sábado, 14 de diciembre de 2019 Actualizado a las 02:15

Agenda Saludable

Presentado por:

Vida Sana

Cinco cosas que una empresa puede hacer para combatir la obesidad

por 18 abril, 2016

Cinco cosas que una empresa puede hacer para combatir la obesidad
Se trata de un problema de salud pública demasiado grande para que su solución dependa sólo del sistema de salud pública.
  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

Las dos terceras partes de los estadounidenses tienen sobrepeso o son obesos, lo cual hace que aumente su riesgo de diabetes, enfermedades cardíacas u otros problemas de salud.

Se trata de un problema de salud pública demasiado grande para que su solución dependa sólo del sistema de salud pública.

Las empresas preguntan cada vez más qué pueden hacer para combatir la obesidad entres sus empleados, clientes y comunidades. Después de todo, los empleadores pagan la obesidad en los costos de salud, de modo que deberían tener algún incentivo para idear soluciones.

Las empresas tienen cinco formas de combatir la obesidad.

1. Mejorar los alimentos en el lugar de trabajo

Desde los snacks en los emprendimientos hasta las máquinas expendedoras en las salas de esparcimiento de las fábricas, hay muchos lugares donde las compañías pueden mejorar la elección de alimentos para los empleados. Hace un año, en la Cleveland Clinic se podía comer en McDonald’s. Ahora los empleados pueden beber sodas si lo desean, pero deben traerlas de sus casas.

2. Contribuir a los objetivos de los empleados

En los últimos años, las empresas han adoptado programas para incentivar a los empleados a adoptar hábitos saludables. Algunas compañías comienzan a extender esos programas a las familias, lo que supone concentrarse menos en los riesgos para la salud en términos generales y más en apoyar los objetivos de cada empleado, entre ellos manejar el estrés, los problemas sociales y emocionales y la inseguridad económica. LuAnn Heinen, vicepresidenta de bienestar, productividad y capital humano del National Business Group on Health, dijo que es necesario abordar esos problemas antes de de que los empleadores puedan observar las ventajas para la salud de los programas de bienestar. “Si no se pueden pagar las cuentas, no se compran arándanos orgánicos”, dijo.

3. Facilitar que los clientes coman bien

Los comerciantes ponen dulces cerca de las cajas registradoras para que la gente los compre de forma impulsiva. En lugar de ello, podrían remodelar los locales con alternativas saludables. Algunas tiendas lo han hecho con ayuda de sistemas de calificación como Guiding Stars o NuVal, que evalúan los alimentos según su valor nutricional y les dan una calificación que los comercios incorporan a etiquetas en los estantes. Eso contribuye a que los compradores identifiquen con rapidez los alimentos más nutritivos.

4. Tener en cuenta a la comunidad

Los empleadores que buscan mejorar la salud pueden extender su influencia a los clientes. Las empresas que tienen clínicas, servicios de salud infantil o centros de ejercicio en su sede pueden abrirlos a los miembros de la comunidad. Texas Instruments, por ejemplo, convierte sus centros de ejercicio en campamentos para niños durante las vacaciones escolares.

5. Cambiar la oferta de alimentos

Hace 10 años, organizaciones de defensa de la salud pública y empresas de bebidas negociaron un acuerdo para eliminar las sodas de más calorías de las máquinas expendedoras de las escuelas. Fue un acuerdo sin precedentes, y también allanó el camino para compromisos posteriores de reformulación de productos para reducir calorías y porciones, una tendencia ya existente que impulsaba el comportamiento de los consumidores. La presión del mercado podría ser la forma más efectiva de que el sector de alimentación aborde la obesidad.

Compartir Noticia

Más información sobre El Mostrador

Videos

Noticias

Blogs y Opinión

Columnas
Cartas al Director
Cartas al Director

Noticias del día

TV