Jueves, 8 de diciembre de 2016Actualizado a las 22:18

Opinión

Autor Imagen

Jovino, el autoflagelante

por 10 marzo 2011

Jovino, el autoflagelante
Pareciera que lo de Novoa es personal, que su ADN simplemente no cuaja con las ideas más chasconas o modernizadoras de algunos círculos de gobierno y mucho menos con el jefe del gabinete a quién probablemente Novoa le cobre desde la participación de su estudio jurídico, representando al Estado de Chile, en las gestiones para recuperar las platas del Banco Riggs, hasta la dolorosa derrota de Lavín ante Piñera en la primera vuelta de las elecciones de 2005.

Desde hace algún tiempo que las acciones institucionales de la UDI y las palabras de uno de sus más influyentes prohombres andan, por así decirlo, divorciadas. Y esto, que en cualquier partido político es pan de cada día, no es algo a lo que la casa de Jaime Guzmán esté muy acostumbrada.

Aunque su talante político siempre estará ligado a la figura de un “duro”,  el Senador Jovino Novoa ha extremado ese perfil en los últimos meses, emplazando rudamente al Gobierno, a sus pares y a sus compañeros de coalición, condimentando sus apariciones con un especial encono para con el Ministro del Interior, Rodrigo Hinzpeter y todo lo que huela a su proyecto de “nueva derecha”.

Pero a diferencia de lo que tradicionalmente sucedía en la UDI cuando Novoa emitía una opinión, en sus últimas apariciones su partido ha optado más bien por desestimar, bajar el perfil o simplemente contradecir las palabras de uno de sus apóstoles fundadores más influyentes.

Uno de los ejemplos más notorios de este desacoplamiento se evidenció en medio del “Cocagate”, cuando Novoa fustigó en duros términos al Ministro del Interior por lo que denominó una falta de conducción política en su gestión del conflicto con la Intendenta del Bío Bío. En dicha oportunidad, desde la UDI a Novoa solo le llegaron críticas: en el Gobierno, los Ministros Joaquín Lavín y Magdalena Matte discreparon públicamente con él. A esta crítica se sumaron los senadores Hernán Larraín y Andrés Chadwick, que solidarizaron también con Hinzpeter y por los palos apareció hasta Jaime Bellolio para sumarse al coro.

Tal como le pasó en su momento a los partidos del llamado “bloque progresista” de la Concertación, en cuyo seno nacieron los más ácidos críticos a la obra de sus gobiernos, la UDI estrena sus propios autoflagelantes ahora que su coalición política ha alcanzado el poder.

¿Pero cuál es la división estructurante de estas desavenencias? ¿Se trata de una pelea entre “duros” y “blandos” o es tan solo que Novoa tiene cuentas más profundas con RN y con Hinzpeter y que no está dispuesto a dejarlas prescribir?

A primera vista pareciera que lo de Novoa es personal, que su ADN simplemente no cuaja con las ideas más chasconas o modernizadoras de algunos círculos de gobierno y mucho menos con el jefe del gabinete a quién probablemente Novoa le cobre desde la participación de su estudio jurídico, representando al Estado de Chile, en las gestiones para recuperar las platas del Banco Riggs, hasta la dolorosa derrota de Lavín ante Piñera en la primera vuelta de las elecciones de 2005.

Sin embargo, en una mirada más detenida hacia el panorama interno de la UDI emergen las distintas visiones de líderes y facciones dentro de lo que hasta hace poco era un grupo de amigos con un agudo sentido de misión y vocación de poder y que hoy se ha convertido en el partido más grande de Chile y con la bancada parlamentaria más numerosa del Congreso. Un partido en el que habita el díscolo diputado Arenas y la bella Andrea Molina y en el cual si bien aún persiste un núcleo duro de “padres fundadores”, la voz de “Jaime” es cada vez más tenue al mirar a su periferia.

Tal parece que la UDI está dejando la adolescencia y su mundo lleno de absolutos y está entrando a la siempre difícil etapa de la consolidación de las diferencias internas. Y tal como le pasó en su momento a los partidos del llamado “bloque progresista” de la Concertación, en cuyo seno nacieron los más ácidos críticos a la obra de sus gobiernos, la UDI estrena sus propios autoflagelantes ahora que su coalición política ha alcanzado el poder.

Más información sobre El Mostrador

Videos

Más Noticias

Blogs y Opinión

Encuesta

Mercados

TV

Cultura + Ciudad

Deportes