jueves, 18 de abril de 2019 Actualizado a las 17:38

En disputa hay casi $4 mil millones en impuestos

Metlife va por todo: la disputa tributaria con el SII por el millonario crédito que le otorgó una sociedad relacionada para comprar AFP Provida

por 26 febrero, 2018

Metlife va por todo: la disputa tributaria con el SII por el millonario crédito que le otorgó una sociedad relacionada para comprar AFP Provida
En 2014, la Superintendencia de Pensiones aprobó la polémica adquisición de Provida a través de la fusión de Metlife Acquisition Co. con la AFP, permitiendo un ahorro tributario en el tiempo de $180 mil millones y desatando –junto a una operación similar de Principal con AFP Cuprum– una crisis política que terminó con la salida de Tamara Agnic de la Super de Pensiones. Ahora, Metlife va por más y pretende obtener un millonaria rebaja tributaria para el año tributario 2016, incluyendo el efecto de la pérdida que generaron los intereses de un crédito de casi US$1.000 millones que le otorgó una sociedad relacionada, a una tasa que está en cuestión y que permitió financiar la compra.
  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

El año 2015 se desató una dura polémica en el ámbito empresarial y político, a propósito de los beneficios tributarios obtenidos por dos holdings financieros estadounidenses que adquirieron AFP locales.

Metlife y Principal compraron las gestoras Provida y Cuprum, respectivamente, obteniendo ambas de la Superintendencia de Pensiones la aprobación, a fines de 2014, de fusiones con sociedades –conocidas como “de papel”– que permitieron obtener un goodwill (beneficio tributario) superior a los US$400 millones.

Ambas operaciones generaron una comisión investigadora en la Cámara de Diputados, luego la salida de la entonces superintendenta Tamara Agnic y hasta hoy se debate en tribunales si los impuestos se obtuvieron legalmente. De hecho, el diputado Fuad Chahin –junto a un grupo de abogados– demandó la nulidad de las operaciones en sede civil y la Corte ya designó un ministro a cargo.

Aunque el Servicio de Impuestos Internos (SII) validó ambas operaciones, una de ellas, la compra de Provida por parte de MetLife, desató una nueva disputa en tribunales –esta vez con el propio SII– a propósito del financiamiento de la compra.

Así lo revelan los recursos presentados en 2017 por el SII e Inversiones Metlife Chile Holdco Tres Limitada ante la Corte de Apelaciones, donde ambos piden modificaciones a los puntos de prueba fijados por el juez Óscar Merino Maturana, quien lleva el juicio por los pagos provisionales de impuestos (PPUA) que Metlife pide que el Estado le devuelva.

Para adquirir y controlar la AFP local, Metlife creó distintas sociedades. Inversiones Metlife Holdco Tres Limitada e Inversiones Metlife Holdco Dos Limitada, junto con Metlife Chile Inversiones Limitada, las tres accionistas de Metlife Chile Acquisition Co., la sociedad con que controla a la AFP.

Antes de la compra, Inversiones Metlife Chile Limitada otorgó un crédito de US$938 millones a Chile Holdco Tres, por el cual esta última pagó intereses superiores a los $25 mil millones, los que hoy son discutidos a propósito de su declaración de impuestos del ejercicio 2015 (Año Tributario 2016).

Metlife pide que se le valide la devolución de casi $4 mil millones, por la absorción de utilidades de más de $24 mil millones a través de las pérdidas de arrastre cercanas a $31.800 millones provenientes del año anterior y que incluyen el cargo a resultado como gasto de los intereses del préstamo.

El caso está en el Segundo Tribunal Tributario y Aduanero de Santiago, donde concurrieron ambas partes a discutir los puntos de prueba fijados por Merino para zanjar el juicio. La Corte resolvió en octubre pasado, rechazando la idea del SII de incluir dos puntos de prueba a los 3 originales, pretendiendo que se revisara en detalle si correspondía considerar como gasto los intereses del crédito aludido. Además, en uno de los tres propuestos por el juez, planteó aspectos similares, aludiendo a la correspondencia del crédito como gasto.

La Corte rechazó la pretensión de la repartición que dirige Fernando Barraza, dejando en suspenso la posibilidad de que el fisco impida la devolución de impuestos por las pérdidas obtenidas por Metlife Chile Holdco Tres y que fueron principalmente generadas por los créditos obtenidos de su relacionada.

Metlife Chile Holdco Tres revela ante el tribunal de alzada que el crédito recibido se hizo a una tasa de 10.25% anual, lo que estaría sobre el promedio que se cobraba en el mercado, considerando, además, el bajo riesgo de la operación.

Asimismo, pidió a la Corte que se dejara explícito en los puntos de prueba que la disputa se centraba exclusivamente en las pérdidas de arrastre y no en las utilidades devengadas de su 45% de participación en AFP Provida.

El millonario crédito

La historia se remonta a la cuestionada fusión de Provida con Metlife Acquisition Co., la sociedad creada por Metlife en 2014 para fusionarla con la AFP y así cumplir con el requisito que planteó Agnic para efectuar la operación. Al igual que en el caso de Cuprum, en que Principal creó la sociedad Argentum para fusionarla con la AFP.

Ambas operaciones permitieron un crédito por goodwill –impuestos que deberá devolver en el tiempo el Estado chileno– por casi $260 mil millones, debido a la diferencia tributaria generada por el mayor precio que pagó Metlife en favor de BBVA, respecto de su valor libro.

En el caso de Metlife, la firma obtuvo $180 mil millones en goodwill, los que declaró en 2015 y que permitieron una histórica utilidad de casi $280 mil millones.

El SII validó las ganancias obtenidas por Inversiones Holdco Chile Tres, que controla el 44% de Acquisition Co., la controladora de más del 90% de Provida.

Sin embargo, en la declaración del ejercicio 2015 para el año tributario 2016, Metlife Chile Holdco Tres quiso absorber parte de las utilidades acumuladas del año anterior con las pérdidas de arrastre provenientes del mismo ejercicio, las que incluyen como gasto devengado los $25.800 millones que pagó en intereses a su sociedad hermana Metlife Chile Inversiones Limitada (que tiene solo el 10% de Acquisition Co.), y que permitieron pagar parte de la operación a BBVA, desconocida hasta ahora.

El problema para el SII es que la exención que busca Metlife tiene antecedentes en el ejercicio tributario 2015, donde ya le fueron concedidos pagos provisionales (PPUA) por más de $2.200 millones –como reveló en la causa la empresa– y porque en la fiscalización del ejercicio tributario 2016 (estado financiero de 2015) ya le había otorgado parcialmente la devolución del pago de PPU, según declara Metlife, por unos $1.900 millones.

Parte de dicha devolución está justificada en la pérdida generada por los gastos declarados por Inversiones Metlife Holdco Tres por los intereses pagados a Inversiones Metlife Chile Limitada, los que absorbieron parte de las ganancias declaradas en el AT 2016.

El grupo estadounidense pretende que no se discutan las ganancias generadas por los dividendos obtenidos en 2015 desde Provida y solo se aborden las pérdidas declaradas. Y en el caso de las pérdidas ocasionadas por los intereses del crédito aludido, Metlife aspira a que pueden ser consideradas gasto por la sociedad y, por ende, generar la pérdida tributaria que permitiría a la firma la devolución de parte de los impuestos pagados durante el año 2015 (Año Tributario 2016).

Desde octubre pasado el juicio ha continuado y, según lo que resuelva la justicia, el caso podría volver a los tribunales, esta vez con la decisión final del SII.

Más información sobre El Mostrador

Videos

Noticias

Blogs y Opinión

Columnas
Cartas al Director
Cartas al Director

Noticias del día

TV