lunes, 26 de octubre de 2020 Actualizado a las 21:53

MERCADOS|OPINIÓN

Autor Imagen

Las empresas y el momento constituyente

por 9 octubre, 2020

Las empresas y el momento constituyente
Las decisiones que el electorado definirá en algunos días más en las urnas son relevantes para el futuro de nuestro país y, por lo tanto, las empresas deberían considerar el fomentar la participación de sus trabajadores en este proceso constituyente, para que sus resultados no solo sean obtenidos con total representatividad, sino además sean irrefutables y otorguen al país la estabilidad necesaria para el buen desarrollo de la convivencia y la anhelada paz social.
  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

Nuestro país se encuentra en medio de un proceso electoral sin precedentes en su historia. Por primera vez, los ciudadanos vamos a votar para decidir si queremos una nueva Constitución y, en caso de escoger esa alternativa, definiremos si el órgano responsable de trabajar en su redacción será una convención 100% elegida para ese fin o una convención mixta, donde participen en un 50% los actuales parlamentarios.

Las decisiones que el electorado definirá en algunos días más en las urnas son relevantes para el futuro de nuestro país y, por lo tanto, las empresas deberían considerar el fomentar la participación de sus trabajadores en este proceso constituyente, para que sus resultados no solo sean obtenidos con total representatividad, sino además sean irrefutables y otorguen al país la estabilidad necesaria para el buen desarrollo de la convivencia y la anhelada paz social.

Esta visión antigua y carente de modernismo, se contradice con los actuales modelos de empresa del siglo XXI, ya que debemos entenderlas como organizaciones que son capaces de ir más allá de la mera producción o cumplimiento de metas, siendo parte real de la sociedad en que realiza su actuar con políticas de protección del medio ambiente, derechos sociales, sana convivencia y de participación cívica.

Para incentivar la participación de los trabajadores en este tipo de actividades cívicas, las empresas deben poseer sistemas de comunicación formal que entreguen a su personal información fidedigna sobre el proceso que se desarrollará, evitando así la contaminación por noticias falsas o erróneas.

Del mismo modo, es importante que los empleadores consideren realizar talleres o programas de formación de manera que los trabajadores conozcan lo que es una Constitución, cuál es su importancia de cara al ordenamiento político y los impactos que tiene en la vida social, económica y jurídica del país. Todo ello, desde una perspectiva no partidista sino de formación cívica.

Por muchos años las empresas han intentado estar ajenas a cualquier tipo de vinculación con los procesos políticos y sociales, ya que consideran que ello podría significar entrometerse en “difíciles conversaciones” que no contribuyen a la generación de valor en los modelos de negocio.

Esta visión antigua y carente de modernismo, se contradice con los actuales modelos de empresa del siglo XXI, ya que debemos entenderlas como organizaciones que son capaces de ir más allá de la mera producción o cumplimiento de metas, siendo parte real de la sociedad en que realiza su actuar con políticas de protección del medio ambiente, derechos sociales, sana convivencia y de participación cívica.

Nos encontramos en un escenario crucial para nuestra nación, y el actual momento constituyente es el mejor escenario para que las empresas comiencen a avanzar en la dirección aquí propuesta.

Más información sobre El Mostrador

Videos

Noticias

Blogs y Opinión

Columnas
Cartas al Director

In memorian

Envíada por Aland Tapia | 26 octubre, 2020

Cartas al Director

Noticias del día

TV