Miércoles, 7 de diciembre de 2016Actualizado a las 07:34

Brasil despedirá al ex vicepresidente José Alencar con funerales de Estado y siete días de luto

por 29 marzo 2011

Brasil despedirá al ex vicepresidente José  Alencar con funerales de Estado y siete días de luto
El deceso del político de 79 años hizo que la presidenta Dilma Rousseff anticipara su retorno al país desde Portugal para estar presente en los funerales, que serán celebrados este miércoles en el Palacio presidencial de Planalto.

El vicepresidente brasileño, Michel Temer, anunció  siete días de luto nacional por la muerte de su antecesor José Alencar, quien falleció este martes víctima de un agresivo cáncer y será despedido mañana con funerales de Estado.

"Se trata de una pérdida irreparable para el país", declaró a periodistas Temer, quien debido al viaje de la jefa de Estado, Dilma Rousseff, a Portugal, ejercía hoy como presidente interino.

Temer confirmó que Rousseff, que mañana tenía previstas diversas actividades en Portugal, decidió anticipar su retorno a Brasil para asistir a los funerales de Alencar, que serán celebrados mañana en el Palacio presidencial de Planalto.

Alencar fue vicepresidente durante los dos mandatos del ahora expresidente Luiz Inácio Lula da Silva (2003-2011) y falleció hoy a los 79 años en Sao Paulo, a consecuencia de un cáncer abdominal que sufría desde hace más de una década.

Temer explicó que los restos de José Alencar llegarán a Brasilia mañana por la mañana desde Sao Paulo y serán trasladados luego al palacio presidencial para el funeral, al que se espera que asistan miles de personas.

Rousseff recibió hoy la noticia junto a Lula en la ciudad lusa de Coimbra, cuya universidad le entregó hoy al expresidente un doctorado honoris causa por su decidido combate contra la pobreza.

La jefa de Estado decidió cancelar los encuentros que debía tener mañana con el presidente portugués, Aníbal Cavaco Silva, y el primer ministro, José Sócrates, a fin de regresar a Brasil para encabezar el funeral de Alencar.

Según dijeron fuentes oficiales en Brasilia, Lula también ha cancelado parte de su agenda y deberá llegar a la capital brasileña mañana por la tarde, para también despedirse de quien hoy calificó en medio de sollozos de "hermano" y "compañero".

La muerte de Alencar paralizó al mundo político brasileño, que se volcó en homenajes y discursos en su memoria.

El presidente del Senado, José Sarney, de 81 años, se vio en la obligación de comunicar al plenario la noticia sobre la muerte de Alencar, ocurrida poco después del inicio de la sesión parlamentaria de hoy.

"Quiero, con emoción y tristeza, comunicar que acaba de fallecer el expresidente José Alencar, un gran brasileño, que prestó grandes servicios a la patria", declaró Sarney claramente emocionado.

Así como ocurrió en el Senado, la Cámara de Diputados también interrumpió su sesión ordinaria para dar paso a una gran cantidad de oradores que expresaron su pena por la muerte de Alencar.

A esas muestras de dolor se unieron varios ministros del actual Gobierno, como el titular de Defensa, Nelson Jobim, quien ocupaba ese mismo cargo el año pasado, pero con Lula.

Jobim recordó que, durante la primera gestión de Lula, Alencar ocupó en forma interina la cartera de Defensa y lo consideró como un "hombre íntegro" que ayudó a mejorar la relación "cívico-militar", y resaltó "su amor por la vida" y su "espíritu de lucha" como "ejemplo para todos los brasileños".

Más información sobre El Mostrador

Videos

Más Noticias

Blogs y Opinión

Encuesta

Mercados

TV

Cultura + Ciudad

Deportes