miércoles, 26 de septiembre de 2018 Actualizado a las 12:18

Bachelet no visó plantilla de candidatos parlamentarios que se inscribe hoy

Marcelo Díaz (PS) se niega a competir contra Jackson y Concertación se omite en Santiago Centro

por 19 agosto, 2013

Marcelo Díaz (PS) se niega a competir contra Jackson y Concertación se omite en Santiago Centro
En la oposición ayer afirmaban que primaron varios antecedentes en la definición de omitirse en Santiago Centro. Aunque la decisión fue facilitada por la señal que el ex dirigente estudiantil dio el miércoles en la mañana, cuando por primera vez reconoció —públicamente— que en segunda vuelta “no se pierde” y que se cuadrará con Bachelet. Si bien no era el compromiso que deseaba la Nueva Mayoría, el gesto no pasó desapercibido.
  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

Fue la noticia de ayer. Uno de los nudos pendientes en la negociación se despejó anoche, cerca de las 20:00 horas, cuando la Nueva Mayoría anunció que finalmente no levantaría una lista propia en el distrito de Santiago Centro, sino que apoyará la candidatura de Giorgio Jackson.

Hace una semana la Nueva Mayoría tenía decidido levantar lista propia, ya que todas las gestiones con Jackson para que fuera como independiente en el pacto no fructificaron. La decisión se sustentaba en razones electorales, evitar un doblaje de la derecha, y políticas, la necesidad de contar con un compromiso de apoyo a Bachelet.

La DC ya tenía zanjado llevar al ex director del INJUV, Eugenio Ravinet, como compañero de lista, pero hasta el viernes en el PS seguía la incertidumbre, pues reconocían que su diputado Marcelo Díaz, no había dado una respuesta formal a la petición de competir en Santiago Centro que le hizo el partido, Peñailillo y la propia Bachelet.

Si se levantaba esta lista, la mayoría de los cálculos apuntaba a que Jackson se perdía y quedaba fuera del Congreso, lo que implicaba un terreno fértil para que quedara públicamente como “víctima” de los partidos y un flanco abierto contra la coalición los próximos años.

En la oposición ayer afirmaban que primaron varios antecedentes en la definición de omitirse en Santiago Centro. Aunque la decisión fue facilitada por la señal que el ex dirigente estudiantil dio el miércoles en la mañana, cuando por primera vez reconoció —públicamente— que en segunda vuelta “no se pierde” y que se cuadrará con Bachelet. Si bien no era el compromiso que deseaba la Nueva Mayoría, el gesto no pasó desapercibido.

En la oposición ayer afirmaban que primaron varios antecedentes en la definición de omitirse en Santiago Centro. Aunque la decisión fue facilitada por la señal que el ex dirigente estudiantil dio el miércoles en la mañana, cuando por primera vez reconoció —públicamente— que en segunda vuelta “no se pierde” y que se cuadrará con Bachelet. Si bien no era el compromiso que deseaba la Nueva Mayoría, el gesto no pasó desapercibido.

Sin embargo, el factor determinante y clave fue que, en la práctica, Díaz no estuvo dispuesto a competir en ese distrito. De hecho, el miércoles desde Revolución Democrática consideraban que dado que el escenario era complejo para Jackson con una dupla de oposición que le compitiera, iban a desplegar gestiones de último minuto con los partidos y con Díaz para tratar de convencerlo que no postulara.

“No hubo voluntad, finalmente no estuvo disponible, por lo que el PS no tenía a quien poner”, explicaron anoche desde el seno del equipo negociador de la Nueva Mayoría.

Con esto, la candidatura de Ravinet no tenía sentido, porque —confesaron en la coalición— “no se podía presentar una lista con solo candidato, porque ahí sí que doblaba la derecha”.

El PPD hace meses decidió retirar a Víctor Barrueto de Santiago Centro para dar paso a la candidatura de Jackson. De haberse concretado una dupla de la Nueva Mayoría, en el partido confiesan que estaban en una situación compleja, porque la intención siempre fue omitirse a favor de Jackson, por lo que consideraban que la libertad de acción era la mejor salida. “No fue necesario”, afirmaban anoche.

Visar la plantilla

Aunque públicamente ha demandado a los partidos de su coalición generar duplas parlamentarias competitivas que permitan doblar a la derecha, asegurando así ciertos quórum que requiere para impulsar varias reformas anunciadas, la abanderada Michelle Bachelet optó por no visar el listado de candidatos antes que las nominas lleguen al Servicio Electoral (Servel).

Desde la primera elección posterior a la dictadura, el “presidenciable” ha tenido la facultad de pronunciarse sobre la plantilla parlamentaria, revisarla, dar opiniones sobre algunas competencias o lisa y llanamente intervenir en casos conflictivos. Bachelet no fue la excepción a esa tradición, al menos en su campaña anterior, la primera, la del año 2005, cuando debutaba en las ligas mayores de la política.

Ese año, la noche antes que se venciera el plazo legal de inscripción, efectivamente le imprimieron y llevaron a Bachelet —tarea que estuvo en manos del encargado electoral del PS, Francisco Aleuy— la lista con todos los candidatos a senadores y diputados que compitieron en esa ocasión para que la revisara y opinara en algunos casos.

Pero ahora no lo hizo. No es que esté ajena al tema. Sin embargo, ha optado por otra forma menos directa, aunque en algún minuto después de las primarias del 30 de junio dijo públicamente que, de ser necesario, se involucraría en la plantilla. No se consideró que fuera imprescindible en esta ocasión y aseguran en la oposición que en privado Bachelet mandó más de un mensaje advirtiendo que no se involucraría personalmente en la solución de conflictos de la negociación, sino que los partidos deberían hacer los esfuerzos pertinentes para lograr acuerdos.

En su representación, casi “supervisando” las negociaciones, el brazo derecho de la candidata, Rodrigo Peñailillo, ha estado pendiente del avance de las negociaciones, es a él a quien —aseguraron desde el equipo negociador— se le ha consultado su opinión en varios momentos durante estas semanas.

Por otra parte, el equipo territorial del comando ha comenzado las reuniones con los partidos para explicar la estrategia de campaña este segundo semestre, como el papel que deberán jugar los alcaldes y concejales más votados para fortalecer a las cartas parlamentarias.

Públicamente Bachelet juega su papel, aprovechando la mayoría de sus actividades en terreno para recalcar la importancia que no sólo voten por ella en noviembre, sino por los parlamentarios que después respaldarán en el Congreso su programa de gobierno. Este fin de semana no fue la excepción: “Tienen que enterarse quiénes son los candidatos y elegir bien los parlamentarios para que podamos tener un Parlamento que permita que hagamos todas las reformas, todas las cosas con que ustedes sueñan, piensan y anhelan (…) No basta con tener una Presidenta que tenga las ganas, la voluntad y la disposición. Necesito un Parlamento que se la juegue por esto", precisó Bachelet en Lo Prado el sábado durante un puerta a puerta.

Los otros nudos

A las diez de la mañana en la sede del PS se reunirán nuevamente los partidos de la Nueva Mayoría para afinar los detalles pendientes, cita que se suma a la que ya protagonizaron el viernes en la tarde todos los timoneles, donde firmaron el pacto electoral, y a otra que hubo el sábado con los secretarios generales.

Más allá de la revisión de los papeles de rigor que los candidatos deben presentar al Servel, del chequeo de la lista de consejeros regionales —que por primera vez se elijen por votación directa también en noviembre—, en la reunión de hoy se debe resolver la situación del segundo cupo en la X Región de los Ríos y el candidato PS en el distrito de Santiago Centro.

Hasta el viernes uno de los nudos era precisamente la petición del Partido Radical de llevar a su timonel y ex presidenciable, José Antonio Gómez, a senador por la VI Región. Sin embargo, el fin de semana se ratificó la opción del DC Juan Carlos Latorre en esa zona y quedó zanjado que Gómez efectivamente da un paso al lado y no postulará al Congreso, en ningún lugar.

De haber un segundo cupo senatorial para los radicales —el primero es la candidatura de Alejandro Guiller en Antofagasta—, podría ser en Los Ríos, como compañero de lista del PS, Alfonso de Urresti, pero Gómez no será el candidato, sino que Marcos Zaldívar, quien hoy debe confirmar si está dispuesto.

Más información sobre El Mostrador

Videos

Noticias

Blogs y Opinión

Columnas
Cartas al Director
Cartas al Director

Noticias del día

TV