miércoles, 22 de agosto de 2018 Actualizado a las 02:35

Juan Luis Ysern, miembro del d

'No entiendo la razón por la que no se ha consultado a la Fundación Pumalín'

por 12 octubre, 2006

Obispo emérito de Ancud y profundo conocedor de la Décima Región, es uno de los miembros de la fundación que preside Douglas Tompkins. Si bien reconoce que inicialmente dudaba de los compromisos del ecologista, hoy lo respalda porque, según dice, tiene un genuino respeto por las personas. Ysern lamenta que el MOP no haya discutido la ruta interior con el directorio del parque.
  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

Conocida es la actitud a favor del medio ambiente que tiene monseñor Juan Luis Ysern. En el pasado se destacó por la denuncia del proyecto Astillas en Chiloé, provincia de la cual es obispo emérito.



En la actualidad, ocupa el cargo de presidente de Caritas Chile, pero no ha descuidado su vocación, ya que es uno de los directores de la Fundación Pumalín, iniciativa gestada por el ecologista norteamericano Douglas Tompkins.



Hoy sale en defensa del empresario estadounidense y cuestiona la falta de diálogo que tuvo el Gobierno con la fundación, antes de anunciar la construcción de un camino interior por el Parque Pumalín.



Como miembro del directorio, ¿cuál es su posición frente a la controversia que se ha desatado estos últimos días en torno a Pumalín?

-Conviene precisar que la discusión pública actual no es sobre el parque sino sobre la carretera a través del parque. Y para responder a su pregunta creo que se debe distinguir entre la discusión, y su contenido, esto es, entre la forma cómo se está discutiendo y las razones que cada parte alega. En cuanto a la forma de discutir, pienso que es un ejemplo muy claro de cómo no hay que discutir, a no ser que lo que se pretenda es perder tiempo estérilmente y quedar todos heridos y molestos. En cuanto al contenido, pienso que se falta mucho a la verdad y a la justicia.



¿Por qué dice que no se está llevando la discusión como debiera ser?

-He dicho que yo pienso así. Es mi percepción. Y digo esto porque, en lo que yo percibo, se dicen cosas que parecen más exabruptos emocionales, atribuyendo intenciones, no escuchando lo que plantea la otra parte, incluso planteando los acuerdos en forma distorsionada. Con esto no sólo se produce un alejamiento de la verdad sino que se confunde a la opinión pública. Y cuando se actúa sobre esa base, se comete una injusticia.



¿Quién tiene la culpa de esto?

-Pienso que todos. Al decir todos quiero incluir también a ustedes, los que están en los medios de comunicación social. Muchas veces ustedes hacen un servicio extraordinariamente bueno, pero otras veces complican mucho las cosas. Cuando de verdad ustedes actúan como colaboradores de la construcción de una convivencia armónica sobre la base de la verdad, la justicia y el bien el servicio que hacen es impagable. Pero ustedes saben que esto no es siempre así.



Tompkins y el camino



Es interesante el tema que plantea usted, pero nos lleva lejos de la Carretera Austral y del Parque Pumalín que es el tema en este momento. ¿Cuáles deberían ser los términos de la discusión en este caso de la carretera y el parque?

-Creo que se debe poner la mirada en el desarrollo y el bien común y con esa base discutir si es mejor la carretera por la costa o por el interior del parque.



Pero ¿cómo puede hacerse eso si algunos señalan que Tompkins coloca la mirada en la naturaleza y medio ambiente y no en el desarrollo y bienestar de las personas?

-Aquí vemos un ejemplo de lo que decíamos antes como obstáculos para el diálogo. En lo que yo he podido constatar, atribuir esta actitud a Tompkins está fuera de la realidad. No es real que él considere a los animales, los árboles y los peces más que a las personas. Si yo, en algún momento, hubiera descubierto que Tompkins menosprecia a las personas ante las cosas, los árboles, los animales, sería el primero en estar contra Tompkins. Al principio yo también creí que Tompkins atropellaba a las personas, pero cuando quise poner un abogado para la defensa de los atropellados y estudiar los casos, me di cuenta de que las cosas eran distintas. Es necesario buscar la verdad si se pretende dialogar.



Según lo que usted conoce del pensamiento de Tompkins, ¿qué dice él sobre el desarrollo de la zona?

-Tompkins, según lo que yo le he escuchado, y según lo que veo, considera que el gran potencial para el desarrollo de la zona está en el turismo basado en la belleza de los paisajes. Pero un turismo accesible a todos, no un turismo sólo accesible a los poderosos. Basta ver lo que ya está realizado en Caleta Gonzalo con zonas de camping y zonas de picnic, senderos de penetración, con ruta escénica bien construida, etc. Sin duda, en el futuro esto dará mucho movimiento a Chaitén.



Pero si no hay carretera para llegar a muchos lugares de tanta belleza como son los de la zona ¿cómo se pueden aprovechar para el turismo?

-Precisamente esos lugares pueden tener un atractivo especial con acceso a través de sendas para caballos, a pie, lanchitas, botes, etc., haciendo escalas en el camping que corresponda, lo que da posibilidad de tener entradas a los que arrienden caballos, botes o vendan alimentos en el camping, etc.



Ruta riesgosa



De todas formas, ¿no cree usted que para el desarrollo de esa zona es necesario conectar Chaitén con Puerto Montt?

-Eso no lo discute nadie. Tompkins ha manifestado muchas veces eso mismo. Tompkins lo que ha hecho es plantear una ruta alternativa que es mucho más fácil de construir, mucho más económica, mucho más corta, menos peligrosa, muchísimo menos perturbadora del ambiente y mucho más conveniente para los poblados del sector, ya que los centros poblacionales están en la costa y no en el interior por donde se proyecta hacer el camino.



Tompkins asegura que la alternativa que él presenta es mejor para el desarrollo en cuanto a que se puede hacer en poco tiempo, mientras que la ruta por el interior del parque, necesariamente ha de durar mucho en terminarse. Se han de construir túneles, puentes y dinamitar muchos tramos en los que la Cordillera se precipita en el mar con pendientes de roca muy fuertes. La dificultad que presentan a la ruta que propone Tompkins está en que necesita el uso de trasbordadores en dos sectores, cosa por lo demás bastante común en muchos lugares del mundo muy desarrollados.



¿Por qué se produce tanto rechazo a la alternativa que plantea Tompkins?

-Este rechazo a Tompkins lo he sentido fundamentado en dos cosas que son erróneas. Han presentado a Tompkins como opositor a la conexión de Chaitén con Puerto Montt. Esto, como ya hemos visto, es un error porque Tomkins no sólo no se opone a tal cosa, sino que, además, la considera necesaria y que debe resolverse con urgencia, como resultaría si se sigue la ruta alternativa que él propone. Pero pienso que en Chaitén puede producirse en algunos una primera reacción espontánea de desagrado con relación a una solución en la que se tenga que hacer uso de trasbordadores. Es una reacción inmediata sin estudiar como corresponde las ventajas y los inconvenientes de una u otra alternativa.



Digo esto porque en Chaitén tienen mucha experiencia de lo que significa no poder viajar porque los temporales impiden que pueda llegar o salir el trasbordador. Yo mismo lo he experimentado algunas veces. Pero el problema es que en la alternativa de camino por el interior del parque, siendo pendientes muy escarpadas las que quedarán a un lado y a otro de la carretera, será muy difícil evitar frecuentes derrumbes que también dejarán cortado el paso. Evitarlo requerirá una construcción muy bien hecha y muy cara. Sería más provechoso ahorrar gastos y destinarlos para que las municipalidades afectadas puedan resolver problemas muy graves dentro de sus respectivas comunas, como se podría hacer si se opta por la alternativa de la costa tal como señala Tompkins.



Proyecto Aisén



Si en definitiva hay tantos inconvenientes para la ruta por el interior del parque, ¿qué cree usted que se pretende al elegir esa ruta?

-Si al preguntarme sobre "lo que se pretende" me pregunta si acaso hay alguna intención escondida, no puedo responder. Es algo que desconozco y no quiero atribuir intenciones.



Pero se ha dicho que la razón fundamental por la que se ha preferido la ruta por el interior del parque es hacer posible el tendido de corriente eléctrica que llegaría desde Aisén hacia el norte aprovechando ese espacio de la ruta. ¿Qué dice usted al respecto?

-Como acabo de decir, no quiero atribuir intenciones ocultas. Claro es que eso no impide hacer hipótesis, pero hemos de tener en cuenta que entramos en un terreno movedizo y es fácil que en esas circunstancias haya alguna expresión que se interprete con un alcance que no se pretende dar. Digo esto porque en este momento no quiero pronunciarme sobre las proyectadas instalaciones para energía eléctrica en Aisén. Sé que es un tema muy complejo y me parece muy bien que el obispo de Aisén haya hecho un llamado a la reflexión y al diálogo sobre el particular, cosa que está llevando adelante. Hecha esta salvedad, en el supuesto que se realicen las instalaciones proyectadas, me parece evidente que a la empresa o empresas implicadas en el proyecto les interesa más la ruta por el interior del parque. Esa ruta serviría también para el tendido eléctrico.



¿Cómo encuentra usted el caso si es que esto fuera así?

-Si esto fuese así, aunque la intención del Ministerio de Obras Públicas no hubiera sido hacer la carretera por ese lugar para subsidiar a las referidas empresas, me parece lógico que surjan algunas preguntas: el ministerio ha planteado la construcción de una carretera, aunque no tenga las condiciones de una carretera bien terminada. Esto para el tendido de corriente eléctrica, según entiendo, es suficiente, pero ¿se puede dejar la carretera sin construir bien, en un sector tan peligroso? ¿No sería más correcto que las empresas que se beneficiarán colaboren para la construcción de una carretera bien hecha? Para esto se tendría que esperar hasta que se tenga claro si se va a llevar adelante el proyecto eléctrico o no. No estaría bien pedir la colaboración antes de conocer el resultado satisfactorio de los estudios y consultas que se tengan que hacer y se haya tomado la decisión de realizar tal proyecto de Aisén. Si se pide la colaboración antes de tomar la decisión sobre tal proyecto, podría considerarse esa colaboración como una razón para realizar un proyecto. Esa decisión se debe tomar por otras razones.



¿Le parece incorrecta la forma de proceder del Ministerio de Obras Públicas con relación a la decisión sobre el camino?

-Entiendo que el ministerio ha estudiado los beneficios y los inconvenientes de cada una de las alternativas, pero no entiendo la razón por la que no se ha consultado a la Fundación Pumalín antes de tomar la decisión. Digo esto porque recuerdo muy bien que a fines de 2003 se firmó con el Gobierno el "Complemento a las bases de acuerdo de 1997" y en ese "Complemento", al final de la sección dedicada al tema de los caminos, se acordó que en la elaboración de estudios y proyectos de caminos en la zona se tendría especial consideración del parecer que pueda entregar la Fundación Pumalín. Desconozco la razón por la que no se ha cumplido este acuerdo. No entiendo el porqué no se ha dado alguna explicación de esto a la Fundación..



Tanto Tompkins como la fundación tenemos muy claro que la ley y los acuerdos se han de cumplir. Muchas veces he oído que algún acuerdo no lo ha cumplido Tompkins, pero, al confrontar lo que dicen con el texto del acuerdo, lo que he visto es que presentan el acuerdo en forma distorsionada. También se han producido casos de acuerdos dependientes del cumplimento previo de algún compromiso tomado por parte del Estado. Si el Estado no cumplió el compromiso asumido, sea por la razón que fuere, aunque sea muy justificada, no es correcto que se inculpe a Tompkins o a la fundación de incumplimiento de los acuerdos.



También se ha planteado que, al reclamar Tompkins la indemnización que corresponda a la expropiación para hacer el camino por el interior del parque, en realidad lo que quiere Tompkins es hacer negocio y que sería falsa esa filantropía con la que se ha presentado su figura. Se ha dicho que él debería regalar ese terreno al Fisco. ¿Qué dice usted sobre el particular?

-Me parece que esas afirmaciones tienen su base en razones emocionales Pienso que no hay que darles demasiada importancia. Por lo que se refiere a lo que algunos le exigen a Tompkins en el sentido de que tiene que regalar el terreno para el camino creo que lo fundamentan en una distorsión del compromiso asumido en orden a dejar una franja de 100 metros de ancha sin que fuera espacio del parque con el fin de que pudiera ser destinada a la construcción del camino si es que esa fuera la decisión del Estado. Esto quedó ya cumplido. Esa franja quedó fuera del Parque, pero la propiedad del terreno continúa siendo de la Fundación Parque Pumalín. Lo que corresponde ahora es actuar de acuerdo a la ley. A eso no se opone Tompkins aunque sea una solución que considere peor que la otra que él propone y aunque la decisión se haya tomado sin la previa consulta. Pedir que además regale el terreno parece un poco de sadismo. No pagar lo que corresponda me parece una injusticia. En este tema me ha parecido correcta la afirmación del Ministro de Obras Públicas y la del Ministro del Interior al decir que lo que se ha de hacer es cumplir la ley. Es lógico.



¿Considera usted a Tompkins como una persona que colabora con el Estado de Chile?

-Creo que más importante que mis consideraciones son los hechos concretos. Son la mejor prueba. Públicamente consta la donación de 84.000 hectáreas como aporte para la creación del Parque Nacional Corcovado. Igualmente la donación de 6 kilómetros para construir el camino en Raúl Marín Balmaceda, así como la donación del aeródromo de Puyuhuapi. La entrega de títulos de dominio a decenas de colonos en los terrenos de Pumalín por varios miles de hectáreas. Por lo demás el proyecto Pumalín ha construido muchos kilómetros de senderos de penetración y otras muchas construcciones que han dejado la zona como foco de atracción turística de lo que se benefician muchas personas económicamente en la zona. Pienso también que no se puede considerar como enemigo al que discrepa. Precisamente, en un Estado democrático, tener opinión discrepante es una riqueza. Lo necesario es saber dialogar.



____________



Artículos relacionados:



MOP confirma que si es necesario expropiará terrenos de Tompkins (4 de Octubre del 2006)


Compartir Noticia

Más información sobre El Mostrador

Videos

Noticias

Blogs y Opinión

Columnas
Cartas al Director

Test de VIH

Envíada por Iancu Cordescu D. | 22 agosto, 2018

Cartas al Director

Noticias del día

TV

Plan Individual

Anual:
$89.900
Semestral:
$49.900
Trimestral:
$24.900
Mensual:
$9.900

Plan Empresa

Anual:
$700.000

hasta 10 usuarios
(valor normal 1.200.000)

Semestral:
$400.000

hasta 10 usuarios
(valor normal 600.000)

Trimestral:
$200.000

hasta 10 usuarios
(valor normal 300.000)

Mensual:
$80.000

Hasta 10 usuarios
(valor normal 100.000)