Jueves, 8 de diciembre de 2016Actualizado a las 16:57

Hernán Prada Cortés lo compró por US$ 250 mil

Incautan departamento de narcotraficante colombiano en Valle Nevado

por 17 marzo 2010

Incautan departamento de narcotraficante colombiano en Valle Nevado
Este capo de la mafia de la cocaína, que movió más de US$ 49 millones con sus embarques a Estados Unidos, paseaba por Santiago en una Ford Explorer y vacacionaba junto a su hijo Andrés en el centro invernal. La propiedad logró comprarla gracias a que ingresó vía Capítulo 14 del Banco Central dinero proveniente de la venta de alcaloides.

La Brigada de Lavado de Activos de Investigaciones (Brilac) incautó en febrero pasado un departamento en el lujoso complejo de turismo invernal Valle Nevado, perteneciente a un peligroso narcotraficante colombiano que estuvo de paso por Chile haciendo inversiones hace algunos años. Se trata de Hernán Prada Cortés, quien fue extraditado a Estados Unidos desde Colombia el año pasado, luego que se acreditara que “movió” más de 49 millones de dólares producto de los envíos de cocaína, los que posteriormente lavó en Ecuador y Chile.

La diligencia fue ordenada por la magistrada del 34º Juzgado del Crimen de Santiago, Chery Fernández, en el marco de una investigación que se inició en 2007, luego que la Agencia Nacional de Inteligencia (ANI), el Ministerio Público y el Consejo de Defensa del Estado (CDE) recibieran información sobre la presencia en el país de Prada Cortés. En su oportunidad, fue el CDE el que se quedó con la investigación, debido a que los hechos pertenecían al antiguo sistema de persecución penal.

Las autoridades chilenas comenzaron a indagar y descubrieron que había creado una sociedad en Panamá, Tanya Real State, con la que hizo un “espejo” en Chile.

Prada Cortés, apodado también “Ramazote”, “Papito” o “El Gordo”, saltó a la palestra en agosto de 2006, en una operación realizada en Ecuador, que desarticuló la red de blanqueo de capitales que mantenía en ese país. Uno de los interrogados por la policía reveló que los tentáculos de la organización de Prada llegaban a Chile y Argentina.

Las autoridades chilenas comenzaron a indagar y descubrieron que había creado una sociedad en Panamá, Tanya Real State, con la que hizo un “espejo” en Chile, lo que le permitió comprar un departamento en Valle Nevado por US$ 250 mil. La venta, en la escritura, se hizo no a través del dueño, sino por medio de Abraham Senermann, quien funge como representante legal de la firma.

La compra la hizo a través de la sociedad antes mencionada gracias a los oficios de un abogado chileno e ingresó los dineros a través del Capítulo 14 del Banco Central a principios de 2000, sin que las autoridades chilenas se percataran. El pago al momento de la adquisición se hizo en efectivo.

En la propiedad vacacionaba junto a su hijo Andrés y frecuentaba las canchas de golf de distintos clubes, recorriendo Santiago en una camioneta Ford Explorer que compró con los cheques de una empresa de fachada.

Sus adláteres, cada vez que viajaban a Chile se alojaban en distintos hoteles de Santiago, entre ellos el Radisson. Este hecho siempre llamó la atención de las autoridades chilenas, ya que en Ecuador, Prada Cortés era dueño de varias suites.

En la causa, en todo caso, no hay detenidos ni procesados y el departamento será rematado y los dineros ingresados a las arcas fiscales.

Notas relacionadas:
Investigan operaciones en Chile de capo colombiano Hernán Prada Cortés
Los pasos del narco Hernán Prada y sus cómplices por Santiago (II Parte)

Noticias Relacionadas

Más información sobre El Mostrador

Videos

Más Noticias

Blogs y Opinión

Encuesta

Mercados

TV

Cultura + Ciudad

Deportes