martes, 19 de noviembre de 2019 Actualizado a las 18:48

MERCADOS

El ajedrez de las potencias mundiales en Venezuela

por 25 enero, 2019

DW
El ajedrez de las potencias mundiales en Venezuela
La crisis del país con las mayores reservas de petróleo del planeta se ha convertido en un problema internacional donde intervienen Rusia, China, Estados Unidos e incluso Turquía. ¿Por qué?
  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

Hace bastante tiempo los efectos de la crisis política que afecta a Venezuela empezaron a hacerse notar también más allá de sus fronteras. Esto no solo se relaciona con el creciente flujo migratorio que presiona los servicios de distintos Estados de la región, sino que tiene bastante que ver con cuestiones geopolíticas. ¿Qué tan importante es para el mundo lo que sucede en Venezuela? ¿Por qué unas potencias apoyan al presidente de la Asamblea Nacional, Juan Guaidó, como legítimo jefe del Estado venezolano, mientras otras entregan su total respaldo al presidente Nicolás Maduro?

Para Agustín Blanco Muñoz, historiador y académico de la Universidad Central de Venezuela, esto se explica porque Venezuela es el "último gran polo viviente del socialismo-comunismo”, una pieza en el ajedrez planetario que sirve para contrarrestar la hegemonía estadounidense en América Latina. "Esto se puede calificar como una injerencia directa de China y Rusia, con grandes inversiones en el país”, explica el especialista, que ve el choque entre Estados Unidos y Rusia/China como una confrontación "casi silente, sin manifestaciones agrias, porque Washington no puede abrir un pleito duro, de tú a tú, con Pekín y Moscú”.

Sin embargo, explica Blanco Muñoz, Estados Unidos no se va a quedar de brazos cruzados, porque "hay que entender que China y Rusia han tomado mucho espacio en Venezuela, y el plan de esos países es extenderse a Latinoamérica. Eso es algo que preocupa a quienes han sido los dueños del patio trasero, es decir, a Estados Unidos. Esto no es solo por Venezuela. Es por lo que están haciendo China y Rusia”. De forma similar lo ve Ivo Hernández, académico de la Universidad de Münster, en Alemania, quien considera que "los regímenes no democráticos del mundo apoyan a la última metástasis del comunismo. Rusia y China son dos potencias geopolíticas que han invertido cantidades ingentes de dinero” para mantener a flote el gobierno de Maduro.

País "vendido por piezas de plata"

Hernández, que es especialista en temas latinoamericanos, estima que en todo esto se ven "las consecuencias de las nefastas políticas exteriores de Barack Obama, que no le prestó ninguna atención a América Latina”. Por ello, y "al margen de lo que uno pueda pensar de Donald Trump y de su política interna, lo que ha hecho es éticamente incuestionable, porque se ha aliado con las democracias”. El académico se refiere al respaldo casi instantáneo que dio Trump a la nominación de Guaidó como presidente encargado. "Eso estaba concertado. Estados Unidos, a través de su vicepresidente, Mike Pence, había enviado comunicados diciéndole a Guiadó ‘láncese que le damos respaldo'”, explica Blanco Muñoz.

El mismo especialista, que vive en Caracas, añade que "detrás de Trump vino el Grupo de Lima, encabezado por Colombia y Brasil”. Para él, el protagonismo asumido por estos dos países tiene que ver con su carácter de fronterizos con Venezuela. Hernández, en cambio, piensa que lo que hace el Grupo de Lima es "reivindicar la defensa de la democracia, aunque infortunadamente estamos viendo máculas en la región, como es el caso mexicano. El que no interviene ante el ataque de una persona está del lado del opresor, eso es obvio". Con respecto a Rusia y China, el académico de la Universidad de Münster dice que estamos ante "países salvando sus tajadas económicas, sus influencias en la región y el dinero que han puesto en manos de estos sujetos que han vendido a Venezuela prácticamente por dos piezas de plata".

Neocolonia y narcotráfico

Pero hay también otros actores. Turquía, por ejemplo. En diciembre de 2018 el presidente de ese país, Recep Tayyip Erdogan, llegó a Caracas para encontrarse con Maduro. Ofreció incluso "cubrir las necesidades” que sufre el país sudamericano. "Acá tenemos el nuevo El Dorado. Se trata del Arco Minero, donde hay oro y muchos otros metales. Para tapar la baja en la producción de petróleo, el Gobierno abrió las puertas de par en par del Arco Minero. Y bueno, el señor Erdogan dejó dinero y se fue muy complacido con todo lo que se llevó firmado”, explica Blanco Muñoz. "Por eso cuando me dicen que Venezuela se va a ahogar económicamente, yo les respondo que los dueños de Venezuela, China y Rusia principalmente, no van a dejar caer a esta neocolonia”.

"En este momento, Venezuela está atravesada por fenómenos globales que superan la capacidad de reacción de su propia población: es un eje del narcotráfico mundial, está aliada con los peores elementos del narcoterrorismo y cuenta con el apoyo intelectual del espionaje cubano, que fue formado por la Stasi alemana, y eso no es de demeritar”, explica Hernández. "Venezuela tiene el sostén de unas Fuerzas Armadas corrompidas en parte por el narcotráfico”, agrega. "Pero también ha obtenido la liquidez que han aportado en los últimos meses tanto el gobierno chino como el ruso, endeudando a Venezuela de manera irresponsable”. Y eso, pondera, "se hizo a espaldas de la población, con acuerdos que no fueron aprobados por una Asamblea, sino negociando con un tirano”.

DW

Más información sobre El Mostrador

Videos

Noticias

Blogs y Opinión

Columnas
Cartas al Director
Cartas al Director

Noticias del día

TV