domingo, 17 de noviembre de 2019 Actualizado a las 20:41

Opinión

Autor Imagen

Ciudades más amigables para el futuro

por 13 octubre, 2019

Ciudades más amigables para el futuro

Crédito: Agencia Uno

  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

Según datos del Instituto Nacional de Estadísticas (INE), en 2017 el 40,5% de la población total del país vivía en la Región Metropolitana y, según la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO), ese mismo año el 89,9% de la población chilena vivía en zonas urbanas. Una cifra que va en aumento y que coincide con un reporte de la ONU que señala que hacia 2050 Chile tendrá alrededor de 21 millones de habitantes y el 93% de estos vivirá en estas zonas.
Para hacer frente a estos cambios demográficos las ciudades han tenido que adaptarse y el desafío está, justamente, en crear espacios que garanticen una buena calidad de vida para todos los habitantes. En este sentido, han tenido que prevalecer los modelos de construcción en altura, que no solo permiten tener un mayor número de viviendas, sino que también generan zonas más conectadas y nuevos polos de desarrollo.
Además de los modelos de construcción, también existen otros aspectos que no podemos olvidar y que sin duda son y continuarán siendo relevantes en ciudades cada vez más numerosas. Estos tienen que ver con construir lugares donde la gente quiera vivir, tal como lo plantea el urbanista, escritor y conferencista estadounidense Jeff Speck, quien destaca la importancia de construir ciudades con una buena conectividad, donde los habitantes lleguen fácilmente a donde necesiten y accedan a los distintos servicios. En definitiva, que sean más amigables con sus habitantes.
Sin embargo, cuando hablamos de Santiago, nos referimos a una zona que se ha configurado para que su población utilice autos. Según cifras del INE, el año 2017 la Región Metropolitana concentró el 39,3% de todo el parque automotriz y el tránsito para los peatones se ha vuelto algo cada día más difícil, haciendo que pierdan gran parte del tiempo en movilizarse.
Estamos en el momento perfecto para cambiar y definir de qué manera queremos construir. En primer lugar, debemos trabajar por un transporte público que logre acercar a toda la población hacia el lugar que deseen utilizando el menor tiempo posible. Para lograrlo es necesario construir más líneas de metro con estaciones que alcancen todos los rincones de la capital. En este sentido, noticias como que el Ministerio de Desarrollo Social dio luz verde para financiar tres nuevas líneas del Metro, nos hace acercarnos a esta meta.
Además, tenemos que crear espacios para que la comunidad pueda interactuar, a través de la revitalización de barrios que muchas veces están ocultos, de la ampliación de las veredas y la mantención de áreas verdes -desde un parque, hasta la utilización de jardines verticales- desarrollando verdaderos pulmones de oxígeno en los sectores en los que se instalen.
Nuestra tarea es generar ciudades más amigables, igualitarias, y que soporten un crecimiento demográfico que, por lo pronto, no se estancará. Lo anterior lo lograremos con mejor infraestructura, más áreas verdes, cambiando la manera en la que nos movilizamos y la forma en que construimos.

  • El contenido vertido en esta columna de opinión es de exclusiva responsabilidad de su autor, y no refleja necesariamente la línea editorial ni postura de El Mostrador.

Más información sobre El Mostrador

Videos

Noticias

Blogs y Opinión

Columnas
Cartas al Director
Cartas al Director

Noticias del día

TV