viernes, 19 de octubre de 2018 Actualizado a las 00:18

Para evitar roces durante 2007

DC y PPD plantean más interacción y diálogo entre bancadas de Concertación

por 12 febrero, 2007

Titular del comité falangista, Pablo Lorenzini, cree que es necesario afianzar vínculos entre los parlamentarios oficialistas, mientras que el subjefe del PPD, Jaime Quintana, opina que ''se requiere de un esfuerzo de todos los sectores''. Por el contrario, los radicales y socialistas piensan que no existe descoordinación y que se trata de problemas puntuales.
  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

A tres semanas de que comience la actividad parlamentaria, y cuando la mayoría se encuentra de vacaciones, algunos de los jefes y subjefes de las bancadas de la Concertación plantean una serie de mecanismos para mejorar la coordinación entre los legisladores oficialistas, aunque para otros se trata de temas puntuales.



Aunque los parlamentarios coinciden en los énfasis que debería la actividad legislativa propiamente tal durante 2007, especialmente en lo relativo a las reformas previsional y educacional, cuando se trata de las relaciones entre los diferentes grupos parlamentarios algunos reconocen las dificultades.



"Eso es más complicado", admitió el jefe de la bancada de la DC, Pablo Lorenzini, cuando se le consultó de qué manera se puede mejorar la relación entre los diferentes comités de la Concertación. Inmediatamente recordó que había propuesto realizar un cónclave con el gobierno a fines de noviembre, pero "aquí parece que a los partidos no les gusta".



A juicio del legislador falangista, los problemas registrados durante el presente año obedecen principalmente a la falta de comunicación. Y, en se sentido, cree que una buena fórmula para superar esas diferencias es que todos se reúnan a almorzar en el piso 14 del Congreso una vez a la semana, para conocerse más y distender las relaciones.



"Como aquí hay opiniones distintas, hay algunos que son medios díscolos, se deben conversar los temas previamente y se requiere más afecto. Me gusta más el sistema del Senado, donde todo es abierto y almuerzan en conjunto, no por bancada, como en la Cámara. Por lo menos, un día a la semana debiera ser en el piso 14 donde se siente uno en cualquier mesa, conversa de cualquier tema y se hacen esos lazos. Hoy, como hay muchos diputados nuevos, cuesta que se creen esos lazos, no existe la relación que había antes", dice Lorenzini.



Agrega que hay que buscar una fórmula para que los integrantes de la Concertación tenga más posibilidades de interactuar y, en ese sentido, aplaudió la cena que hizo la Presidenta Michelle Bachelet en Cerro Castillo con los legisladores junto a ministros y subsecretarios, antes de las celebraciones de Año Nuevo.



En la misma línea, el subjefe de la bancada PPD, Jaime Quintana, subraya que "se requiere un esfuerzo de todos los sectores" para que haya mayor coordinación de las bancadas y para ello se necesita "menos individualismo y más generosidad".



"Se debe buscar menos la foto a cualquier costo, la individualidad a costa de la autodestrucción de la coalición, como las últimas expresiones de Jorge Tarud, a quien lo respeto mucho, pero en lo referido a Ricardo Lagos son expresiones que están demás", afirma.



Discrepancias puntuales



Una opinión distinta tienen los diputados Iván Paredes (PS) y Carlos Abel Jarpa (PRSD), para quienes no existen descoordinaciones, sino que más bien se trata de discrepancias respecto a materias específicas entre algunos entre los parlamentarios, por lo que no se puede generalizar.



"No hay que confundir diferencias de los diputados de algunos partidos de la Concertación con la relación entre las bancadas, que no tienen problemas. Nunca tuvimos problemas como bancada, incluso en temas bastantes complejos nos pusimos de acuerdo. Nunca hemos entendido esas diferencias entre los diputados como conflicto entre las bancadas", afirma.



A juicio del diputado radical, su experiencia con los jefes de bancada "fue buena como Concertación", pero reconoció que "hay los problemas internos de las bancadas. Yo confío en que se van a mejorar las relaciones".



"Si bien dentro de los radicales y el PS no hay problemas, pero entiendo que entre los PPD y la DC la situación interna tiene dificultades. La situación no es un problema de las bancadas, sino interno de ellas", asegura Jarpa.



Desafíos



Entre lo que sí existe acuerdo es a la hora de dar su respaldo a algunos proyectos gubernamentales y, en ese sentido, hay unanimidad en aprobar y despachar la reforma previsional y algunas iniciativas relacionadas con la agenda social. "Se va a respaldar en general la reforma tributaria, el término de la Ley Reservada del Cobre, el gobierno corporativo, la reforma previsional y el mercado de capitales III", asegura Lorenzini.



"Cuando digo, en general, es que estamos con la idea de legislar y la matriz que envíe La Moneda, pero en particular no quita que alguien de la DC empiece a hacer enmiendas, sugerencias, adiciones y negociamos con el Ejecutivo y el resto de la Concertación", anticipa.



Mientras tanto, el subjefe de la bancada PPD, Jaime Quintana, coincide con que hay que darle prioridad a la reforma previsional, donde su partido aspira a presidir la comisión de Trabajo. Además, su colectividad respaldará los temas educaciones y aquellos que estén presentes en la agenda social, además de los medioambientales.



El socialista Paredes, en tanto, señala que apoyarán al sistema previsional y todos los proyectos que son prioridad para el gobierno de Bachelet, aunque se manifiesta partidario de que exista un mayor control de los dineros que tienen las AFP. Además, recuerda que "hay una demanda histórica de los socialistas, que es el derecho a voto de los chilenos en el exterior".



Finalmente, Jarpa considera que "lo más importante de este año va a ser la reforma previsional y estamos interesados en trabajar en una reforma que debe ser estudiada a fondo", así como el acuerdo sobre el "daño previsional" entre la Agrupación Nacional de Empleados Fiscales (ANEF) y el Gobierno. "Ello permitirá que las personas que están en condiciones de jubilar se acojan sin desmedro de lo que significaba pasar del antiguo al nuevo sistema y, ello va a significar un tiraje a la chimenea en los servicios públicos", puntualiza.

Compartir Noticia

Más información sobre El Mostrador

Videos

Noticias

Blogs y Opinión

Columnas
Cartas al Director
Cartas al Director

Noticias del día

TV