publicar esta mañana.

PERDIDAS SE DISPARAN

El otro hecho esencial de la noche del domingo revela que sus pérdidas durante el primer semestre se dispararon y tocaron los $ 286.000 millones. En el mismo periodo, el año pasado, la empresa perdió $ 27.983 millones, o sea las pérdidas se multiplicaron por 10.

En su análisis razonado, SMU explicó que esta pérdida se debe principalmente al resultado negativo de $ 214.883 millones proveniente de la aplicación del test de deterioro realizado sobre la plusvalía y otros activos intangibles de la empresa.

"La pérdida determinada por el test de deterioro se ve reflejada en el ítem no operacional ‘Otras Pérdidas’ y no genera un efecto en la caja de la compañía", declaró SMU.

Los ingresos aumentaron 1,0 % a $ 1.039.799 millones y los costos también permanecieron relativamente estables. Aunque los gastos entrerrelacionados suman millones y fuentes cercanas al directorio dicen que deberían ser cuestionadas.

SMU afirmó que producto del cambio en la política de contabilización de los arriendos, los pasivos financieros al 30 de junio de 2013 disminuyeron $ 139.499 millones respecto a los contabilizados al 31 de diciembre 2012 (conforme a la política contable aplicada a esa fecha).

El anuncio ocurre a menos de una semana que el holding de Saieh modificara no sólo resultados correspondientes al primer trimestre de 2013, sino también al 2012.

PÓLEMICA SOBRE "TIMING"

La tarde de un 11 de septiembre no es precisamente un buen momento para analizar los estados financieros revisados de SMU a marzo de 2013. La mayor parte de los medios de comunicación apenas dieron cuenta de ellos el miércoles, pese a la expectación que existía sobre su publicación.

Cabe recordar que, por medio de hechos esenciales enviados en julio, la compañía advirtió al mercado sobre errores en la valorización y registro de contratos de arrendamiento de inmuebles.

Posteriormente, a fines de agosto, informó que también había datos equivocados en las partidas de gastos. Sin ir más lejos, $ 2.887 millones en provisión de gastos por bonos al personal no fueron contabilizados en los estados financieros al primer trimestre y así lo reconoció con todas sus letras.

Esto llevó a que se revisaran ambos ítem —contratos de arrendamiento de inmuebles y gastos de administración y ventas— y que se remitieran nuevamente, este 11 de septiembre, los estados financieros a marzo, echando abajo los resultados publicados en mayo.

Lo más relevante es que la administración actualizó las cifras de resultados. No sólo las correspondientes al primer trimestre de este año, sino también las del mismo período de 2012. Es decir, los montos a diciembre de 2012 que sirvieron de base para la emisión de bonos en el extranjero (US$ 300 millones) también están sufriendo cambios. Ahora, lo que en estricto rigor correspondería es que SMU retire los estados financieros a diciembre de 2012 y los corrija tal como hizo con los del primer trimestre. Una decisión compleja de tomar, pero que apunta a transparentar una situación que se venía arrastrando con antelación al período enero-marzo de este año.

LOS PRINCIPALES CAMBIOS

Ya es público que si en mayo había informado que las pérdidas en los tres meses del año se empinaban a $ 22.701 millones, después del ajuste que publicaron el miércoles llegan a $ 27.682 millones. Lo que no se sabía es que las pérdidas del año pasado también se cambiaron: si en mayo se dijo que las pérdidas eran de $ 18.674 millones en el primer trimestre de 2012, ahora éstas subieron a $ 20.648 millones.

Cuando la empresa se refiere a los ajustes surgidos de la corrección de los errores por concepto de contrato de arrendamiento de inmuebles, no sólo realizó modificaciones al primer trimestre de 2013, sino también a las cifras publicadas al 31 de diciembre de 2012 y al 1 de enero de 2012. Los ajustes por este concepto y que se reflejaron en los estados financieros al primer trimestre de este ejercicio como mayores pasivos llegaron ahora a los $ 77.310 millones.

Todo esto conllevó a que los Ebitda de la compañía en los distintos períodos tampoco reflejaran la realidad. Por ejemplo, ahora la empresa señaló que a marzo su Ebitda era de $ 9.634 millones que se compara con los $ 17.995 millones a marzo de 2012, y en los que publicaron en mayo indicaban que en el primer trimestre de este año dicha glosa sumaba $ 15.817 millones contra los $ 19.282 millones de igual período de 2012.

El Ebitda es el resultado de la suma de ingresos de actividades ordinarias, costo de ventas, gastos de distribución, gastos de administración, monto al cual se descuenta el valor de la depreciación y amortización de intangibles. Este indicador es relevante para verificar la viabilidad de la empresa y la capacidad de pagar su deuda a través del flujo de caja que genera.

Fue justamente la poca generación de Ebitda uno de los temas de discusión entre los accionistas que participaron en la Junta Extraordinaria de Accionistas que se realizó el 8 de agosto pasado. El que abrió el debate fue el conocido inversionista Jorge Quiroz Castro, quien representa a OS Investment Fondo de Inversión Privado.

Ahora bien, si ya estaban preocupados en esa ocasión, a la luz de las nuevas cifras que salen de la publicación de los estados financieros de marzo, está claro que la compañía se encuentra en peores condiciones de lo que suponían.

Compartir Noticia

Más información sobre El Mostrador

Videos

Noticias

Blogs y Opinión

Columnas
Cartas al Director

Krassnoff

Envíada por Rodrigo Reyes S | 16 octubre, 2018

Cartas al Director

Noticias del día

TV