Sábado, 3 de diciembre de 2016Actualizado a las 20:07

Marco Enríquez-Ominami: La Ley anti díscolos es una "cutufa electoral"

por 25 mayo 2011

Marco Enríquez-Ominami: La Ley anti díscolos es una
"Por un lado nos dicen a los progresistas que valemos hongo y después nos dicen hagamos primarias”, expresó el timonel del PRO y ex candidato presidencial independiente.

A pesar de todas las dificultades y trabas que ha tenido su carrera política, el presidente del Partido Progresista (PRO),   Marco Enríquez-Ominami, está dispuesto a seguir dando la pelea. "He dicho que voy a ir a cualquier parte para competir y construir  una alternativa distinta", indicó en una  entrevista con El Mostrador TV.

Lo que no está dispuesto a aceptar, y en eso fue tajante, que se quiera sacar una ley en el Parlamento, como es la anti díscolos, para “impedir que existamos”. A su juicio, “esta es una ley que es una cutufa electoral. Por un lado nos dicen a los progresistas que valemos hongo y después nos dicen hagamos primarias”, manifestando al respecto que “no van a haber primarias en la presidencial si en la municipal no les están dando la oportunidad a todos los hijos de vecino de poder competir y desafiar a su autoridad”.

Así de determinantes son sus juicios también a la derecha y al gobierno se Sebastián Piñera. “Él  representa todo lo que para mí es criticable en la política. Este es un gobierno de una cierta frivolidad, de una falta de convicción y finalmente de una cierta estafa”, dijo, argumentando que  “se hizo campaña sobre la idea del cambio, que se requería básicamente un gran cambio y lo que tenemos es menos de lo mismo”.

Pero no sólo la derecha es criticada por el presidente del PRO, indicando que la ruptura que su partido impulsa también se relaciona con que  “la gran promesa de la izquierda era  combatir la desigualdad y Chile es más desigual, por tanto hay un fracaso. Por otro lado hay una permanente frustración de la derecha que no evoluciona en su hambre de invisibilizar al Estado.”

Por estas razones es que cree que el PRO es una alternativa viable, “aunque a muchos les cueste entender nuestros proyectos. Nuestro modelo de desarrollo está por supuesto en la denuncia. Somos un grupo de hombres y mujeres libres que consideramos escandaloso el nivel de clasismo de este país”, dijo al ser consultado al respecto. Sobre el mismo tema señaló que su partido pretende romper con el pensamiento único autoritario.

Para cambiar este “sistema de castas que se reproducen a sí mismas”  y que finalmente dice “son clases las que gobiernan”, es que propone reformas políticas divididas en cinco niveles. Distribuir los poderes en un sistema semi presidencial, un federalismo atenuado, ley de partidos, ley de partidos, ley electoral y finalmente, pero no por ello menos importante la eficiencia.

Más información sobre El Mostrador

Videos

Más Noticias

Blogs y Opinión

Encuesta

Mercados

TV

Cultura + Ciudad

Deportes