domingo, 15 de septiembre de 2019 Actualizado a las 23:46

PAÍS

Lavín versus José Antonio Kast: la pulsión que pautea a La Moneda

por 14 diciembre, 2018

Lavín versus José Antonio Kast: la pulsión que pautea a La Moneda
Luego de la última encuesta CEP, el renacer que obtuvo el alcalde de Las Condes no sólo sacó sonrisas en la UDI, sino también en el movimiento chileno de “derecha honesta” que encabeza el ex diputado por San Bernardo, que vio con ello la oportunidad para seguir incubándose como el núcleo más ideologizado de la derecha. En palacio tratan de minimizar el impacto real del ex UDI y lo encasillan en el espacio de las redes sociales, pero lo cierto es que desde su posición de extrema derecha ha logrado imprimir presión al Presidente Piñera, en temas claves como el Caso Catrillanca y el Pacto Migratorio de la ONU. Y en este escenario, la figura de Lavín para La Moneda representa una válvula de escape.
  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

Los resultados de la última encuesta CEP, que situaron al alcalde de Las Condes, Joaquín Lavín, como el político chileno con mejor evaluación y más baja desaprobación, y el posicionamiento desde lo más extremo de la derecha que representa la figura del ex UDI, José Antonio Kast, comienzan a pautear el mapa político de la derecha, miras a una eventual proyección del segundo gobierno del Presidente Sebastián Piñera.

La reaparición de Lavín en la pole potition -ya fue dos veces candidato presidencial- además de provocar sonrisas al interior de la UDI, beneficia a Kast, porque su movimiento Acción Republicana encuentra el espacio perfecto para incubarse y presionar como el núcleo más ideologizado del sector.

Por eso el renacer del alcalde UDI ha sido celebrado en la autodenominada “derecha honesta”, un símil del “Alt Right” estadounidense, como describe el analista Carlos Correa a ese sector que sobrepasa ideológicamente a los partidos del sector representados en el Parlamento. Esa franja política en Chile está encabezada por las figuras de JAK, la licenciada en Filosofía Teresa Marinovic, y la Fundación para el Progreso que representa Axel Kaiser.

El nuevo escenario ha puesto tarea a La Moneda, porque a diferencia de lo que fue su último mandato, Piñera en esta ocasión gobierna bajo un paraguas ideológico mucho más amplio y también más complejo: si en su primera administración debía preocuparse de dejar contentos sólo a Renovación Nacional y la UDI (centro derecha y derecha), una tarea que no le fue fácil, en esta ocasión debe ampliar el abanico desde la derecha extrema de José Antonio Kast hasta el centro liberal donde pretende instalarse Evópoli, aunque este último partido aún no asienta su impronta.

Primero fue el calificativo de “antipatriotas” a la oposición, que se resistía a aprobar el proyecto -de fuerte impacto comunicacional y bajo efecto real- de Aula Segura; más reciente, está la decisión de no adscribirse al pacto por una migración segura de la ONU; y la guinda de la torta son las declaraciones emitida en el sexto aniversario de Evópoli, donde el Presidente Piñera no tuvo empacho en decir frente a 500 invitados y las cámaras encendidas que “estoy absolutamente convencido que el camino, la ruta, que quiere seguir la gente de izquierda promete el paraíso, pero nos va a entregar el infierno”. De esta manera queda en evidencia que la presión desde la extrema derecha sí existe y que los efectos son reales.

Pero desde La Moneda evitan aceptar el poder que representa JAK, el candidato -por sobre todos los pronósticos- del 8 por ciento en las últimas presidenciales. A la hora de referirse al ex UDI, lo encasillan en el espacio de las redes sociales y descartan que tenga reales posibilidades de ganar una futura presidencial. En los partidos de gobierno, mientras, reconocen que la presión ejercida por él en materia discursiva sí tiene efectos, pero no hay consenso en si estos son marginales o un poco más profundos.

A pesar de aquello, para Correa no hay dudas que este grupo sí hace notar su influencia en La Moneda. “Kast genera movimiento desde el gobierno hacia la derecha, le pone la presión y hacen que se asuste (…) y en definitiva han logrado pautear al gobierno hacia las posiciones más conservadoras”.

La presión de Kast ha sido notoria y no ha dudado en apuntar directo a Piñera. Así lo hizo por ejemplo tras la decisión del La Moneda de sacar de la zona roja de La Araucanía al Comando Jungla tras la muerte del comunero mapuche Camilo Catrillanca. En ese momento, dijo que “el daño que este Gobierno le ha hecho a Carabineros es de dimensiones incalculables y costará mucho esfuerzo, paciencia y compromiso reconstruir la corteza moral y motivacional de una de las instituciones más importantes del país”.

Si bien en palacio dicen no acusar recibo de estos emplazamientos, una serie de señales han revelado cómo su impronta ha virado a la derecha indesmentiblemente, dejando atrás los primeros enunciados que llamaban a una unidad nacional y el consenso, con un claro ropaje aylwinistas con el que el Mandatario se quiso vestir.

Primero fue el calificativo de “antipatriotas” a la oposición, que se resistía a aprobar el proyecto -de fuerte impacto comunicacional y bajo efecto real- de Aula Segura; más reciente, está la decisión de no adscribirse al pacto por una migración segura de la ONU; y la guinda de la torta son las declaraciones emitida en el sexto aniversario de Evópoli, donde el Presidente Piñera no tuvo empacho en decir frente a 500 invitados y las cámaras encendidas que “estoy absolutamente convencido que el camino, la ruta, que quiere seguir la gente de izquierda promete el paraíso, pero nos va a entregar el infierno”. De esta manera queda en evidencia que la presión desde la extrema derecha sí existe y que los efectos son reales.

Efecto Lavín

Pero en este escenario pre electoral que abrió la CEP, son varios al interior de Chile Vamos que aseguran que Lavín y Kast no pelearían por los mismos votos.

Para Correa, “Lavín es un bálsamo para el piñerismo, porque le permite tener una válvula de escape mirando la cara a Kast, y no se pelean el mismo espacio”.

Según el analista político y académico de la Universidad Autónoma, Tomas Duval, la figura del edil de Las Condes está por sobre ciertas comprensiones clásicas de arraigo de un candidato al señalar que “en este minuto no está pensando en la UDI, está más allá de la UDI y quiere correrse más al centro de la UDI. Por ahí está jugando. Lavín hoy no necesita a la UDI, más bien la UDI necesita a Lavín”.

Si bien desde Renovación Nacional como en Evópoli miran el renacer de Lavín de reojo, dejando entrever que su forma de actuar no se alejaría a la de un populista y mucho de su éxito dice relación con manejar una de las comunas más ricas de Chile, estas críticas no mellan el potencial del alcalde porque su posicionamiento nuevamente va más allá de los partidos.

“La estrategia del alcalde pasó de los problemas cotidianos a los problemas ciudadanos. Y ésta funciona en la medida que a mayor desafección ideológica, mayor chance que un candidato como Lavín obtenga apoyos electorales (…) la gente se identifica menos con los partidos, la ideología es cada vez menos importante”, explica el analista y director del centro de análisis político de la Universidad de Talca, Mauricio Morales, respecto a las reales chances de mantenerse en esta posición de avanzada.

En este panorama, tanto Kast como Lavín estarán atentos al resultado de las elecciones de la UDI de este domingo. Tanto Correa como Morales coinciden en que al alcalde le conviene que el triunfador sea el diputado Javier Macaya, y por el contrario, el ex diputado tiene puestas sus fichas en la reelección como timonel de la senadora Jaqueline van Rysselberghe.

Morales lo explicó de la siguiente manera: “A Kast le conviene que gane JVR. Sabe que bajo su conducción la UDI tomará un camino identitario que podría llevarlo a ser proclamado como candidato presidencial del partido sin perjuicio de que sea independiente. Kast se nutre de la polarización. En escenarios de consenso, simplemente se opaca. Él necesita tensionar los debates para exponer su identidad. Mejor aún si esa identidad se ve reflejada en su antiguo partido”.

Más información sobre El Mostrador

Videos

Noticias

Blogs y Opinión

Columnas
Cartas al Director
Cartas al Director

Noticias del día

TV