miércoles, 17 de octubre de 2018 Actualizado a las 14:29

De paso, intenta enviar señal

Piñera golpea la mesa: pasó a Romero al Tribunal Supremo

por 6 junio, 2003

Aunque la inusitada medida disciplinaria generó incertidumbre entre los parlamentarios de RN, la disposición de las bancadas es respetar las decisiones de los organismos superiores de la colectividad. En tanto, el senador Romero advirtió que el TS tendrá sobre la mesa tanto su trayectoria como la de Sebastián Piñera.
  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

Sebastián Piñera decidió dar una muestra de fuerza al interior del partido a fin de evitar rebeliones que arriesguen el acuerdo al que espera llegar con el gobierno en materia de reformas constitucionales. La directiva resolvió pasar al senador Sergio Romero al Tribunal Supremo, porque estima que no respetó las decisiones adoptadas por los órganos superiores de la colectividad.



Así, el TS deberá resolver si Romero, al vincular el acuerdo con el gobierno a la aplicación gradual del mismo, faltó a "los deberes de lealtad y cumplimiento de los acuerdos de los órganos superiores del partido".



Esto, en consideración a que la comisión política de RN resolvió, el lunes 2 de junio, presentar dos fórmulas al gobierno sin mencionar una aplicación gradual que no fuera la que corresponde en virtud de las elecciones parlamentarias del 2005 y 2009.



La dura decisión disciplinaria no sólo permite a Piñera enviar una señal interna, sino también generar un escenario seguro frente a las negociaciones con el gobierno: será una demostración de que con RN sí se puede conversar. Porque aunque no hay unanimidad entre los parlamentarios en torno a la postura de Piñera, sí están en la posición de respetar las resoluciones de la directiva y la institucionalidad del partido.



El Tribunal Supremo se constituirá el próximo miércoles 11 para tomar razón de la nueva directiva del partido y se espera que en esa oportunidad conozca también la presentación. En ésta, la mesa consultará si es que Romero cometió falta al no respetar una decisión adoptada por la comisión política y sobre eso se deberá pronunciar el TS.



La mesa directiva se respalda en su presentación, entre otras cosas, en la carta que el senador Baldo Prokurica entregó a la comisión política el lunes 2 de junio, firmada por él mismo y Romero, en la que los parlamentarios avalan la propuesta del partido y en la que no se menciona el mecanismos de la gradualidad.



Los descargos de Romero



En tanto, el senador afectado -a quien se le comunicó telefónicamente la presentación ante el TS- esta "sereno" ante la inesperada determinación de la directiva y, a la vez, confiado en que el Tribunal Supremo "dictaminará lo que corresponda".



Sin embargo, señaló que la decisión de la mesa constituye "un error propio de personas con un autoritarismo desconocido en Renovación Nacional tiempo atrás" y que demuestra un alto grado de "intolerancia a la diversidad de ideas".



Romero asegura que Piñera omitió la parte más sustancial de la propuesta de los senadores, cuando concurrió a La Moneda. Precisó que en la comida que los parlamentarios sostuvieron con el presidente del partido, el martes 3 en el Congreso, se ratificó que la propuesta, que plantea aumentar un senador en cada una de las siete circunscripciones más grandes, se aplicaría gradualmente hasta el 2013.



El senador cuestionado aseguró además que está tranquilo porque de ello son testigos todos sus pares que participaron en la reunión.



Por otra parte, manifestó que espera que el trance por el que pasa no afecte la unidad del partido y que el TS aceptará sus argumentos, "mi trayectoria y la del presidente del partido están sobre la mesa", concluyó.



En tanto, todavía está pendiente una reunión de senadores a la que Romero convocó para mañana sábado, antes de que se produjeran los hechos que lo llevaron al TS.



Buena parte de sus pares, en tanto, no quieren referirse al tema. Este es el caso de Baldo Prokurica que declinó pronunciarse sobre el problema que afecta a Romero, señalando que los conflictos internos del partido sólo los trata al interior de la colectividad. No obstante, Antonio Horvath fue más explícito al expresar que en la decisión de la directiva "hubo un poquito de apresuramiento".



Horvath añadió que entre el acuerdo de los senadores y la propuesta que finalmente le presentó la mesa al gobierno no hay mucha diferencia y que sólo está en entredicho la aparente inflexibilidad de Romero, respecto al tema de la gradualidad.



El senador coincidió con Romero en que el acuerdo sellado en RN fue que los senadores tendrían la facultad de negociar en la Cámara Alta la aplicación gradual de la fórmula, por lo que estima que el hecho de que este mecanismo no fuera mencionado en la propuesta que se le presentó a La Moneda fue una "omisión que no creo que haya sido voluntaria".



Para Horvath, sin embargo, esta impasse "no es de vida o muerte" y estima que se produjo debido a la tensión que generó el hecho de que la UDI se opusiera de plano a respaldar la ahora polémica propuesta.



Por otra parte, explicó que los senadores de Renovación Nacional tenían dos fórmulas previas a las que se presentaron y que aún se podría negociar en torno a ellas. La primera, eliminar designados y vitalicios y funcionar sólo con 38 senadores, la que coincide con la posición manifestada por la UDI. La segunda, aumentar los senadores en la medida en que se abran nuevas regiones, particularmente la Metropolitana.



En este sentido, destacó que la fórmula presentada por Piñera al gobierno es la tercera posibilidad.



Respecto al caso de Romero, Horvath indicó también que la decisión de presentarlo al Tribunal Supremo la adoptó la directiva saliente y que lo más probable es que la nueva vuelva a analizar el tema. Sin embargo, considerando que Piñera es el gestor de la medida y también presidirá la nueva mesa no tendría por qué variar el actual escenario.



Posibles alineamientos



Debido a la premura con que se anunció que Romero fue pasado al TS, la bancada del partido no pudo abocarse a analizar el tema. No obstante, el jefe de la instancia, Pablo Galilea, manifestó su preocupación en torno a que este hecho pueda provocar "alineamientos" entre los parlamentarios, pese a que admite que la directiva del partido esta "cumpliendo con sus facultades".



Galilea está convencido de que situaciones como la generada no ayudan a la "sana convivencia" del partido, menos aún cuando se están tomando importantes decisiones, aludiendo a los acuerdos con el gobierno.



Añadió que la actitud asumida respecto a Sergio Romero "no se justifica", más aún cuando estima que la posición del "destacado" senador "podría incluso dar ventajas a la negociación" con el gobierno y la alianza oficialista.



El diputado es uno de los que está convencido de que la aplicación de la fórmula debe ser gradual, pero insiste en que el tema esta en pleno debate y considera que, tal vez, el mecanismo de los diez senadores nacionales podría haber mayor consenso.



Precisó, además, que "a Piñera no se le ha quitado el piso, pero eso no significa que no se puedan expresar opiniones que tienen matices de diferencia"



Por su parte, la diputada Lily Pérez -una de las más fuertes detractoras de las políticas de Piñera, si no la más- fue categórica en señalar que "una reforma constitucional no vale una presentación al Tribunal Supremo, no son equivalentes".



Sin embargo, opina que es necesario reanudar las conversaciones para llegar a un consenso y que aunque no todos compartan la posición de la directiva están dispuestos a respaldar a la mayoría. Posición que sin duda da tranquilidad a la directiva del partido o al menos una tregua.



Coincide con Galilea en cuanto a que una presentación de "este calibre puede producir movimientos inesperados", pero espera que se logre una "solución armónica que no genere trizas", ya que "más que nunca se necesita unidad" interna.



Concluyó que se debería haber conversado con Romero y con todos los senadores para evitar llegar a las instancias que se llegó.



Además



Piñera acusa a la UDI de ser el primero en romper los acuerdos



__________________

Artículos relacionados:



A Piñera se le ''desmorona'' acuerdo de reformas constitucionales (5 de junio 2003)

Compartir Noticia

Más información sobre El Mostrador

Videos

Noticias

Blogs y Opinión

Columnas
Cartas al Director
Cartas al Director

Noticias del día

TV