sábado, 20 de octubre de 2018 Actualizado a las 10:59

Opinión

Autor Imagen

Después de Los 80: machismo en las élites

por 21 octubre, 2013

El machismo no se quedó en los 80. Mutó, incluso es más agresivo y evidente en muchos aspectos. Las tres candidatas a la Presidencia de la República y también las candidatas al Parlamento debieran comprometerse con una agenda clara respecto a este tema y salir en defensa de las mujeres chilenas independiente de su ideología y forma de pensar. Cada una de nosotras puede revisar sus propias vidas y recordará abusos y maltratos.
  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

El domingo pasado se estrenó una nueva temporada de “Los 80”, y uno de los temas que generó más debate –al menos en las redes sociales– fue el machismo de Juan Herrera, que frente al ascenso de Ana en el trabajo y a su fracaso laboral, mira con resentimiento y silencio esta nueva situación.

Los comentarios parecían dar cuenta de un machismo pasado –encarnado en el prototipo de un hombre de clase media baja–, como si este si hubiese sido enterrado tras el plebiscito, entre las cuatro paredes en que se negoció la transición. Una transición pactada entre hombres de la élite y las clases políticas de la época, habría que agregar, con una Constitución escrita también por ellos, si queremos sumar.

Sin embargo, una de las principales dificultades de las mujeres para acceder hoy a espacios de poder, en distintos niveles en Chile, es el machismo. Un machismo que puede tener manifestaciones más sofisticadas y soterradas en las élites económicas, políticas y culturales, pero no por eso menos fuertes y violentas.

El machismo no se quedó en los 80. Mutó, incluso es más agresivo y evidente en muchos aspectos. Las tres candidatas a la Presidencia de la República y también las candidatas al Parlamento debieran comprometerse con una agenda clara respecto a este tema y salir en defensa de las mujeres chilenas, independientemente de su ideología y forma de pensar. Cada una de nosotras puede revisar sus propias vidas y recordará abusos y maltratos.

En la política, en los últimos días Roxana Miranda y Karen Doggenweiler han sido blancos de ataques. La primera, por su forma de vestir, peinar y hablar fuerte. A la segunda, un representante del comando del candidato Tomás Jocelyn Holt la trató de escort, y el mismo Jocelyn Holt twiteó: “A tipos tan tropicales q‘usan a sus parejas como conejitas de Playboy..y se quejan q‘1exija q‘Anatel pare el circo” (sic).

Las candidatas Michelle Bachelet y Evelyn Matthei han recibido críticas frente a actitudes, atributos y formas de actuar que, en el caso de los hombres, constituyen muchas veces una fortaleza. La candidata de la Nueva Mayoría ha sido tratada de “gordis”, o de “un osito de peluche” y la de la Alianza es calificada como grosera, insolente, altanera, descontrolada. La propia ex presidenta ha debido salir al paso señalando que “francamente es faltarle el respeto a las chilenas y chilenos decir que la simpatía o la empatía lo explica todo”.

Pero las respuestas al machismo se han quedado ahí y no se han plasmado en propuestas legislativas o de políticas públicas. Cuesta además que se instale un reconocimiento público, por parte de las propias mujeres que militan en partidos políticos, del machismo que nos afecta. En definitiva, no existe solidaridad de género frente a situaciones y opiniones medievales.

La violencia en el lenguaje utilizado hacia las mujeres, también es reflejo de una violencia física que este año ha causado la muerte de 37 mujeres. Todo indica que aumentará en relación al año pasado, donde la cifra llegó a 40.

Pero también es violencia que sólo un 18% del total de candidaturas al Parlamento sean mujeres y que en 24 años de democracia sólo se hayan presentado cinco mujeres como candidatas a la Presidencia de la República, de acuerdo a un informe realizado por Cesop, de la Universidad Central. La actual participación de mujeres en actividades de la llamada política tradicional en nuestro país, todavía muestra un gran atraso. Un estudio elaborado por el PNUD y la Unión Interparlamentaria, reveló que las mujeres en Chile no tienen una participación importante en temas de representación partidaria y cargos de poder.

El machismo se expresa otra vez en el Parlamento, cuando los senadores y diputados no legislan a favor de las mujeres. El bloqueo en temas como el aborto y los derechos sexuales y reproductivos constituye un caso emblemático.

En el mundo académico, ¿cuántas mujeres son rectoras y decanas en nuestras Universidades? De acuerdo a la página del Consejo de Rectores, no hay mujeres rectoras en las 25 universidades de que lo integran. La Universidad de Chile acaba de crear la primera oficina de Igualdad de Oportunidades de Género del país y su Facultad de Ciencias Físicas y Matemáticas creará los primeros cupos exclusivos para mujeres.

¿Y qué está ocurriendo en el mundo privado? De acuerdo al estudio “Mujeres y Poder. Participación en espacios de decisión”, de la UDP, en el sector financiero “no hay presencia de mujeres a niveles superiores, es decir, gerencia y presidencia”. Chile es el segundo país de América Latina con menos gerentas generales. El primer índice de entorno empresarial para emprendedoras, elaborado por Economist Intelligence Unit y el Fondo Multilateral de Inversiones del BID, señala que sólo 12,8% de las pequeñas y medianas empresas chilenas tiene como gerente general a una mujer.

Por otro lado la brecha salarial entre hombres y mujeres ha aumentado respecto a 2012. En mayo de este año llegó a 35% y hace un año era de 24%. Las mujeres ganamos en promedio en promedio $191 mil menos que los hombres.

Con estos datos podemos decir que el machismo no se quedó en los 80. Mutó, incluso es más agresivo y evidente en muchos aspectos. Las tres candidatas a la Presidencia de la República y también las candidatas al Parlamento debieran comprometerse con una agenda clara respecto a este tema y salir en defensa de las mujeres chilenas independiente de su ideología y forma de pensar. Cada una de nosotras puede revisar sus propias vidas y recordará abusos y maltratos.

Más información sobre El Mostrador

Videos

Noticias

Blogs y Opinión

Columnas
Cartas al Director
Cartas al Director

Noticias del día

TV