miércoles, 26 de septiembre de 2018 Actualizado a las 10:43

Debate en la Universidad de Ch

Candidatos discrepan sobre grupos que deben recibir educación gratuita

por 26 septiembre, 2005

Cuatro postulantes a La Moneda debatieron sobre los desafíos de la educación chilena, de acuerdo a los objetivos planteados por la Corporación Chile Azul. Las diferencias básicamente radicaron en el énfasis que cada uno de los postulantes asignó a los distintos niveles, así como cuál de ellos debe ser gratuito en lo inmediato para enfrentar la brecha social.Actualizada
  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

Hasta el Salón de Honor de la Universidad de Chile llegaron cuatro candidatos a la Presidencia de la República para debatir sobre el futuro de la educación chilena, sobre la base de los diez objetivos delineados en esta materia por la Corporación Chile Azul, que encabeza el rector de la mencionada casa de estudios, Luis Riveros.



Las diferencias entre Michelle Bachelet, Tomás Hirsch, Joaquín Lavín y Sebastián Piñera, básicamente radicaron en el énfasis que cada uno de los postulantes asignó a los distintos niveles, así como cuál de ellos debe ser gratuito en lo inmediato para enfrentar la brecha social.



La primera en exponer fue la abanderada de la Concertación, Michelle Bachelet, cuyas propuestas se mantuvieron en la línea de lo que han sido las políticas educacionales de los tres gobiernos de la coalición de centroizquierda. En ese sentido, enfatizó su interés en focalizar la cobertura en el sector preescolar, potenciar el sistema de subvención diferenciada, además de mejorar los incentivos a los profesores.



Asimismo, dijo que la educación superior debe poseer las características de ser de excelencia para todos, para lo cual debe existir un organismo que garantice su calidad, y se debe avanzar en la modernización de los currículos. Sobre este último punto, dijo que sólo algunas carreras tienen las potencialidades para ser más cortas, pero no todas.



De igual forma, aprovechó la oportunidad para destacar el acuerdo que llegó el Gobierno con la Confederación de Estudiantes (Confech) para el financiamiento de la educación del 60% más pobre del país, y propuso perfeccionarlo a través de un sistema nacional de becas que permita unir las de arancel, alimentación y mantención.



Respecto del sector privado, la militante del Partido Socialista (PS) dijo que quiere aumentar los recursos para el fondo de créditos que se entregan con aval del Estado, ya que éstos en la actualidad tienen un límite, con lo que pretende favorecer a la mayor cantidad de estudiantes con el mencionado beneficio.



Finalmente, planteó la creación de un Consejo Nacional de Innovación, a través del cual se canalicen los recursos para investigación y desarrollo.



Hirsch ataca distribución del ingreso



Luego fue el turno del candidato del pacto Juntos Podemos, Tomás Hirsch, -el más ovacionado de la jornada-, quien más que referirse a las diez propuestas de la Corporación Azul, hizo un discurso marcadamente político sobre el tema, y planteó las deficiencias que han tenido los gobiernos de la Concertación en esta materia.



Al respecto, citó un estudio de la OCDE, que planteó que existían serias deficiencias en la educación chilena, respecto a la formación de profesores en programas especiales, que existían varios peligros de la educación subvencionada, y en el que expresaba su preocupación por el financiamiento que presentaba la educación municipal.



A su juicio de Hirsch, los problemas de la educación estaban cruzados por la mala distribución del ingreso del país, en el que un 47% de la riqueza se lo lleva el 10% más pudiente del país y el 1%, el 10% más pobre. Por ello, planteó que la educación debe dejar de ser un negocio, y transformarse en un sector al servicio del desarrollo humano.



En ese sentido, propuso crear una Superintendencia de la Educación, y la eliminación de la ley LOCE -dictada por el régimen militar que reestructuró el sistema de educación superior-, y que los estudiantes puedan incorporarse al Consejo Superior de Educación (CSE).



Hirsch dijo compartir que la educación superior debe ser gratuita, pero planteó que antes se debía entregar una mejor enseñaza en los niveles básicos y medios de los establecimientos municipales, pues si se una medida de esa naturaleza en la actualidad los beneficiados nuevamente serían los más ricos.



"Aunque en algunos genere una cara de espanto, nosotros planteamos que la educación pública debe volver a ser gratuita...Entendemos que eso no se puede hacer de inmediato porque la diferencia entre la calidad de educación básica y media es tan grande que si la aplicáramos de inmediato en la educación superior pasaría que coparía con los alumnos de los mejores colegios, es decir aquellos con más alto nivel de ingresos en sus familias", sostuvo.



Lavín: Educación debe ser un ascensor social



En tanto, el candidato de la UDI, Joaquín Lavín, estimó que la educación debía ser un ascensor social, donde todas las clases se subieran y pudieran ascender a mejores posiciones, y para que ese ascensor funcione, era necesario trabajo y educación.



El candidato UDI apeló a situaciones cotidianas que le toca vivir a la gente más pobre, y dijo que ellas debían mejorarse para resolver los problemas, por ejemplo, que las casas son muy chicas, que los niños no tienen donde estudiar, que no tienen computadores, problemas en la movilización en las zonas rurales, entre otras.



También consideró que a la clase media se le debe dar educación pública gratuita, e insistió en su propuesta de replicar a lo largo del país el caso del Instituto Nacional y de los liceos Javiera Carrera y Carmela Carvajal, a fin de beneficiar a este sector de la sociedad.



"Se habla mucho de la clase media, que es como el jamón del sándwich entre los ricos y los pobres, es la verdad...(Por eso una ayuda para la clase media) es educación municipal gratuita de buena calidad. Cuántas familias he visto yo en mi recorrido por Chile, sacándose la mugre por meter un hijo en un colegio particular subvencionado o derechamente a un colegio particular porque saben que ahí tienen mejor educación...", señaló.



Respecto a la JEC, señaló que no estaba de acuerdo en implementar en el 100% de los establecimientos dicho programa, y recordó que una de sus propuestas es que se permita cumplir con los horarios en otros lugares, como museos y parques, debido a los altos costos que implica duplicar la infraestructura de los establecimientos educacionales para cumplir el nuevo régimen.



El ex edil de Santiago y Las Condes también coincidió con Bachelet, en la necesidad de potenciar el tema de la investigación y desarrollo, por ser uno de los puntos más débiles del país. Los avances de un país en esta área se miden por publicación de papers ISI y por patentes inscritas por millón de habitantes. Chile tiene sólo tienen 170 papers y 0,7 patentes inscritas en los EE.UU.



Además, propuso que el Presidente de la República nomine, en acuerdo con el Senado al Ministro de Educación para que los proyectos pasen "por un tubo" por el Congreso Nacional. En la misma línea, dijo que era necesaria la creación de un Consejo de Educación, que opere con la misma autonomía con la que opera el Banco Central, para fijar contenidos y políticas.



Piñera apunta a educación preescolar



Piñera, en tanto, defendió la legitimidad que tiene el sector privado para entrar en otros ámbitos de la vida nacional como la educación, y dijo que los problemas en la educación superior son los mismos de siempre, por lo que a su juicio se requiere buscar nuevas soluciones.



También rebatió la idea de educación superior gratuita, y señaló que se una medida de esa naturaleza se debía aplicar en el sector preescolar, y también planteó la necesidad de fortalecer la subvención diferenciada, pues el Estado actualmente gasta 30 mil pesos por alumno, lo que a su juicio es insuficiente.



"Nuestra propuesta es garantizar el acceso gratuito a la educación preescolar del 60% de los niños más pobres de Chile, lo que significa crear 300 mil nuevos cupos, con un costo anual para Estado de 170 millones de dólares. Creo que si no hacemos esto, lo que estamos haciendo es que cuando los niños llegan a la educación básica el daño ya es irreparable, la distancia es irremontable y, por lo tanto, estamos perpetuando las desigualdades y se hace cierto aquello de que basta conocer la calidad de la cuna para imaginarse como va a ser la calidad de la tumba", dijo



Por ello, el candidato agregó: "No veo ninguna razón, para que un Estado, que no es capaz de garantizarle educación a los niños más pobres de Chile, le quiera garantizar educación superior gratuita a los jóvenes más ricos de Chile...No veo ninguna razón".



Las propuestas de Chile Azul



Las propuestas de la Corporación Azul son dar cobertura de la educación prebásica para el 75% del país; elevación de los puntajes Simce en básica y media en al menos 10%; disminución en 20% de la brecha en puntajes Simce y PSU entre educación municipal y privada; extensión de la JEC al 100% de los establecimientos municipales; crecimiento a 800 mil estudiantes en la educación superior; aumentar en 10% de la productividad en investigación científica; aumentar en 15% de fondos concursables en ciencia y tecnología y creación de líneas especiales en ciencias sociales y humanidades.



Además, el organismo encabezado por el rector Riveros propuso acreditación total de las carreras, programas e instituciones de la educación superior; aumentar 100% del número de graduados en programas doctorales en áreas científicas y humanistas; internalización de la educación por la vía de parámetros de comparación con los resultados obtenidos en los distintos niveles, y un sistema de incentivo y desincentivo para las instituciones.





__________

Compartir Noticia

Más información sobre El Mostrador

Videos

Noticias

Blogs y Opinión

Columnas
Cartas al Director
Cartas al Director

Noticias del día

TV