Sábado, 10 de diciembre de 2016Actualizado a las 03:20

El adiós de Camerún mete a Holanda en octavos

por 19 junio 2010

El adiós de Camerún mete a Holanda en octavos
La ronda de las despedidas ha comenzado en el primer Mundial africano y ha sido un equipo del continente, Camerún, el primero en saberse eliminado.

Los Leones Indomables del Camerún, llamados a defender el orgullo africano en su territorio, rugieron su adiós al Mundial y su derrota ante Dinamarca (2-1) metió a Holanda en el club de los 16, el mismo día en que el díscolo Nicolas Anelka fue expulsado del "infierno francés".

Holanda, líder del grupo E con seis puntos, sólo puede ser adelantada por Dinamarca o por Japón, nunca por los dos, aún cuando perdiera frente a Camerún su último encuentro, y el equipo de Samuel Eto'o, por el contrario, sólo puede superar a un adversario aunque venza a los "tulipanes".

La ronda de las despedidas ha comenzado en el primer Mundial africano y ha sido un equipo del continente, Camerún, el primero en saberse eliminado.

En Pretoria, Samuel Eto'o demostró su instinto depredador cuando, en el minuto 10, recibió dentro del área un balón que había perdido Christian Poulsen y remató a gol, pero Dinamarca dio la réplica en el 33. Lars Jacobsen penetró por la banda derecha y su centro lo remató Nicklas Bendtner arrojándose al suelo.

En el 61 Dennis Rommedahl hizo el gol clásico de Leo Messi. Invadió el área por la derecha, recortó al defensa hacia afuera y con la zurda colocó el balón junto a la base del poste derecho.

En el partido que abrió jornada, Holanda, sin el todavía convaleciente Arje Robben, tuvo que esperar 53 minutos en Durban para batir la puerta japonesa con otro gol para cargar en la cuenta del escurridizo balón Jabulani, de imprevisible trayectoria aérea.

Wesley Sneijder agarró un derechazo desde fuera del área y el guardameta Kawashima, al tratar de rechazarlo con los puños, lo introdujo de refilón en su portería. Un nombre más que añadir a la lista de víctimas de Jabulani.

Dirk Kuyt había dicho que a Holanda le gusta comer sushi, el pescado crudo que no puede faltar en una mesa japonesa, pero los tulipanes, una vez controladas las últimas cargas de los asiáticos, sólo pudieron darse un raquítico banquete (1-0).

Por la tarde, en Rustenburgo, Australia y Ghana firmaron tablas pese a que los Socceroos jugaron 66 minutos con un hombre menos por la expulsión de Kewell, la segunda que sufre este equipo, después de perder a Tim Cahill en el debut contra Alemania.

En el undécimo minuto Holman aprovechó un fallo del meta ghanés, que no atrapó el balón tras una falta lanzada por Bresciano, para marcar, pero en el 24 Kewell tocó el balón con la mano en el área: penalti, que convierte Asamoah Gyan, y expulsión. Ghana disponía de toda la segunda parte para, con un hombre más, buscar el triunfo, pero la estadística recuerda que no había marcado más de un gol en sus once últimos partidos, y ahora tampoco lo hizo.

Ghana y Alemania, que encabezan el grupo A, librarán el miércoles un duelo a cara de perro por la clasificación en el que no sirve el empate si Serbia vence a Australia, que todavía sigue con vida.

La expulsión del francés Anelka por sus insultos al seleccionador, Raymond Domenech, en el descanso del partido contra México, restó protagonismo a los equipos contendientes.

El escándalo estalló en el seno de la selección francesa con los insultos de Anelka a Doménech, a quien llamó "sucio hijo de puta". El delantero del Chelsea, con una hoja de servicios plagada de indisciplinas, abandona el Mundial por la puerta de atrás.

En la novena jornada del torneo, las medidas de seguridad, o al menos la presencia policial, se reforzaron al día siguiente de que un aficionado penetrara hasta el vestuario inglés tras el partido contra Argelia en Ciudad del Cabo.

Compartir Noticia

Más información sobre El Mostrador

Videos

Más Noticias

Blogs y Opinión

Encuesta

Mercados

TV

Cultura + Ciudad

Deportes