sábado, 24 de septiembre de 2022 Actualizado a las 20:56

En medio de la tormenta, Julio Ponce sale a comprar acciones de SQM para resguardar garantías de deudas de la cascada y su control sobre la empresa

por 20 marzo, 2015

En medio de la tormenta, Julio Ponce sale a comprar acciones de SQM para resguardar garantías de deudas de la cascada y su control sobre la empresa
  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

En el mercado causó sorpresa. SQM está en el ojo del huracán por la emisión de boletas presuntamente falsas que habrían tenido como destino el financiamiento de campañas políticas y con un directorio totalmente quebrado. En dos días la capitalización bursátil de la empresa ha perdido más de US$1.115 millones, pero su presidente y controlador, Julio Ponce, sigue confiando plenamente en ella.

Entre ayer y el miércoles, Ponce ha comprado cerca de US$10 millones en acciones de la compañía. La mayor parte (US$9 millones) en la serie B, la más líquida del mercado y la que más ha resentido la coyuntura adversa de SQM tras desplomarse más de un 19% en 48 horas; y una pequeña fracción en la serie A, la misma que permite elegir 7 de los 8 directores de la sociedad y con la cual se garantizan las deudas de la cascada, el grupo de empresas con las que Julio Ponce puede alcanzar –por estatutos– hasta el 32% de la minera.

Es precisamente este último factor lo que podría explicar las compras de los últimos dos días. El castigo sobre SQM podría estrechar la situación financiera de la cascada, un hecho que fue evidente en 2013 tras la crisis que produjo el quiebre del cartel europeo del potasio, motivando a Ponce a aumentar el capital social de las matrices de SQM y fusionar algunas de estas sociedades, lo cual nunca se realizó.

Los estados financieros de Norte Grande explican bien esta situación: “Las deudas que mantiene la Sociedad y sus filiales, se encuentran garantizadas con prendas sobre acciones emitidas por SQM S.A. o bien otras acciones cuyo activo subyacente final son acciones emitidas por SQM S.A. Los respectivos contratos de crédito obligan a la sociedad deudora a cumplir con determinadas relaciones de cobertura durante toda la vigencia del crédito. Producto de ello, y precisamente para cumplir con las relaciones de cobertura comprometidas, en el evento de una baja en el precio de la acción de SQM S.A., la sociedad deudora debe otorgar un mayor número de acciones en garantía, y cuando esto ya no es posible, garantizar con documentos representativos de dinero, o derechamente pagar la deuda”.

“Se debe tener presente que las variaciones en el precio de las acciones resultan particularmente sensibles en esta situación, pues una pequeña variación puede implicar que se gatille la obligación de aumentar las garantías en montos muy significativos habida consideración de la relación deuda garantía pactada en los distintos contratos de crédito”, agrega Norte Grande en la información reportada a diciembre de 2014.

Esta sociedad es controladora de Oro Blanco y Pampa Calichera, las principales compañías que componen la cascada listada en bolsa, pues aguas arriba hay otro grupo de sociedades cuya información no es pública y que, de hecho, en el último tiempo han efectuado importantes modificaciones.

Las deudas de la cascada

Las deudas de la cascada ascienden a los US$790 millones. Norte Grande adeuda US$110 millones a CorpBanca y debe garantizar estas acreencias con títulos de Oro Blanco en razón de 2 a 1 (2:1). O sea, debe tener títulos de su filial cuyo valor sea equivalente al doble de sus deudas.

Oro Blanco también tiene obligaciones con el banco de Álvaro Saieh por US$60 millones, dejando en garantía acciones de Calichera-A en un ratio de 2:1 y 2,5:1.

Calichera adeuda US$400 millones a Deutsche Bank (US$250 millones) y Scotiabank (US$150 millones); con el banco alemán el ratio es de 3:1 y con el canadiense 2:1, con garantías que consideran sólo acciones de la serie A de SQM. Y Potasios de Chile, otra sociedad que compone la cascada de Ponce, adeuda a CorpBanca US$120 millones (ratio 1,5:1) y a Scotiabank US$100 millones (2:1), también con el respaldo de títulos SQM-A.



Por el momento, la crisis de SQM ha golpeado sólo a la serie B de la compañía, cayendo desde los $14.168 hasta los $11.455, pero la serie A se mantiene en los $15.500, por tanto, las garantías por el momento no están en peligro, lo cual tampoco es sinónimo de tranquilidad.

Es que mientras Oro Blanco y Pampa Calichera tienen sobregarantizadas sus deudas, Norte Grande pasa por una situación distinta. En su último reporte financiero enviado a la Superintendencia de Valores y Seguros, la sociedad sostiene lo siguiente: “Hacemos presente que, a esta fecha, Norte Grande S.A. se encuentra por debajo del covenant aquí mencionado, dado que la relación garantía deuda, calculada en los términos antes expuestos, asciende aproximadamente a 168%. La sociedad se encuentra en proceso de constitución de prendas para restablecer la relación garantía deuda”.

En el mercado también provocaron discusión los montos de ventas cortas y simultáneas que se generaron con las acciones de SQM en la semana, una señal de que la crisis ha despertado el apetito de los especuladores.

Síguenos en El Mostrador Google News



Más información sobre El Mostrador

Videos

Noticias

Blogs y Opinión

Columnas
Cartas al Director
Cartas al Director

Noticias del día

TV