jueves, 18 de octubre de 2018 Actualizado a las 03:32

La UE estudia sanciones unánimes contra responsables de represión

Escala crisis en Ucrania: al menos 25 muertos en protestas y gobierno declara duelo nacional

por 19 febrero, 2014

Escala crisis en Ucrania: al menos 25 muertos en protestas y gobierno declara duelo nacional
Arden las barricadas y algunas tiendas de campaña en una pared de fuego que ha separado durante toda la noche a policía y manifestantes.
  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

Al menos 25 personas, entre ellos nueve policías, murieron en las últimas 24 horas en los violentos disturbios que continúan en Kiev, según los datos actualizados este miércoles por los Ministerios de Interior y Sanidad de Ucrania. "Han muerto 25 personas: ocho tras ser hospitalizados en clínicas municipales, cuatro en el hospital del Ministerio de Interior y otros 13 fueron traídos al servicios clínico forense de Kiev", señala el último comunicado de la cartera de Sanidad. El Ministerio de Interior, a su vez, cifra sus heridos en 349 agentes hospitalizados, 74 de ellos con heridas de bala.

Los enfrentamientos entre manifestantes y antidisturbios continuaron durante toda la noche, con la plaza de la Independencia (conocida como el Maidán) cercada por la policía, y varias personas más habrían muerto durante la madrugada, según informaciones no confirmadas por fuentes oficiales.

Algunos cadáveres habrían sido llevados al monasterio Mijáilovski, próximo a la plaza de la Independencia, corazón de las multitudinarias protestas populares que empezaron hace tres meses contra el presidente ucraniano, Víktor Yanukóvich, tras su negativa a firmar el Acuerdo de Asociación con la Unión Europea.1

Al menos 114 personas han sido hospitalizadas, según el ministerio de Sanidad, mientras que otras fuentes calculan que el número total de heridos en los disturbios se cuenta por centenares.

La sociedad médica "Medichna Varta" (Guardia médica) informó de la muerte por herida de bala del periodista Viacheslav Vereméi, redactor del periódico local Vesti, atacado esta madrugada por un grupo de radicales cuando volvía en taxi del trabajo junto a otro colega. Vereméi falleció en la ambulancia, mientas que su compañero ingresó en el hospital con diversos traumatismos.

Miles de manifestantes resisten a esta hora en el Maidán el asalto de las fuerzas antidisturbios "Berkut" y las tropas del ministerio de Interior, que empezaron anoche el desalojo forzoso del bastión de la oposición.

Arden las barricadas y algunas tiendas de campaña en una pared de fuego que ha separado durante toda la noche a policía y manifestantes. Los opositores alimentan el fuego con neumáticos y resisten el embate de las fuerzas de seguridad con lanzamiento de piedras, petardos, cócteles molotov y fuegos artificiales, mientras la policía responde con granadas aturdidoras e intenta apagar el fuego con camiones lanzaagua.

Los antidisturbios avanzaron desde la última hora de ayer en dos direcciones hacia la plaza y dejaron despejados otras dos para permitir a los manifestantes abandonar la plaza.2

Duelo Nacional

El presidente ucraniano, Víktor Yanukóvich, declaró día de duelo nacional mañana: "Debido a las víctimas mortales que son resultado de disturbios masivos dispongo declarar el próximo 20 de febrero día de duelo nacional en Ucrania", reza un decreto del líder ucraniano.

Según el documento, las banderas colocadas en las sedes de instituciones estatales deberán ser izadas a media asta al tiempo que quedará prohibida la emisión de programas de entretenimiento, conciertos y competiciones deportivas.

Reacción internacional

Rusia condenó la violencia desatada por los radicales ucranianos y considera sus acciones un "intento de golpe de Estado", afirmó el portavoz del Kremlin, Dmitri Peskov.

"Moscú condena firmemente la violencia de los elementos radicales, que han violado los acuerdos y han aprovechado la amnistía de los detenidos para, luego, pasar inmediatamente a acciones de violencia", dijo Peskov, citado por las agencias rusas.

El portavoz recalcó que las acciones de los radicales ucranianos "pueden considerarse y se consideran en Moscú sólo como un intento de golpe de Estado".

Por su parte, el presidente de Francia, François Hollande, pidió "sanciones europeas rápidas" contra los responsables de los enfrentamientos violentos en Ucrania, que han dejado al menos 25 muertos en las últimas 24 horas.3

La reacción del jefe del Estado francés se produjo tras entrevistarse por teléfono con el primer ministro polaco, Donald Tusk, muy activo en el plano diplomático para encontrar una solución a las violentas protestas de su vecino, y antes de recibir en el Palacio del Elíseo a la canciller alemana, Angela Merkel.

Hollande condenó en un comunicado "las violencias policiales inaceptables" y llamó a su cese "inmediato" y pidió a la UE que acuerde sanciones contra Kiev en el marco del Consejo de Exteriores que se celebrará el próximo 20 de febrero.

Poco antes, el ministro francés de Exteriores, Laurent Fabius, advirtió hoy de que "probablemente" París y Berlín acordarán sanciones "a nivel de la Unión Europea" contra Ucrania tras el consejo de ministros franco-alemán, en el que participarán Hollande y Merkel, que también se reunirán hoy con el presidente de la Comisión Europea (CE), José Manuel Durao Barroso.

Ayer, el ministro de Asuntos Exteriores de Alemania, Frank-Walter Steinmeier, ya amenazó a las autoridades ucranianas, especialmente al presidente, Viktor Yanukóvich, con "sanciones personales" para los responsables de "un baño de sangre".

UE estudia sanciones

Los embajadores de los países de la Unión Europea (UE) estudian hoy adoptar sanciones contra "los responsables de la represión" en Ucrania, que deben ser respaldadas de forma unánime por los Veintiocho y que podrían ser aprobadas oficialmente mañana por los ministros de Exteriores comunitarios.

"Se explorarán todas las posibilidades hoy en el Comité Político y de Seguridad de la Unión Europea (COPS) y mañana en el Consejo" de Exteriores, convocado de urgencia para abordar la situación en Ucrania, informó en la rueda de prensa diaria de la Comisión Europea (CE) Maja Kocijancic, portavoz de la jefa de la diplomacia de la UE, Catherine Ashton.4

"Estamos hablando de medidas restrictivas contra los responsables de la represión y violaciones de los derechos humanos", agregó, al tiempo que recordó que la decisión de adoptar sanciones debe hacerse con la unanimidad de los Estados miembros.

También señaló que las medidas restrictivas pueden acordarse "en un tiempo relativamente corto" gracias a la agilización de estos procedimientos introducida por el Tratado de Lisboa.

Recordó que entrarán en vigor cuando sean publicadas en el Diario Oficial de la UE, algo que puede ocurrir "muy rápido", en principio al día siguiente de que hayan sido aprobadas por los ministros.

Las sanciones pueden incluir desde la congelación de bienes a la prohibición de viajar a territorio comunitario a una lista de personas que propondrá en principio la oficina de la UE en Kiev, hasta un embargo de armas o material que pueda utilizarse para la represión interna, indicaron fuentes comunitarias.

Por el momento, la estrategia de la Unión Europea había consistido en tratar de "facilitar" el diálogo entre autoridades y opositores y sociedad civil con el envío en varias ocasiones de Ashton a Kiev y del comisario europeo de Política de Vecindad y Ampliación, Stefan Füle.11

"Habíamos dicho que en caso de deterioro de la situación tomaríamos medidas. Hay un deterioro de la situación muy grave", indicó Kocijancic.

Por su parte, otro portavoz comunitario, Alejandro Ulzurrun, señaló que "la violencia no es aceptable, poco importa de dónde provenga, debe detenerse".

"Los que están en una situación de responsabilidad política en el país tienen una responsabilidad especial para garantizar la protección necesaria de las libertades fundamentales", dijo.

Ulzurrun afirmó que el presidente ucraniano, Víktor Yanukóvich, "como jefe del Estado tiene una responsabilidad especial para salir de la crisis, para garantizar la protección de las personas y que no haya violencia y que haya un diálogo político".

"No vamos a hacer una diferencia, todo el que sea responsable de la violencia debe rendir cuentas", afirmó.

Preguntada por los opositores extremistas implicados en acciones violentas, Kocijancic recordó que "estamos enviando un mensaje muy claro a todos los que están provocando la violencia", y dejó claro que "cualquier tipo" de ella, incluida la ejercida contra edificios oficiales, "es inaceptable".

Compartir Noticia

Más información sobre El Mostrador

Videos

Noticias

Blogs y Opinión

Columnas
Cartas al Director
Cartas al Director

Noticias del día

TV