domingo, 17 de noviembre de 2019 Actualizado a las 20:41

CULTURA

Cultura - El Mostrador

El mundo de la cultura pide nueva Constitución que acompañe un nuevo pacto social

por 23 octubre, 2019

El mundo de la cultura pide nueva Constitución que acompañe un nuevo pacto social
Participaron en una asamblea de varios movimientos en la Universidad Academia de Humanismo Cristiano, donde se decidió una agenda corta y otra larga para enfrentar la situación actual. "Cuando en la asamblea se escarbó en las raíces del problema, que vive no solo la educación, la salud, la previsión, sino también el arte y la cultura, llegamos al mismo punto: hoy la cultura sufre por la mercantilización de su producción y sus objetivos. Es lo mismo que le pasa al resto de la sociedad", advirtió Jorge Baradit. También pidieron sacar a los militares de las calles.
  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

El presidente de la Unión Nacional de Artistas (UNA), el músico Mario Rojas, los escritores Jorge Baradit y Nona Fernández, así como el actor Alfredo Castro, expresaron su preocupación por la situación actual de crisis social que vive el país.

"El mundo de la cultura ve con absoluta y profunda preocupación lo que está sucediendo", manifestó Rojas.

"Desde mi perspectiva, estamos viviendo una situación de derechos humanos inaceptable. En una situación tan apremiante, los medios no comunican nada de los muertos ni de sus familias", criticó.

"Estamos consternados de estar en un estado de emergencia", complementó Fernández. "Entendemos que es el momento de levantarlo ahora. No podemos tener a los militares en las calles".

Sorprendidos

Al igual que al resto de la sociedad, a los artistas les sorprendió la magnitud de la explosión popular.

"Todo el movimiento social actual se desencadenó rápidamente y obviamente estamos apoyándolo y queremos también imponer nuestras demandas, que no son menores, si bien hay demandas muy importantes, como salud, vivienda, entendemos que es prioridad para la población, pero el acceso a la cultura podría ayudar mucho a la cohesión social", destacó Castro por su lado.

Para el actor, el mundo de la cultura puede hacer cosas muy importantes, como lo ocurrido en Francia. Cuando allí el Gobierno se vio sobrepasado con las manifestaciones de los chalecos amarillos, "Macron hizo un gesto cultural, que fue abrir en cada municipio un cuaderno de sueños y un cuaderno de demandas, para que la población fuera a escribir dónde se sentía abusada en sus derechos, abusada en su dignidad".

"Eso es un acto cultural, la cultura ayuda a la cohesión social, ayuda a la integración, ayuda a deponer la violencia, en este sentido la cultura educa, educa sensibilidades también", destacó.

En el momento actual, la cultura también puede hacer un aporte con actividades a nivel comunal, bajo el lema de "El derecho de vivir en paz", según una propuesta del cineasta Cristian Galaz.

Asamblea de movimientos

Los artistas participaron el lunes en una jornada de reflexión en la Universidad Academia de Humanismo Cristiano, donde estuvieron representantes de los movimientos sociales, poblacionales, estudiantiles, los derechos humanos, ambientalistas, feministas y otros, en que se señaló que un nuevo pacto social requiere de una nueva Constitución.

Allí se acordó la creación de comisiones para trabajar en una agenda breve y otra larga.

La primera es para pedirle al Gobierno respecto a temas muy esenciales a partir del próximo presupuesto y que se privilegien todas las demandas sociales que están siendo solicitadas en la calle por la civilidad.

La agenda larga, en tanto, tiene que ver con los derechos humanos, privatización del agua, del litio y otros bienes nacionales, y también con temas como Isapres y las AFP, "que finalmente son las demandas que están en la calle en este momento", subrayó Castro.

En palabras de Fernández, es necesario que los movimientos sociales se unan para seguir dando la pelea.

"Es un momento especial, porque al parecer hemos despertado en conjunto, y por lo mismo es un momento histórico que debemos aprovechar. Hay que seguir reclamando, hasta que de alguna manera el Gobierno escuche".

Causas y nueva Constitución

"Cuando en la asamblea se escarbó en las raíces del problema, que vive no solo la educación, la salud, la previsión, sino también el arte y la cultura, llegamos al mismo punto: hoy la cultura sufre por la mercantilización de su producción y sus objetivos. Es lo mismo que le pasa al resto de la sociedad", advirtió Baradit.

En ese sentido, criticó a la Constitución de 1980 por promover aquello en todos los niveles.

"En una arquitectura política donde todo tiene que ser rentable y sustentable desde el punto de vista comercial y financiero, el arte se ve retrasado en su desarrollo, puesto en un rincón y olvidado", lamentó, por lo cual pidió el reemplazo de la Carta Magna.

Para Baradit, el gran problema que sufre hoy el país, como son la desigualdad y la mercantilización, requiere de una solución estructural profunda.

"Cualquier otra solución distinta que no sea el cambio de la actual Constitución es un parche", enfatizó el autor, y alertó: "Las soluciones no van a salir de la misma matriz que produjo los problemas".

Concluyó que el nuevo pacto social requiere una Carta Magna distinta para un nuevo Chile. "Este ya se agotó".

Más información sobre El Mostrador

Videos

Noticias

Blogs y Opinión

Columnas
Cartas al Director
Cartas al Director

Noticias del día

TV