sábado, 20 de octubre de 2018 Actualizado a las 14:06

Aparece implicada en investigación de la SVS

El cuestionado rol de BanChile en las Cascadas y la arista Celfin

por 29 octubre, 2013

El cuestionado rol de BanChile en las Cascadas y la arista Celfin
Dos de las operaciones más polémicas las hizo la corredora de los Luksic y habrían sido visadas por el directorio. A BTG (ex Celfin) le salpica que uno de los cómplices de Ponce operó a través de la corredora.
  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

LarrainVial es la corredora más complicada con el caso Cascadas, pero no es la única.

Ayer, el directorio de la Bolsa se reunió por primera vez desde que se conociera la participación de León Vial y la corredora como actores “instrumentales” en el esquema de Ponce Lerou. El directorio que preside Pablo Yrarrázaval y donde participó Vial, analizó el caso y declaró que estudiarán las propuestas del Comité de Buenas Prácticas a propósito de las Órdenes Directas (OD) en las operaciones de mercado, los plazos de difusión de los remates y las exigencia de información para evitar conflictos de interés, esta última medida considerada como una clara referencia al caso del presidente de la mayor corredora del país.

Fuentes de mercado indicaron que Vial no se abstuvo en la discusión porque no hubo ninguna votación y destacaron que el empresario “dio la cara” en la mesa. De hecho, el directorio hizo una declaración pública en la cual deslizó una defensa corporativa frente a la investigación de la SVS.

“El directorio hace presente que todas las transacciones efectuadas en la Bolsa de Comercio de Santiago son ejecutadas en conformidad a la reglamentación bursátil, y forman parte de un mercado regulado con altos niveles de supervisión, realizándose bajo el principio de la buena fe y la confianza (…) dado que la Superintendencia de Valores y Seguros se encuentra realizando una investigación sobre la materia, lo que corresponde es respetar el debido proceso y el principio de inocencia y no anticipará opiniones, juicios o medidas respecto de las instituciones y personas mencionadas en dicha investigación”, señaló la entidad sin señalar directamente a Vial.

Sin embargo, la segunda corredora, Banchile Inversiones, ligada al Banco Chile y que es parte del Grupo Luksic, aparece implicada en algunas de las operaciones más cuestionadas en la investigación de la SVS.

“Banchile hizo algo parecido a lo de LarrainVial, con la diferencia de que Luksic no participó en esas operaciones”, dice un alto ejecutivo de una AFP que conoce íntimamente el caso.

Aunque participó en numerosas transacciones de las cascadas entre 2009 y 2011, en al menos dos de las grandes operaciones cuestionadas por la SVS, Banchile tuvo una actuación relevante.

La primera ocurre en diciembre de 2009, donde también participa activamente Citigroup y la sociedad ligada a Julio Ponce Lerou, Inversiones del Parque (Citi es socio minoritario de los Luksic en la propiedad de Banco Chile).

Pampa Calichera, la sociedad que invierte en SQM, compra el 18 y 21 de diciembre de ese año 3,37 millones de acciones SQM-B a Citigroup e Inversiones del Parque a un promedio de $ 19.502 por papel. Luego, del 23 al 29 de ese mes adquiere 3,46 millones, casi en su totalidad a las mismas sociedades a las que le había comprado días atrás, pero a $ 19.313. Pampa logra millonarias utilidades (el 39% de las ventas de acciones de ese año), no por el precio de la venta final –que era perjudicial para sus intereses–, sino porque sus papeles originalmente estaban a un valor contable mucho menor. Pero, al mismo tiempo, le generan una pérdida financiera de $ 638 millones por la diferencia de precio entre la venta y la compra de ese mes.

Citigroup, en tanto, genera una ganancia de $ 252 millones, Del Parque otros $ 256 millones y Banchile casi$ 121 millones.

Según el análisis de la SVS, las operaciones buscaron una pasada contable y no traspasar la propiedad, contando para ello con la participación de Banchile.

“La mecánica de estas operaciones, la reiteración de sus participantes, la concordancia entre el horario del ingreso de las órdenes, la realización de estas operaciones principalmente a través de operaciones 00 y el resultado para sus participantes, son elementos indiciarios que darían cuenta que esas operaciones buscaron generar utilidades contables para Pampa Calichera, en base a los que repartió dividendos en el año 2010, y no así transferir la propiedad de dichas acciones. Así, en un período breve de tiempo, Pampa Calichera adquirió un volumen importante de acciones SQM-B para a renglón seguido vender un número similar de estos títulos a las mismas personas a las cuales había adquirido estas acciones, comprando las acciones a un precio mayor al precio al cual vendió las acciones SQM-B, valiéndose para ello de la actuación de Banchile, que ejecutó las órdenes a través de operaciones OD efectuadas por lo general en la BEC (Bolsa Electrónica de Comercio)”.

En este punto, la SVS agrega un elemento adicional que devela la actuación no sólo de la corredora Banchile, sino del propio banco que preside Pablo Granifo. Señala la SVS que, entre el 18 y el 28 de diciembre, el banco financió con US$ 50 millones a Global Minning (filial de Pampa) a través de operaciones simultáneas, otorgadas el 23 de diciembre y que tenían vencimiento en julio de 2010.

El regulador dice que, según su información, el financiamiento se renovó en la fecha acordada, pero Pampa le indicó que lo había hecho el 1 de enero de 2010, es decir, una semana después de haberle otorgado el financiamiento.

La fecha es relevante, pues para la corredora Banchile las simultáneas eran lucrativas vías de negocio. Si la operación se pagaba antes del plazo de vencimiento, las comisiones se cobraban igual, generando una utilidad relevante.

Y para Banchile esta vía de negocios había crecido en forma destacada, impulsando de manera considerable sus ingresos. Las comisiones por intermediación de simultáneas caen dentro del ítem de ingresos por operaciones bursátiles.

Según los estados financieros de la corredora, en 2009 los ingresos por operaciones bursátiles llegaron a $ 13.139 millones, casi un 40% más que en 2008, pese a que las transacciones totales de la Bolsa subieron sólo 7%. En 2010 la figura se repite, pero con un alza de 72% para la entidad, mientras el mercado también subía fuerte, aunque menos de la mitad (30,5%). En 2011, en tanto, los ingresos por operaciones bursátiles de la corredora de Luksic vuelven a la realidad y caen 5,6%, en línea con el mercado (5,4%). En paralelo, LarrainVial creció 45% en 2009 y menos de 1% en 2010.

Por cierto, el margen de las simultáneas para la corredora era casi total. De hecho, en 2009 Banchile casi duplica las ganancias de 2008 hasta los $ 18.100 millones, superando en casi $ 2.500 millones al más grande del mercado (LV), que a su vez lo había superado en casi $ 1.000 millones en 2008. En 2009 la corredora de Luksic amplía drásticamente la distancia, superando en casi $ 4.700 millones a la corredora de León Vial.

Este no fue el único financiamiento vía simultáneas de Banchile a las cascadas, cuyo grupo habría aportado casi la mitad de los ingresos de la corredora en esos dos años.

Los dardos, según se deduce de la formulación de cargos inicial a Ponce y su círculo, apuntan al gerente de inversiones de Banchile de ese entonces –Cristián Araya–, por su participación en la segunda de las operaciones cuestionadas por el regulador, ocurrida en marzo de 2011.

En ella, Araya –personaje controversial del mercado– intermedia una venta de 5 millones de acciones SQM-A de Global Minning (filial de Pampa Calichera) a Linzor Total Return Fund a $ 27.100 cada papel. Tres minutos después, Linzor, a través de Banchile y el mismo ejecutivo, vende ese paquete de vuelta al grupo, pero a Oro Blanco, en $ 27.138,5 por acción.

La operación, según el oficio de cargos de la SVS, generó una comisión para Banchile de $ 29,1 millones y una “pasada” de menos de $ 165 millones para Linzor.

Aunque la transacción puso en el centro del caso a Araya, conocido por su agresiva apuesta en la bolsa, fuentes del mercado recuerdan que las operaciones se hicieron en pequeños lotes, que potencialmente permitían la interferencia por parte de terceros, lo que no ocurrió.

El círculo de la operación se cerró en octubre de 2011, cuando Potasios de Chile, recién creada filial de Norte Grande, compra a Oro Blanco los 5 millones de acciones a $ 29.000, generando un utilidad de US$ 18,3 millones a Oro Blanco.

La SVS ordenó a las cascadas reversar las utilidades generadas en esta seguidilla de operaciones, a excepción de la primera venta por parte de Global Minning a Linzor.

Hasta ahora la SVS no ha dado señales de querer hincar el diente a Banchile como institución, pero fuentes que conocen el caso dicen que la firma sigue en la mira del regulador. Las operaciones de la corredora habrían sido revisadas por el comité de directores y el responsable final es el gerente general de la corredora en ese momento: Jorge Rodríguez. Hasta ahora la SVS no habría llamado a testificar al presidente del banco, Pablo Granifo, por los negocios del banco con las cascadas.

En todo caso, las simultáneas que aportó el Chile a las cascadas no fueron exclusivas de la firma de Luksic. Otros bancos, como CorpBanca, también dieron este tipo de financiamiento a estas compañías y su uso es de común ocurrencia en el mercado, aseguran los operadores de bolsa.

BTG Pactual Chile (ex Celfin)

La corredora Celfin, hoy BTG Pactual Chile, también recibió algunas esquirlas del caso, aunque en una arista distinta e indirectamente.

El ángulo que lo salpica es el rol que jugó Alberto Le Blanc, ex gerente general de la difunta corredora Transcorp, que aparece actuando para Celfin en el mercado local. Así lo indicaron en declaraciones a la SVS en abril de 2013 el gerente general de la corredora de Celfin, José Antonio Labbé, el subgerente de agencias de Celfin, José Ignacio Labbé, y la encargada de creación de clientes de la misma corredora, Claudia Navarro. Esta última reconoció en su testimonio distintas sociedades vinculadas a Le Blanc, como firmas representadas por Transcorp.

Las declaraciones eran consideradas delicadas, pues a Le Blanc finalmente se le formularon cargos por la SVS y está considerado dentro del esquema que, según la autoridad, fue creado por Ponce.

Sin embargo, en mayo de este año, un mes después, José Antonio Labbé dijo haber incurrido “involuntariamente en una confusión”, aclarando que Transcorp había en alguna ocasión “referenciado” ciertos clientes a Celfin, por lo que la sociedad había quedado en un momento indicado en las pantallas como ejecutivo de la corredora, lo que “no resulta ajustado a la realidad”.

La “confusión” de los ejecutivos de Celfin hace ruido en la investigación, ya que la corredora participó en algunas intermediaciones de operaciones de las sociedades de Le Blanc (Transcorp e Inversiones La Palma) con Inversiones SQ, de Julio Ponce, a quien, según la SVS, Le Blanc sirvió de puente para el traspaso de acciones.

Entre junio y julio de 2011, Norte Grande y Oro Blanco vendieron papeles de Calichera A a Transcorp y La Palma, sociedades que luego vendieron los papeles a SQ. En este grupo de operaciones, Celfin es uno de los principales intermediadores junto con Banchile y en menor medida LarrainVial. La actuación de las corredoras es parte del análisis crítico de la SVS en el caso.

“El cúmulo de estos antecedentes indicarían que Inversiones Transcorp e Inversiones La Palma habrían operado de manera concertada con Inversiones SQ, habiéndo provisto de acciones de Calichera A a ésta, además de haberle servido de puente para la transferencia de acciones de dicho título con las sociedades Oro Blanco y Norte Grande. A este respecto, cabe notar que esta concertación habría sido posible en gran medida por la actuación de las corredoras de bolsa que participaron en estas operaciones”, afirma la SVS.

Fuentes del mercado consideran cuestionables la confusión de Celfin sobre Transcorp, sobre todo si la falta de claridad la evidenciaron tres ejecutivos importantes de la empresa, que debieran conocer los agentes con los que operan en el mercado. Aunque cercanos a la firma revelan que la SVS está satisfecha con las explicaciones de la corredora y no seguirían en la mira del regulador.

Otras corredoras que participaron en las operaciones fueron Bci, CorpBanca y, en el último tiempo, Euroamérica, aunque de acuerdo a la investigación no existen indicios para involucrarlas mayormente en el caso.

Más información sobre El Mostrador

Videos

Noticias

Blogs y Opinión

Columnas
Cartas al Director
Cartas al Director

Noticias del día

TV