martes, 9 de agosto de 2022 Actualizado a las 01:28

DEPORTES

Autor Imagen

Partidazo

por 23 octubre, 2021

Partidazo

Crédito: Photosport

Tanto Colo Colo como la UC llegan al duelo tras una gran performance. Si bien los albos tienen una ventaja de dos puntos, futbolísticamente son fuerzas absolutamente parejas. Más allá que las últimas dos visitas de los de la franja al Monumental han sido victorias, este Colo Colo es muy sólido y fuerte en casa, tomando en cuenta que se jugarán una final anticipada en la fecha 28, de un calendario que llega a 34 jornadas. Especular no creo que sea parte del ADN de ambos. Al contrario, puede ser un partidazo por todo lo que hay en juego.
  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

Promesa de partidazo este domingo. Colo Colo y Universidad Católica definen prácticamente la lucha por el título en el Monumental. Una cancha que a los cruzados en los números les trae buenos dividendos. Según las estadísticas, de los 40 partidos jugados en Macul, los albos han ganado 14, se han registrado 14 empates y los de la franja se han quedado con 13 victorias.

Sin embargo, los albos, que vienen siendo el mejor equipo del torneo, tienen una oportunidad de oro para poder ganar el juego y sacarle cinco puntos de distancia a su escolta.

El trabajo de Gustavo Quinteros ha sido consistente y sólido, con una formación estable, y dándoles confianza y crédito a jóvenes valores del club, como han sido los casos de Rojas, Gutiérrez, Soto, Pizarro y Cruz, por citar a los más recurrentes del equipo. A eso se debe agregar los rendimientos de jugadores grandes como Gil, Costa y Bolados, que son parte de la columna vertebral.

En la vereda contraria y tras la partida de Poyet, Universidad Católica logró hacer el giro oportuno. Paulucci suma siete victorias en línea, descomprimió el camarín y además logró también darle estabilidad a una formación que se viene acostumbrando a ganar.

Sebastián Pérez ha logrado ser una prenda de garantía en la portería, la experiencia de Fuenzalida, la regularidad de Huerta y los buenos momentos de Gutiérrez y Saavedra, más la eficacia de Zampedri, hacen de los cruzados un equipo potente.

Quien tendrá una misión más que compleja será Julio Bascuñán y su equipo de arbitraje, dado que estará en el ojo de todos, más aún después de lo sucedido con Tobar a mitad de semana en San Carlos. Lo primero que uno anhela es la total colaboración de los jugadores, dispuestos a jugar con intensidad y vehemencia, sin caer en las simulaciones y exageraciones. Ahí comienza todo para tener un partidazo.

A la hora del análisis, ambas escuadras llegan al duelo tras una gran performance. Si bien los albos tienen una ventaja de dos puntos, futbolísticamente son fuerzas absolutamente parejas. Más allá que las últimas dos visitas de los de la franja al Monumental han sido victorias, este Colo Colo es muy sólido y fuerte en casa, tomando en cuenta que se jugarán una final anticipada en la fecha 28, de un calendario que llega a 34 jornadas.

Ambos equipos tienen argumentos contundentes para imponerse sobre el otro; ambas escuadras son muy parejas en los rendimientos del uno contra uno; los técnicos se conocen porque trabajaron juntos en San Carlos, por lo cual augurar algún cambio sorpresivo de esquema o de nombres no aparece en el horizonte más próximo.

Especular no creo que sea parte del ADN de ambos. Al contrario, puede ser un partidazo por todo lo que hay en juego. Si Colo Colo gana, le sacaría cinco puntos de ventaja a la UC y el título estaría casi ad portas de llegar a Macul. Por el contrario, si sale victoriosa la UC, lograría la cima y eso sería un envión anímico aún más potente para los actuales tricampeones del fútbol chileno. El empate, en tanto, prolongará la persecución hasta la última fecha.



Sin Lanaro, suspendido, Asta-Buruguaga o Fuentes, uno de ellos, sería su reemplazante. Colo Colo seguramente mantendrá la formación que derrotó a Deportes La Serena. O sea, llegan con planteles estelares. Quien tendrá una misión más que compleja será Julio Bascuñán y su equipo de arbitraje, dado que estará en el ojo de todos, más aún después de lo sucedido con Tobar a mitad de semana en San Carlos. Lo primero que uno anhela es la total colaboración de los jugadores, dispuestos a jugar con intensidad y vehemencia, sin caer en las simulaciones y exageraciones. Ahí comienza todo para tener un partidazo.

Ojalá sea así, porque están todos los ingredientes para disfrutar de un partido que hace mucho tiempo no concitaba tanto interés, por lo que hay en juego y por la expresión de juego que ambas instituciones vienen mostrando durante todo el certamen y que, a la luz de los hechos, son los mejores y disputarán ese primer avance este domingo en el Monumental.

En la previa tenemos partidazo.

Síguenos en El Mostrador Google News

  • El contenido vertido en esta columna de opinión es de exclusiva responsabilidad de su autor, y no refleja necesariamente la línea editorial ni postura de El Mostrador.

Más información sobre El Mostrador

Videos

Noticias

Blogs y Opinión

Columnas
Cartas al Director
Cartas al Director

Noticias del día

TV