martes, 13 de abril de 2021 Actualizado a las 02:51

Suspensión de la doble fecha de clasificatorias FIFA: ¿colonialismo deportivo?

por Camilo Godoy Pichón 8 marzo, 2021

Suspensión de la doble fecha de clasificatorias FIFA: ¿colonialismo deportivo?
  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

Señor Director:

La reciente noticia de la suspensión de la doble fecha de clasificatorias de la FIFA grafica la grosera desigualdad de poder en el fútbol mundial actual. Recordemos que luego de reuniones de varios días con la FIFA, la Conmebol comunicó el día sábado 6 de marzo que la doble fecha planeada para fines de marzo se postergará hasta nuevo aviso por “la imposibilidad de contar en tiempo y forma con los jugadores sudamericanos”.

En nuestro país, la proximidad de la fecha FIFA había generado un movimiento sin parangón a nivel de la ANFP: en un lapso de sólo unos meses, se despidió a un director técnico en ejercicio (Reinaldo Rueda), se contrató a un director deportivo de selecciones –cargo inédito en nuestra historia futbolística– (Francis Cagigao) y se contrató también a un nuevo director técnico (Martín Lasarte), totalmente mentalizado para realizar una buena actuación en la doble fecha de clasificatorias, oficial e inicialmente planificada para fines de marzo de este año.

Así fue avanzando el esquema del nuevo entrenador y su propia planificación deportiva, una vez asumido en el cargo: con un “Plan Calama”, que tenía avizorado realizar los entrenamientos en el partido previo a la fecha con Ecuador (30 de Marzo) en la altura de la ciudad nortina. Hacia allá se habían dirigido Cagigao y otros miembros de la ANFP para afinar detalles, hace sólo unas semanas.

La semana pasada tuvimos la primera nómina al microciclo con miras al debut del entrenador y su equipo. Sin embargo, todo empezó a quedar sin efecto producto de lo que podríamos llamar como “colonialismo deportivo”: la negativa de los directores técnicos de grandes equipos de Inglaterra y Alemania de liberar a sus jugadores de origen sudamericano para disputar sus respectivas clasificatorias. Esto, producto de las cuarentenas de diez días que dichos jugadores deberían realizar al retornar a sus clubes y que implicaría, según dichos DTs, una merma en sus equipos.

Así, tuvimos entonces a entrenadores “progres” como Jürgen Klopp del Liverpool, señalando que “los clubes pagan los sueldos de los jugadores, por lo que tenemos que ser la primera prioridad”. Jürgen Klopp, el mismo que en el 2019 había señalado que era “de izquierdas y siempre lo sería”, pontificando ahora sobre el negocio del fútbol y las “necesidades de la empresa”. En la misma línea, Ole Gunnar Solskjaer (Manchester United) y Pep Guardiola (Manchester City) se mostraron poco favorables a liberar jugadores, por los mismos motivos. Extraño razonamiento. ¿Por qué quejarse por algo que cualquier trabajador debe cumplir en estas circunstancias: una cuarentena?

Equipos “galácticos”, que sin lugar a dudas poseen refuerzos, y que incluso deberán dentro de pronto liberar a jugadores para que disputen las eliminatorias de la UEFA, con miras al Mundial de Qatar, que se jugará el próximo año, quedando aún varias fechas por jugar, pero contrarios a autorizar viajes a Sudamérica.

La alternativa inicial de la FIFA frente a esta situación había sido proponer las clasificatorias en países como Grecia o Hungría, mas hubo divisiones entre las federaciones sudamericanas a la hora de reclamar por que estos partidos preparatorios se jugaran sí o sí.

Así pues, queda en evidencia una vez más que el negocio del fútbol se inclina hacia quienes golpean más fuerte la mesa y con los bolsillos más llenos de dinero. ¿Qué saben Klopp o Solskjaer sobre las clasificatorias sudamericanas, más que la merma económica que en sus clubes podría generar? ¿Qué serían, por otro lado, los grandes clubes de Europa sin sus figuras sudamericanas, o incluso asiáticas o africanas?

Ya vemos temporada a temporada la poca cantidad de tiempo por la que liberan los técnicos europeos a los jugadores sudamericanos, al momento de disputar los partidos clasificatorios. En esta especie de colonialismo, la voluntad de los grandes clubes es la que manda. Y la FIFA sólo se dedica a corroborar la procedencia del emisor: si es anglosajón, pues seguro que su club mueve más plata y, por ello, debe tener razón.

 

Camilo Godoy Pichón

Compartir Noticia

Más información sobre El Mostrador

Videos

Noticias

Blogs y Opinión

Columnas
Cartas al Director
Cartas al Director

Noticias del día

TV