WikiLeaks: ejército de EE.UU. “ignoró” torturas en Irak - El Mostrador

Lunes, 5 de diciembre de 2016Actualizado a las 23:52

WikiLeaks: ejército de EE.UU. "ignoró" torturas en Irak

por 23 octubre 2010

BBC Mundo
WikiLeaks: ejército de EE.UU.
Militares de Estados Unidos no investigaron torturas cometidas por el ejército de Irak en ese país, según revelan los nuevos documentos militares filtrados por la página de internet WikiLeaks.

Los archivos, compuestos por casi 400.000 documentos, indican que la información sobre torturas y abusos a iraquíes detenidos, incluidas electrocuciones y ejecuciones, llegó a manos de altos oficiales del Ejército pero con notas que decían que no se hicieran investigaciones adicionales.

Los documentos también sugieren que "cientos" de civiles fueron asesinados en retenes militares de EE.UU. después de la invasión de 2003.

La información obtenida por WikiLeaks parece mostrar además que EE.UU. tiene registros de las muertes de civiles, a pesar de que previamente lo ha negado.

En los archivos se afirma que el número de muertos en Irak entre 2004 y 2009 llegó a 109.000, y que el porcentaje de esos fallecidos que eran civiles alcanza el 63% (66.081 personas).

También se brindan nuevas indicaciones de la participación de Irán en el entrenamiento y entrega de armas a la insurgencia iraquí.

EE.UU. "condena"

La secretaria de Estado de EE.UU., Hillary Clinton, criticó la mayor filtración de documentos clasificados en la historia de EE.UU.

"Tengo la firme convicción de que debemos condenar en los términos más claros posibles la difusión de cualquier información, por parte de individuos u organizaciones, que ponga en peligro la vida de los soldados o civiles de EE.UU. y de sus aliados", aseguró Clinton.

En tanto, el Departamento de Defensa describió los documentos como observaciones realizadas por unidades tácticas y como instantáneas de trágicos acontecimientos.

Mark Mardell, corresponsal de la BBC en Washington, explica que la reacción política a esta filtración variará dependiendo de si efectivamente era política oficial hacer caso omiso a las torturas y a qué nivel recibió aprobación.

Además, se tendrá en cuenta si ocurrieron cuando Barack Obama ya era presidente, señala Mardell.

La filtración

La divulgación llegó tras días de especulaciones.

El Pentágono dispuso el domingo de un equipo de 120 personas para revisar los archivos y evaluar su impacto.

Dos días después, el vocero del Pentágono llamó a los medios de comunicación a no divulgar el contenido de los documentos secretos.

"Los medios tienen que tener cuidado. No queremos que WikiLeaks, como organización, gane credibilidad si medios con credibilidad facilitan la filtración", dijo el coronel David Lapan, quien urgió a WikiLeaks a "devolver los documentos robados al gobierno de Estados Unidos y no publicarlos".

La filtración de 400.000 documentos está muy por encima de los 70.000 documentos que salieron a la luz en julio sobre la guerra de Afganistán y que generaron un cruce de acusaciones entre el gobierno estadounidense, irritado por las filtraciones, y el fundador de WikiLeaks, Julian Assange.

Video de ejecución

Uno de los documentos hechos públicos este viernes describe como las autoridades militares estadounidenses recibieron un video en el que se veía a oficiales del ejército iraquí ejecutando a un prisionero en la localidad norteña de Talafar.

La grabación mostraría como los soldados sacan al detenido a la calle, le empujan contra el suelo, le golpean y le disparan.

En otro documento, se describen las sospechas de las tropas estadounidenses sobre un caso en el que soldados iraquíes cortaron un dedo a un detenido, al que también quemaron con ácido.

El portavoz del Pentágono Geoff Morrell le dijo a la BBC que si hubo testigos de los abusos cometidos por las fuerzas iraquíes, o si se recibieron informes sobre estos, el personal militar de su país tenía órdenes de informar a sus superiores.

"Y en el nivel apropiado, esa información sería comunicada a las autoridades iraquíes para que tomaran las acciones apropiadas".

Los documentos también revelan incidentes de los que no se tenía conocimiento en los que soldados de EE.UU. asesinaron a civiles en puestos de control.

En uno de esos casos, un helicóptero mató a 26 personas, la mitad de las cuales eran civiles.

Los archivos también parecen indicar que el ejército de EE.UU. clamó falsamente que no existían estadísticas oficiales sobre la muerte de civiles en Irak.

Los archivos hablan de una cifra de 109.000 fallecidos, de los que 66.081 eran civiles, 23.984 son clasificados como enemigos, 15.196 como miembros de las fuerzas de seguridad iraquíes y 3.771 como miembros de las fuerzas de la coalición.

WikiLeaks aseguró que eliminó todos los nombres de personas en los documentos que pudieran llevar a que se produjeran represalias.

Más información sobre El Mostrador

Videos

Más Noticias

Blogs y Opinión

Encuesta

Mercados

TV

Cultura + Ciudad

Deportes