jueves, 21 de marzo de 2019 Actualizado a las 03:42

PAÍS

Chadwick a lo Bolsonaro: la manipulación de los medios y el efectismo de Aula Segura

por 24 octubre, 2018

Chadwick a lo Bolsonaro: la manipulación de los medios y el efectismo de Aula Segura
El reportaje transmitido por Canal 13, “¿Adoctrinamiento en el Liceo 1?”, causó un efecto en cadena de duras críticas a las noticias e información distribuidas en el marco de la discusión del proyecto de Aula Segura. La rectificación del canal no fue suficiente para que el ministro Andrés Chadwick retirara sus declaraciones y La Moneda ha mantenido en pie el discurso de inseguridad y punitivismo, lo que los ha llevado a sacar cuentas alegres en las encuestas. Pero el proyecto de Aula Segura ha vivido un traspié en su tramitación y llega prácticamente desmantelado a la Sala del Senado, ya que la oposición rechazó todas las modificaciones ingresadas por el Gobierno, al tiempo que aprobó las propias [ACTUALIZADA: Ver N de la R al final de la nota]
  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

“¿Adoctrinamiento en el Liceo 1?”, era la pregunta del reportaje de Canal 13, transmitido el domingo en la noche, en horario prime. La nota de ocho minutos relataba la denuncia de un grupo de apoderados y alumnos que aseguraban que en el emblemático liceo de niñas había militantes del Frente Patriótico Manuel Rodríguez (FPMR) “reclutando y adoctrinando”.

“Se trata de la eventual presencia de adultos detrás de una serie de hechos violentos. Desde el Ministerio del Interior hablan de reclutamiento y adoctrinamiento (...), lo que ha significado la salida de casi 200 niñas”, destacó el periodista Ramón Ulloa al introducir el reportaje. Imágenes de jóvenes encapuchadas, gritos, fotos de un grupo de unas 20 alumnas con pañoletas del FPMR y supuestas armas dentro de una sala de clases. Como telón de fondo, sonaba música de persecución policial en la carretera, acto seguido, el relato periodístico advertía sobre la existencia de “una bomba de tiempo que crecía en el liceo de niñas de Santiago”. Todo acompañado por una entrevista al ministro del Interior, Andrés Chadwick, quien recalcó que varias de estas informaciones estaban siendo investigadas por Fiscalía.

El reportaje fue emitido en una semana clave para la tramitación del proyecto estrella por estos días para La Moneda y el Mineduc, “Aula Segura”, que pretende establecer la expulsión en caso de que se encuentre a estudiantes con armas o violenten a profesores. Justo a la mañana siguiente el Gobierno anunció que pondría discusión inmediata a la iniciativa, para que el Senado y la Cámara de Diputados la discutieran y aprobaran, cada instancia, en un plazo de tres días.

El reportaje despertó resquemores inmediatamente y las mismas estudiantes que salían en las fotos afirmaron, vía redes sociales, que los registros utilizados por Canal 13 correspondían a una actividad realizada en septiembre de 2017, para el curso de historia, llamada “La Mujer en La Historia”, versión que fue corroborada por el Liceo 1.

Tras el desmentido, la ola de críticas fue en alza por parte de analistas de medios, el Colegio de Periodistas, organizaciones estudiantiles y parlamentarios de la oposición, quienes emplazaron al señalado canal a rectificar la información. También, apuntaron los dardos al Gobierno y a una serie de despliegues comunicacionales que han incrementado la sensación de inseguridad y violencia en los denominados liceos emblemáticos.

Tras rechazar el proyecto, el senador Juan Ignacio Latorre (RD) recalcó que “hay un diseño de alguna secretaría de Gobierno para ganar algunos puntitos más en las encuestas”, mientras que su par Alejandro Guillier comparó el discurso de La Moneda con “las mismas prácticas de Trump y de Venezuela”, a lo que la diputada Camila Vallejo (PC) agregó que era lógico que el Ejecutivo quiera que se apruebe su proyecto, "pero recurrir a estas prácticas ya es inaceptable”, escribió vía Twitter.

El diputado frenteamplista Gonzalo Winter, destacó que el rol de Chadwick no es azaroso. “El ministro del Interior, que es uno de los políticos más rigurosos, se prestó para uno de los montajes comunicacionales más ordinarios, más rascas y más indecente de los últimos años. La intención de Aula Segura no tiene nada que ver con lo que pasa en la sala de clases, sino que es la forma que encontró el Presidente Piñera de reelegirse sin solucionar los problemas de los chilenos”, destacó.

La lluvia de críticas llegó hasta Canal 13 y al interior del equipo de Reportajes y del noticiario se hicieron saber los cuestionamientos a la falta de chequeo en la nota. También se abrieron críticas a otros errores dentro del área periodística y resurgió la sombra de las notas sobre Operación Huracán. A pesar de eso, la estación televisiva de Andrónico Luksic sacó el lunes en la noche un tibio comunicado, en el que explicó que se expusieron las conclusiones de los apoderados del Liceo 1 y no una conclusión del reportaje: “No quedó manifiestamente claro que esto es una opinión”. Y si bien el propio empresario reconoció el “error” de la nota, el director de prensa de la estación, Enrique Mujica, salió a defender el cuestionado reportaje. "Aquí no hay ningún montaje. Como periodista, que te acusen de montaje, es como que te saquen la madre", afirmó el martes en la mañana en T13 Radio.

Operación terror

Los dardos llegaron hasta el propio Chadwick, a quien en el seno de La Moneda reconocen como "la verdadera mano detrás de Aula Segura" y de toda la estrategia política que ha desplegado hace semanas el Gobierno para sacar adelante este proyecto.

Respecto a lo que fue la nota de T13, no era la primera vez en que se veía al ministro apuntando a la inserción de grupos subversivos en los denominados liceos emblemáticos, lo hizo en su visita a la Comisión de Educación del Senado, cuando expuso un compilado de imágenes en las que estudiantes se enfrentan con Carabineros y, también, al desclasificar a La Tercera una investigación liderada por el departamento de inteligencia de la policía uniformada, en la que se mostraba el “ADN de los overoles blancos”, que ligaba a anarquistas, miristas y frentistas en un mismo accionar organizado.

El broche de oro fue el polémico video viralizado por el alcalde de Santiago, Felipe Alessandri, un día antes de que se iniciara la discusión de Aula Segura, registro que había sido editado antes de ser publicado en Twitter.

Desde Interior aseguran que el brazo derecho del Presidente Piñera no tenía conocimiento de las fotografías cuestionadas, pero defendieron sus declaraciones en el reportaje. Intentando no dañar las relaciones con el canal en cuestión, le bajaron el perfil y buscaron desapegarse de la polémica. Desde el interior del Liceo 1 enfatizaron que habría sido la propia directora de este, Inés Aqueveque, quien habría llegado hasta Canal 13 con la denuncia y las fotografías, lo que no ha sido confirmado por la aludida.(*) 

Tras las críticas y a pesar de la transversalidad de los cuestionamientos, el ministro Chadwick reiteró sus dichos emitidos en el reportaje y señaló a Radio ADN que existen grupos que “ejercen una suerte de cooptación del liceo y se han verificado distintas amenazas a profesores”.

El diputado frenteamplista Gonzalo Winter, destacó que el rol de Chadwick no es azaroso. “El ministro del Interior, que es uno de los políticos más rigurosos, se prestó para uno de los montajes comunicacionales más ordinarios, más rascas y más indecente de los últimos años. La intención de Aula Segura no tiene nada que ver con lo que pasa en la sala de clases, sino que es la forma que encontró el Presidente Piñera de reelegirse sin solucionar los problemas de los chilenos”, destacó.

Para el director de posgrado en Comunicación de la Universidad Católica de Valparaíso, Pedro Santander, la estrategia que ha usado el Gobierno “es la típica iniciativa donde, con el uso de imágenes y discursos, se trata de incidir de una manera muy poco rigurosa en políticas públicas”. El especialista precisó que el proyecto ha ido acompañado con imágenes de shock “que, si bien son reales, no se relacionan en ninguna de sus partes con el proyecto”, ya que se muestran a estudiantes violentando a carabineros, lo que no es abordado por el proyecto. “Este es el típico caso, con todas sus letras, de manipulación de la información”, sentenció.

Otro punto que llevaría a que Aula Segura sea la iniciativa estrella de La Moneda, es la alta popularidad que tendría, según las encuestas. Hasta el martes 23, las mediciones internas de Palacio hablaban de un 80% de apoyo a la iniciativa, números similares a los resultados de la última encuesta Cadem (76%), cifras que han llevado a que más de un parlamentario apunte a un trabajo orquestado desde la propia casa de Gobierno, una sospecha que se ha instalado debido al ímpetu con que ha actuado la administración piñerista para sacar adelante el proyecto.

Para el sociólogo y académico de la Universidad de Chile, Miguel Urrutia, la estrategia gubernamental responde a un “efecto Bolsonaro”.

Destacó que en Brasil fueron las grandes cadenas de televisión las que levantaron a Jair Bolsonaro, lo que se estaría replicando en nuestro país: “Hay mucha manipulación, se exagera y se da un trato inadecuado de parte del Gobierno. Pero la izquierda tampoco encuentra su lugar dentro de la discusión y los medios le hacen una muy buena zancadilla. La manipulación está a toda vela”.

El analista comunicacional Carlos Correa planteó que “el Gobierno no tiene mucho interés en que se pueda aprobar pronto Aula Segura. Mientras más se demoren en aprobar y más esté en la agenda pública, mejor todavía. Además, a partir de ahora, cualquier acto violento que ocurra en los liceos emblemáticos, que ocurran con cámara, es un regalo para el Gobierno”.

La última jugada de la oposición

Hoy se votará el proyecto en la Sala del Senado. La iniciativa de La Moneda fue completamente desmantelada por los senadores de oposición Jaime Quintana (PPD), Yasna Provoste (DC) y Latorre (RD), integrantes de la Comisión de Educación, donde se discutió largamente ayer.

Los parlamentarios rechazaron todas las indicaciones ingresadas por el Ejecutivo, que buscaban mejorar el proyecto, muy cuestionado por su eje efectista y falta de enfoque educacional. La tríada Provoste, Latorre y Quintana presentó una serie de indicaciones, las que incluyeron hasta el cambio de nombre para la iniciativa.

Los ajustes fueron anunciados hace unos días por los senadores y tienen como objetivo dotar de mayor contenido educacional al proyecto y, de paso, borrar la esencia de Aula Segura.

Los cambios irían en la línea que planteó Isidora Mena, psicóloga y académica de Ciencias de la Educación, quien explicó que en Estados Unidos se aplicó un sistema similar a Aula Segura, que fracasó completamente y hasta llegó a aumentar la violencia en los espacios educacionales. La psicóloga detalló que las medidas ante estos casos de violencia no pueden ser punitivas, que deben apuntar a una mayor colaboración y participación de los integrantes de la comunidad y que la expulsión no resuelve el problema, ya que en muchas ocasiones puede aumentar los grados de violencia.

*N de la R: posterior a la publicación de esta nota, la directora del Liceo 1, Inés Aqueveque, envío una carta al Director, en la que niega haber entregado antecedentes a Canal 13.

Más información sobre El Mostrador

Videos

Noticias

Blogs y Opinión

Columnas
Cartas al Director
Cartas al Director

Noticias del día

TV