Sábado, 10 de diciembre de 2016Actualizado a las 17:10

Ministro habría puesto plazo para su salida

Crecen versiones de cambio de gabinete por eventual salida de Bulnes

por 27 diciembre 2011

Crecen versiones de cambio de gabinete por eventual salida de Bulnes
En el oficialismo se habla soterrada pero insistentemente de un eventual ajuste ministerial que el vocero Andrés Chadwick salió a desmentir ayer. Si bien aclaran que no existe información concreta acerca de esta posibilidad, se habla de la salida del titular de Educación con mucha fuerza, porque el rumor es que “está cansado” y que es lo habría pactado hace tiempo con el Presidente.

Junto con el final de año, los rumores acerca de un cambio de gabinete -según un sector del oficialismo- son cada vez más intensos. Y, en este contexto, algunos especulan que estaría por concretarse un hecho que se habría trazado hace meses: la eventual salida del ministro de Educación, Felipe Bulnes Serrano. Aunque en el gobierno tienen una muy buena evaluación de su labor en la cartera más complicada para la actual administración este año, también se reconoce que fue una verdadera “moledora de carne” para él. Se dice que, pese a haber concluido bien el año, el secretario de Estado está “desgastado” y muchos de los que lo veían como presidenciable estiman que invirtió todo el capital político acumulado durante su paso por Justicia en un proyecto que “nunca le acomodó del todo”. Y que si es que se hacen cambios sólo sería un ajuste para cumplir con la supuesta salida del ministro quien se lo habría solicitado hace mucho, en los momentos más difíciles del conflicto estudiantil, al Presidente Sebastián Piñera.

Lo cierto es que el ministro Bulnes salió de Justicia marcando un 46 por ciento en la encuesta Adimark y a la vuelta de los meses, en Educación, la cifra ha caído hasta el 38 por ciento. Sin embargo, más allá de los números, su labor cumplió el objetivo político de sacar la discusión sobre la reforma al sector de la calle y llevarla al Parlamento, lo que le permitió al gobierno retomar el control de una agenda que se le iba de las manos a La Moneda.

Y si bien cercanos al secretario de Estado niegan de plano la sola posibilidad que esté dispuesto a dejar el gabinete, otros hacen una lectura muy distinta. En el gobierno circula la tesis de que él mismo le habría puesto fecha a su salida hace ya varios meses y que diciembre era “la fecha tope, días más días menos”. Adicionalmente, está el hecho de que al poco tiempo de haber asumido esta cartera tuvo un impasse con el Presidente debido a que se habría sentido desautorizado por el mandatario. A fines de agosto, mientras Bulnes negaba a los estudiantes la posibilidad de un encuentro con el mandatario, siguiendo la línea impuesta por el propio Piñera, éste cambió drásticamente de opinión y se abrió a concretar una cita, lo que –según versiones de esa época- generó una gran molestia en el ministro, de la que habría dado cuenta al propio jefe de Estado.

A pesar de eso se comenta que de salir Bulnes  -a quien se le habría ofrecido una embajada-, podría reemplazarlo el actual vocero, Andrés Chadwick, debido a su amplia experiencia en la Comisión de Educación del Senado y sobre todo al manejo político que siempre ha mostrado tener.

En adelante, y después de este episodio, al titular de Educación se le entregó la responsabilidad de liderar la búsqueda de una solución al conflicto. Todo indica que el Presidente depositó en sus manos la tarea más importante de este año para el gobierno: cerrar un problema que le estaba saliendo caro a La Moneda. Y aunque todos creen que lo hizo bien, existe un amplio sector del oficialismo, más ligado a RN, que cree que el costo personal para el ministro fue bastante alto y lo ven “agotado”.

De allí que se haya comenzado nuevamente a especular sobre un cambio de gabinete, que estaría impulsado, justamente, porque se estaría cumpliendo un plazo impuesto por el propio ministro. Y a partir de eso, en Palacio corren las versiones acerca de los posibles reemplazos y los diferentes movimientos  estratégicos que podría estar evaluando el mandatario.

A pesar de eso se comenta que de salir Bulnes  -a quien se le habría ofrecido una embajada-, podría reemplazarlo el actual vocero, Andrés Chadwick, debido a su amplia experiencia en la Comisión de Educación del Senado y sobre todo al manejo político que siempre ha mostrado tener. A este  lo reemplazaría la actual intendente de la Región Metropolitana, Cecilia Pérez, quien está muy bien evaluada por La Moneda en sus vocerías. Una idea que no agrada para nada en el gremialismo, donde están concientes –después de lo ocurrido con el actual titular de la cartera- de que quien pasa por ahí “se quema políticamente”. Una alta fuente de la tienda de Juan Antonio Coloma, señala que no se imagina este cambio, porque “a Chadwick le calza bien el rol político” y sacarlo de la vocería “sería un muy mal negocio para el gobierno”. En la casona de calle Suecia incluso sostienen que “se especula que Bulnes está renunciado desde que el Presidente lo habría desautorizado a anunciar una reunión con los estudiantes, mientras el ministro se había cerrado a tal posibilidad”.

Como ya es habitual, volvió a surgir también la duda acerca de si en el eventual ajuste podría salir el ministro del Interior, Rodrigo Hinzpeter, y quién lo reemplazaría. Sin embargo, cada vez es menos probable que ello ocurra, entre otras cosas, porque para algunos sectores de Renovación Nacional es importante su permanencia, pues estiman que su sola presencia en el gabinete frena el avance de la UDI en La Moneda.

Noticias Relacionadas

Más información sobre El Mostrador

Videos

Más Noticias

Blogs y Opinión

Encuesta

Mercados

TV

Cultura + Ciudad

Deportes