viernes, 28 de enero de 2022 Actualizado a las 02:36

Opinión

Autor Imagen

¿Quién perderá?

por 27 noviembre, 2021

¿Quién  perderá?
  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

Siendo sincero, este comentario, no pretende descubrir la pólvora, menos antes de que ganemos... Es evidente que siempre que alguien gana, hay uno que pierde.  Para entender quién perderá, debo dar una vuelta, que espero no sea muy larga. 

Caso 1.- Con anterioridad a 1870 en Estados Unidos no se conocía la banana o plátano, en 1900, esto es 30 años después, los estadounidenses ya consumían DIECISÉIS MILLONES DE RACIMOS al año. En 1871, Keith Minor, conocido posteriormente como el “Rey de Centroamérica” inició la construcción de un ferrocarril de 112 millas en Costa Rica. Al lado de la línea, estaban las plantaciones, en terrenos adquiridos a precio nominal a los respectivos Estados. Este modelo hizo que la United Fruit Company y su sucesora, fueran la compañía bananera más grande del mundo, con plantaciones en Colombia, Cuba, Jamaica, Nicaragua, Panamá y Santo Domingo, todo ello con la complicidad de dictadores de derecha, obviamente instalados por la compañía, razón por la cual, se les denominaban con aire de desprecio: “Repúblicas Bananeras”. Este joven emprendedor, se casó con la hija del presidente de Costa Rica y su imperio, se instaló en Guatemala, cuyo gobierno, por cierto una dictadura, tenía especial subordinación con “La Frutera”, que tenía el 25% del total de su producción en ese país y que contaba en su patrimonio, con una liberación de impuestos por 99 años. En 1944, fue derrocado el dictador de turno y Guatemala tuvo su primera elección democrática en su historia, contando con gobiernos que avanzaron en lo que más necesitaba el país; educación (construcción de 6000 escuelas) y distribución de terrenos entre campesinos pobres, el segundo gobierno democrático, no podía avanzar en sus reformas, ya que la mayor parte de los terrenos no cultivados eran de propiedad de United Fruit y sus compañías. Contando con gran poder, la empresa bananera, convenció al pueblo estadounidense, que este gobierno de Guatemala, era comunista y finalmente el año 1954, la CIA orquestó un ataque, silenciando los medios de comunicación desde U.S.A., bombardeando con algunos aviones y haciendo creer que contaban con un ejército, cuando en realidad eran sólo 150 soldados.

Caso2.- Cuando Grecia se encontraba en una profunda crisis económica, no hace muchos años, Alemania le tendió la mano, prestando importantes sumas de dinero mediante créditos blandos. Lo importante es, para estos efectos, que el 50% de lo prestado, debía ser invertido en la misma Alemania en compra de armamento, con lo cual reactivó su economía por varios años. Grecia por su parte, necesita armas, ya que mantiene un conflicto hace años con Turquía por el dominio de la Isla de Chipre, por lo cual “eran necesarias”.

Caso 3.- Un nuevo espectáculo bananero, ni siquiera más sofisticado, es el que presenciamos en nuestro país, por el cual, los empresarios han cooptando a los políticos de derechas e izquierdas, comprando su voluntad con aportes en dinero a través de boletas falsas, aportes y compra de estudios, para la dictación de leyes que les favorezcan o no aprobación, de aquellas que les perjudiquen. Normas que afectan la recaudación del Estado y especialmente la situación de los más pobres, lo que podremos apreciar, a título de ejemplos inagotables en diversas áreas y entre ellas:

a.- Un empleador que despide por necesidades de la empresa a un trabajador, puede descontar del finiquito, lo que hubiere pagado durante la vigencia del contrato por el seguro de cesantía de ese trabajador (3% de la remuneración imponible) más el incremento de lo ahorrado. Me parece una ley, que no apunta a la equidad, ecuanimidad y respeto por su ex trabajador, que sólo se pudo dictar por la influencia de los empresarios, que les permite extraer de sus trabajadores hasta lo último posible o imaginable en el momento del despido.

b.- En treinta años de retorno a la democracia, los políticos no fueron capaces de consensuar un incremento de un 5% de la cotización previsional (2% el empleador, 1% el trabajador y 2% el Estado, por ejemplo) para llegar a un parámetro que permita jubilaciones dignas o cercanas al sueldo del trabajador, sin perjuicio de modificar administrativamente lo necesario para incrementarlas. Ello por obra de los poderes fácticos, conocidos por todos. 

c.- Desde 1973, que se dictó la ley antimonopolios, que no se contempló sanción penal para los ejecutivos de las empresas coludidas. El presidente Lagos propuso una sanción penal, pero fue rechazada por el Congreso y en la actualidad que existe, la acción penal es sólo de iniciativa del fiscal nacional económico. ¿Cuántas querellas habrá presentado el Fiscal por colusión de empresas? Respuesta: NINGUNA.  Es decir, en la práctica el principal abuso del sistema y que afecta a los más pobres, no tiene sanción (confort, remedios, pollos, transporte etc.).

d.- Un grupo de familias/empresarios, adquirieron del Estado de Chile a través de sus representantes: ministro, senadores y diputados regalones, la concesión y explotación de nuestro mar a título gratuito, todo ello por cierto mediante diversos incentivos ya conocidos. Esta Ley, no obstante estar viciada de nulidad al no representar la voluntad soberana, aún sigue vigente y entiendo, sin señales de derogación o modificación alguna. 

e.- Por último, el ex presidente de la SOFOFA, hombre muy educado e inteligente, Sr. Larraín Matte, formaba parte del Directorio de la Papelera, cuando ella se coludió con otras empresas para obtener ilícitas utilidades. El Sr. Larraín, daba clases en sus entrevistas, de buena práctica empresarial y del futuro del país. Nunca fue consultado por dicho rol por la prensa oficial.

Me temo, con mucho dolor y frustración, que estas elecciones, por cualquier vía, en el corto o mediano plazo, la ganaran nuevamente los grandes empresarios, haciendo lo que sea necesario para no perder su poder, actuando como en Guatemala, Grecia o a la chilensis, con el común denominador: sin Dios ni Ley.  Entonces, lo violento e ilegal, que destruye nuestra identidad; lo que  causa daño, dolor y polarización extrema, es el abuso carente de toda ética y que afecta directamente a los pobres de Chile.  

  • El contenido vertido en esta columna de opinión es de exclusiva responsabilidad de su autor, y no refleja necesariamente la línea editorial ni postura de El Mostrador.

Compartir Noticia

Más información sobre El Mostrador

Videos

Noticias

Blogs y Opinión

Columnas
Cartas al Director
Cartas al Director

Noticias del día

TV