“Si Jesús viniera hoy y tratara de entrar al Vaticano, lo arrestarían” - El Mostrador

Viernes, 24 de noviembre de 2017 Actualizado a las 13:46

David Yallop, autor de "El Pod

Cultura - El Mostrador

"Si Jesús viniera hoy y tratara de entrar al Vaticano, lo arrestarían"

por 3 diciembre, 2007

"El Papa podía hablar más de 25 idiomas pero no escuchaba ninguno", afirma sobre Juan Pablo II en su libro, en el que además denuncia profundos problemas relacionados con escándalos financieros, relaciones con dictaduras políticas y la validación de normas atemporales con los tiempos actuales.

Un agudo y sarcástico humor caracterizan a este investigador británico, autor del controvertido texto "En el nombre de Dios" (1984), donde realiza una exhaustiva investigación en la que concluye que Juan Pablo I, "El Papa de los 22 días", habría sido asesinado.



Ahora llega para presentar "una continuación de lo que estaba sucediendo en ese tiempo". Se trata de "El Poder y la Gloria", un recorrido por los procesos que levantaron la figura de Karol Wojtyla hasta ser el líder carismático que todos conocemos como Juan Pablo II, en una biografía crítica que le ha traído algo más que algún enemigo.



"La gente del Opus Dei está muy enojada con todo lo que yo he dicho. Mis enemigos no tienen problemas con no tener información, porque ellos se crean la propia. Tengo excelente ficción sobre mí mismo", dice Yallop en entrevista con El Mostrador, donde analiza la figura del fallecido Papa polaco, sus vínculos con el Opus Dei y el futuro de una institución religiosa que, según afirma, alberga uno de los lavados de dinero más grandes del mundo.



-¿Se considera a usted mismo un promotor fidae (promotor de la fe)?
Soy un promotor de la fe como ésta era originalmente, cuando Cristo nos la dio. Lo que ha venido pasando desde hace mucho tiempo es la promoción de algo que es irreconocible en sus orígenes. Irónicamente, una de las razones por las que Juan Pablo I fue asesinado fue porque su programa iba a ser un intento por volver a esos primeros días. Él creía en una iglesia pobre, para los pobres. Por supuesto, fue confrontado por el llamado Vaticano Incorporado.



-¿Fue la constitución del Estado Vaticano el principio del fin, fue este hecho el que pervirtió a la Iglesia?
Sí, aunque desde mucho antes. La perversión se materializó en 1927 con la creación del Estado Vaticano. Hay evidencia que indica que éste sería uno de los diez lavados de dinero más grandes del mundo y nos han dicho que esta es la casa del cristianismo. En el Nuevo Testamento hay una descripción magnífica en que Cristo voltea las mesas de los banqueros indignado. Al menos en esa época Jesús pudo entrar al templo, porque si viniera ahora y tratara de entrar al Vaticano sería arrestado de inmediato.



-¿Por qué cree que la figura de Wojtyla causa tanto fervor?
El hombre era muy carismático, afirmar lo contrario sería estúpido. Por muchos años fue el hombre más popular del mundo, lo cual es un estatuto extraordinario y todos sabemos que es así. De él podríamos decir que la gente ama al cantante, pero no la canción. Si sales a las calles hoy y preguntas a la gente si recuerda la visita de Wojtyla de seguro todos lo hacen, pero nadie recuerda qué dijo el Papa en sus discursos cuando vino. Lo que él representa es un excelente ejercicio de marketing. Visita Ciudad de México, le ponen un sombrero gigante y la foto da la vuelta al mundo. La gente recuerda la imagen. Hay que tener en cuenta que en su juventud fue un gran actor. Cuando descubrió su vocación todos lo sintieron como una pérdida para el mundo actoral, pero el tipo encontró el papel de su vida.





El Papa y el Opus



-¿Cuál es su impresión sobre San Escribá de Balaguer?
Tengo una pobre impresión sobre él. Era muy cercano a Franco y era tan fascista como él. Escribá y los que vinieron después de él eligieron una filosofía que no tiene nada que ver con los principios del catolicismo. Estudié los escritos de Escribá y me sorprende que exista el Opus Dei. Mucha de su filosofía es negativa, no veo nada positivo que enriquezca la fe católica. Cuando vemos a Escribá, vemos a alguien muy llevado por sus ambiciones de poder.



-Particularmente, Escribá de Balaguer tuvo una relación muy cercana con Karol Wojtyla, quien lo nombró santoÂ…
Claro, también fue nombrado santo por la cantidad de dinero que se donó de parte del Opus Dei. Dicen que no es necesario donar millones para beatificar una persona, pero ayuda. La relación entre Juan Pablo II y el Opus Dei es bastante interesante. Estoy convencido de que él era tan cercano al Opus Dei, que no fue necesario reconocerlo oficialmente como miembro. Cuando fue elegido Papa en octubre de 1978, lo primero que hizo fue visitar la tumba de Escribá de Balaguer.



-Además de que ambos tuvieron relación con distintas dictadurasÂ…
Juan Pablo II demostró una gran afinidad con las dictaduras. Fue el único jefe de estado que vino a este país y se paró en el balcón con Augusto Pinochet. Lo mismo en Buenos Aires con el general Videla y también en Filipinas. En Inglaterra tenemos un dicho que dice que eres juzgado por las compañías que mantienes. Cuando el Arzobispo Romero, de El Salvador, fue al Vaticano, fue humillado al tener que esperar para ser atendido hasta tener un encuentro privado con el Papa, a quien le rogó que se manifestara en contra de la gente que estaba siendo abusada en su país. Tengo los documentos que prueban que el Papa le contestó que dejara de hacer problemas con este tema, que no era tanto y que volviera a El Salvador a dialogar con la Junta. Bueno, es bastante difícil tener un diálogo con alguien que te apunta con una AK47. Poco después, Romero fue asesinado en medio de una misa que ofrecía.



-¿Cuál es su opinión sobre el Papa Benedicto XVI?
Creo que Ratzinger prueba la teoría de que existe vida después de la muerte. Lo que tenemos es Juan Pablo II sin el carisma, este es un mal actor. Ha dicho que el rock es invención del demonio y con una sola frase marginó a toda la juventud del planeta de la Iglesia Católica. No como Wojtyla, que invitó a Bob Dylan a tocar para él y también recibió a Bono. Ratzinger jamás recibiría a Bono, por más cosas que haga él por el tercer mundo, pero comparte con Wojtyla las intenciones de suprimir, por ejemplo, las teorías de liberación centroamericanas y que dieron pie a Reagan para vender armas a las juntas de gobierno en esa época.



-¿Cree que es posible un revés para esta situación?, ¿puede una institución como ésta, con sus problemas de corrupción y financieros, "salvarse"?
De ninguna forma, porque eso era lo que Juan Pablo I iba a hacer, transparentar el Banco. Lo que se necesita en la Iglesia Católica es eliminar varios problemas, como la pedofilia de parte de sacerdotes y la corrupción financiera. Estos son los dos más importantes. Además está la actitud frente al control de la natalidad, que va en contra con la tendencia a la sobrepoblación mundial. La sexualidad es considerada pecado, a excepción si es con fines reproductivos.




Compartir Noticia

Más información sobre El Mostrador

Videos

Más Noticias

Blogs y Opinión

Mercados

TV

Cultura + Ciudad

Deportes

Plan Individual

Anual:
$90.000
Semestral:
$40.000
Trimestral:
$20.000
Mensual:
$10.000

Plan Empresa

Anual:
$700.000

hasta 10 usuarios
(valor normal 1.200.000)

Semestral:
$400.000

hasta 10 usuarios
(valor normal 600.000)

Trimestral:
$200.000

hasta 10 usuarios
(valor normal 300.000)

Mensual:
$80.000

Hasta 10 usuarios
(valor normal 100.000)