Viernes, 18 de agosto de 2017 Actualizado a las 20:12

El importante rol que jugó la música en la Revolución de los claveles [25 de abril de 1974]

por 25 abril, 2017

El importante rol que jugó la música en la Revolución de los claveles [25 de abril de 1974]
Grândola, Vila Morena, la canción compuesta por José Afonso fue escogida por el Movimiento de las Fuerzas Armadas (MFA) para ser la señal del levantamiento. Luego se convirtió en un símbolo de la revolución y de la democracia en Portugal. Pero Grândola no fue la única.

Grândola, Vila Morena, canción de José Alfonso -compositor postugués conocido también como Zeca- fue la elegida para cerrar un espectáculo de la actriz y cantante de fados Amalia Rodrigues en el Coliseo de Lisboa, el 29 de marzo de 1974. Al espectáculo asistieron varios militantes del (MFA) Movimiento de las Fuerzas Armadas que la escogieron como señal de arranque para la incipiente Revolución de los Claveles.

De hecho, la dictadura de Antonio de Oliveira Salazar había censurado varias canciones de José Zeca. Entre ellas estaban: Venham mais cinco ("¡Choca esos cinco!"), Menina dos olhos tristes ("Muchacha de los ojos tristes"), A morte saiu à rua ("La muerte salió a la calle") y Gastão era perfeito ("Gastón era perfecto").

Veinte minutos después de la medianoche del 25 de abril de 1974, Grândola, Vila Morena se escuchó en el programa Limite de Radio Renascença, segunda y última señal para dar comienzo al movimiento revolucionario que derrotaría a la dictadura de Salazar.

La primera señal fue emitida el 24 de abril a través de la canción E depois do adeus ("Y después del adiós"), cantada por Paulo de Carvalho.

Las fuerzas del ejército portugués organizadas por el MFA serían las encargadas de conseguir la libertad con el apoyo del pueblo que las cobijó con la colocación de claveles rojos en las bocas de los cañones de los tanques y los fusiles de los soldados.

"Viví el 25 de Abril una especie de deslumbramiento. Fui hacia el Carmen, anduve por ahí... Estaba entusiasmado de tal modo con el fenómeno político que no me fijé bien, o no le di importancia a lo de Grândola. Sólo más tarde, cuando se produjeron los ataques fascistas del 28 de septiembre, o los del 11 de marzo, y Grândola era cantada en los momentos de más grave peligro o de mayor entusiasmo, me di cuenta de todo lo que significaba y, naturalmente, tuve una cierta satisfacción", contó el propio José Afonso.

Grândola, Vila Morena fue utlizada 70 años después en las protestas contra los recortes sociales.

Sin embargo, la canción de José Zeca no fue la única melodía que en aquellos días sirvió como señal entre los revolucionarios.

El sitio español Faro de Vigo consigna la existencia de otras composiciones. La ya mencionada "E depois do adeus" de Carvalho. El tema había representado a Portugal en el Festival de Eurovisión.

Cada 25 de abril se escucha "Avante camarada", también himno del movimiento comunista luso.

Ayer, la Praça do Comércio de Lisboa, acogió el concierto Canções para Revoluções, para reunir una serie de canciones de protesta de países víctimas de dictaduras despóticas y violentas del pasado siglo, entre las que figuraban temas de la guerra civil española.

Más información sobre El Mostrador

Videos

Más Noticias

Blogs y Opinión

Encuesta

Mercados

TV

Cultura + Ciudad

Deportes

Plan Individual

Anual:
$45.000
Semestral:
$20.000
Trimestral:
$10.000
Mensual:
$5.000

Plan Empresa

Anual:
$400.000

hasta 10 usuarios
(valor normal 500.000)

Semestral:
$200.000

hasta 10 usuarios
(valor normal 250.000)

Trimestral:
$100.000

hasta 10 usuarios
(valor normal 150.000)

Mensual:
$40.000

Hasta 10 usuarios
(valor normal 50.000)