miércoles, 23 de enero de 2019 Actualizado a las 14:01

PAÍS

Marcela Cubillos pierde el control interno en el Mineduc

por 11 diciembre, 2018

Marcela Cubillos pierde el control interno en el Mineduc
La secretaria de Estado más cercana al ministro Andrés Chadwick vive su propia crisis interna en el Mineduc. El despido de casi un diez por ciento de los funcionarios del ministerio ha traído consigo un paro sostenido de los trabajadores, quienes ya no están realizando los turnos éticos. Los dirigentes sindicales aseguran que el trato con la titular de Educación hace que se extrañe al ex ministro Varela, que con la actual administración no se puede dialogar ni negociar, y que la secretaria de Estado levantó una verdadera operación política para descabezar a los trabajadores a honorarios. Por otra parte, en el Gobierno sacan cuentas alegres por su administración, no solo por el barrido dentro de la cartera, sino también por los resultados que tuvo Aula Segura, un verdadero bálsamo en medio de la crisis que han vivido en La Moneda.
  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

Son días difíciles para la ministra Marcela Cubillos. El Ministerio de Educación está inundado por un gran descontento laboral, mientras las reformas educacionales duermen en el Congreso, sin que el efecto comunicacional de Aula Segura pudiera frenar la caída del Gobierno en las encuestas. Pero una cosa es segura, la ministra cuenta con una fuerte espalda política, cimentada directamente por su cercanía con el Presidente de la República.

El despliegue por Aula Segura, máximo caballito de batallas de la, entonces, recién llegada ministra Cubillos, fue un dulce para La Moneda, un bálsamo en medio de la lenta, pero sostenida, caída del Gobierno en las encuestas. A pesar de las fuertes críticas por la falta de política educacional detrás de la propuesta, el proyecto logró encantar a parte del electorado más visceral del oficialismo y, de paso, logró enterrar las huellas de un controvertido ministro Gerardo Varela.

La momentánea estabilidad que le dio a La Moneda, hizo que la ministra se ganara un lugar aún más especial al interior de Palacio, y hasta se comenzaron a oír los rumores de que podría tener un lugar en el comité político, medida que ha sido descartada por sus cercanos. Cubillos es parte del círculo de hierro del ministro Andrés Chadwick y en el oficialismo recalcan que es la mujer más cercana al jefe de la cartera de Interior, y que “en estos momentos turbulentos”, la secretaria de Estado ha sido clave para mantener alineado uno de los ministerios más relevantes de los últimos años.

De personalidad fuerte y ruda, Cubillos está “formada en la política, con políticos, en su tono y forma”, destaca un militante de Chile Vamos. Quienes la conocen, aseguran que sabe seguir órdenes, asumir responsabilidades, pero también proponer, “o imponer”, destaca un ex colaborador del Ministerio del Medio Ambiente.

Una constante en los equipos de trabajo que le toca dirigir, es “el estado de estrés permanente”, la centralidad en lo comunicacional y el “eterno problema de su distancia con la gente”, recalcan desde la UDI, su ex partido.

La momentánea estabilidad que le dio a La Moneda, hizo que la ministra se ganara un lugar aún más especial al interior de Palacio, y hasta se comenzaron a oír los rumores de que podría tener un lugar en el comité político, medida que ha sido descartada por sus cercanos. Cubillos es parte del círculo de hierro del ministro Andrés Chadwick y en el oficialismo recalcan que es la mujer más cercana al jefe de la cartera de Interior, y que “en estos momentos turbulentos”, la secretaria de Estado ha sido clave para mantener alineado uno de los ministerios más relevantes de los últimos años.

Y es que Cubillos siempre ha mantenido un núcleo muy pequeño y de confianza, con el que trabaja absolutamente todo. Su mano derecha siempre ha sido la hija del ministro Chadwick, Camila, quien hasta hace unas semanas era su jefa de gabinete, pero hoy se encuentra con licencia. A este grupo nucleado le daría “mucho poder y autonomía, todo pasa por ellos”, agregan.

Pero así como este núcleo goza de su confianza, un espacio que nunca logra mantenerse en pie es el de sus equipos de comunicaciones. Tras la renuncia de su ex jefe de prensa, aún no han logrado encontrar otro nombre para este cargo, “el menos cotizado del Mineduc”, bromean desde el ministerio.

Desde el Gobierno reconocen que la ministra “poco sabe de educación”, pero se maneja como pez en el agua comunicacionalmente y que, a pesar de su distancia o frialdad con la ciudadanía, “hace todo lo posible por parecer cercana en sus redes sociales y fotografía”.

En el Ejecutivo destacan que “sus perfiles de redes sociales son los mejores que tiene el Gobierno”, y hasta llega a bromear con que su perro se parece a su esposo, el senador Andrés Allamand. Cercanía y confianza que no alcanza para el resto de los equipos que trabajan para ella.

La operación Cubillos

Pese a su estrategia en redes sociales y el piso que le da su cercanía con el núcleo duro de La Moneda, la ministra tiene desordenada la casa. De los 2.500 despidos realizados por el Gobierno durante la semana pasada, más de un 8 por ciento corresponde a funcionarios dependientes del Ministerio de Educación, razón por la que los trabajadores de dicha cartera llevan más de 10 días en paro y, a partir de este lunes, sin turno ético.

La ministra de Educación despidió a casi el 10 por ciento de la planta y trabajadores a honorarios del ministerio, en total 210 personas. Egidio Barrera, presidente de Andime, que agrupa a todos los funcionarios de planta del Mineduc, destaca que “a partir de la llegada de la ministra Cubillos la cosa ha sido muy compleja para los funcionarios y los socios, con los despidos, el incremento de prácticas abusivas, el maltrato y el acoso”.

Además, detalla Barrera, los despidos no cumplen con lo determinado en la circular 21 del Ministerio de Hacienda, que define los principios para la renovación del personal a contrata en el servicio público.

Según los dirigentes gremiales, la relación con la secretaria de Estado se encuentra tan desgastada que en el Mineduc todos extrañan a Gerardo Varela. "Independientemente de sus salidas, él era una persona mucho más cercana, se podía conversar en cualquier momento, te lo topabas en los pasillos y conversaba contigo, esta señora pasa rodeada de cuatro guardaespaldas y no se puede ni saludar”, destaca Barrera.

Una situación similar describe Juan Guerra, secretario del Sindicato de Trabajadores a Honorarios del Mineduc, que fue desvinculado hace unos días. El sociólogo reconoce que las relaciones con las autoridades del ministerio “se han vuelto más ásperas, más difíciles”. Recuerda que antes había reuniones periódicas con el el jefe de administración del ministerio, y que hasta se había levantado una mesa de buenas prácticas laborales, para mejorar las condiciones de los funcionarios a honorarios. “Se nota el cambio en la gestión y el trato con los trabajadores, antes había puertas abiertas al diálogo, hoy día no existen”, destaca Guerra.

Los funcionarios del Mineduc precisan que las desvinculaciones han golpeado directamente a las dirigencias del sector de honorarios, hasta echaron a la mitad del directorio de dicho ámbito, lo que sucedió debido a que los trabajadores a honorarios no tienen fuero sindical.

El viernes pasado se levantó una mesa de negociación, en la que la ministra Cubillos propuso reincorporar a 24 funcionarios de los 210 despedidos, lo que fue tildado como insuficiente por los dirigentes, razón por la que se quebró la mesa. “Nosotros le exigimos a la ministra Cubillos que se retracte del despido de los dirigentes sindicales” y que se retomen las negociaciones, detalla Juan Guerra.

Además, este lunes, el subsecretario de Educación, Raúl Figueroa, tuvo una reunión con el gremio de funcionarios, de trabajadores de la Subsecretaría de Párvulos y los trabajadores a honorarios. En dicho encuentro, Figueroa les propuso aumentar a 33 las reincorporaciones, lo que es calificado como "poco satisfactorio" por los dirigentes. Agregan que esto da cuenta de que la ministra Cubillos no tiene la voluntad de "avanzar más allá", tanto así que el propio subsecretario les habría reconocido que "tenía un estrecho margen para reincorporar más gente".

A este conflicto se suma otro de índole laboral, el de las trabajadoras y trabajadores de los Jardines Infantiles de Fundación Integra, quienes a partir de este lunes radicalizaron sus movilizaciones, iniciando un paro nacional, que los llevó a manifestarse afuera de La Moneda.

A pesar de que la Fundación Integra es dirigida ad honorem por la primera dama, Cecilia Morel, es una división de educación inicial que depende del Mineduc, por lo tanto, atañe a la cartera de la ministra Cubillos resolver el conflicto que hoy tiene paralizados a los sindicatos Nº 1 y Nº 2 y SINATI, que reúnen a más del 80% de los trabajadores de Integra que hoy están movilizados en todo Chile.

Pero ninguno de estos conflictos sería relevante para el Gobierno, es más, lo de las desvinculaciones “eran costo hundido”, destacan desde Palacio, razón por la que la ministra no daría su brazo a torcer.

Lo importante para el núcleo duro del Presidente es que la ministra Cubillos “oxigena el ambiente. Ha sido la única ministra que ha podido sacar de los temas como la calidad y los niños, para llevar al Gobierno a un tema que es mucho más cómodo, como lo es la seguridad”, recalca un alto personero gubernamental.

Desde Chile Vamos enfatizan que es uno de los liderazgos femeninos más potenciables. “Si logra mantenerse sobre el 40% de aprobación, es un rostro que se puede potenciar en la centroderecha”, agregan.

Falta de educación

Pero los conflictos la ministra Cubillos no solo los tendría dentro del Mineduc. En el Congreso aseguran estar hartos de la inacción del Ejecutivo ante proyectos que el propio Gobierno de Sebastián Piñera ingresó, como el nuevo Crédito Unificado para la Educación Superior y la ampliación de la gratuidad para Institutos Profesionales y Centros de Formación Técnica, proyecto estrella del senador Manuel José Ossandón (RN).

Los propios parlamentarios de Chile Vamos afirman estar preocupados por el retraso de la agenda de gratuidad, y no se explican por qué la agenda de la ministra Cubillos se “paralizó después de Aula Segura”. Detallan que se le ve “poco interesada en la cartera”, y que muchos creen que dentro del próximo año podría migrar a un ministerio "más acorde a su perfil”.

Desde la oposición recalcan que lo más preocupante son las reformas que actualmente se encuentran en implementación, como la reforma a la Educación Superior y la gratuidad. Hace unas semanas, el Mineduc vivió un verdadero round con las Universidades del Estado, unificadas en el Cuech, esto, debido a que no las incluyeron en la modificación del 15 % de libre disposición de los recursos obtenidos del Crédito Fondo Solidario, para aplacar la marca que ha traído la gratuidad.

Otro punto que causó molestia al interior del Cuech fue la no entrega de recursos renovados a las universidades nuevas de Aysén y O’Higgins, creadas bajo el Gobierno de Michelle Bachelet. Por el contrario, se incrementó la entrega de recursos a las universidades privadas a través de la Beca Bicentenario.

Otro punto sería el retraso de la implementación de la desmunicipalización o Nueva Educación Pública, en la que despidieron al total de supervisores, que llevaban cuatro años capacitándose para guiar y velar por el avance de la reforma. Esto, perjudicaría “el futuro de la nueva educación pública”, recalcan desde la Cámara de Diputados.

El Mostrador se contactó con el Ministerio de Educación, con el fin de conocer el estado de avance de estas reformas y las razones de los más de 200 despidos a funcionarios de la cartera, pero no obtuvo respuesta.

Más información sobre El Mostrador

Videos

Noticias

Blogs y Opinión

Columnas
Cartas al Director
Cartas al Director

Noticias del día

TV