Jueves, 8 de diciembre de 2016Actualizado a las 11:05

Británico liberado de la cárcel de Guantánamo

"Fui secuestrado y torturado por EE.UU."

por 24 febrero 2009

Binyam Mohamed, un residente británico de origen etíope que se encontraba detenido desde 2004 en la base estadounidense en Cuba regresó este lunes al Reino Unido, donde dio a conocer las condiciones en que estuvo recluido en el polémico recinto y detalló apremios ilegítimos por parte de sus carceleros.

un comunicado, Binyam Mohamed, de 30 años de edad, aseguró que había sido torturado por órdenes del gobierno de Estados Unidos y con complicidad de los servicios secretos británicos.

"Antes de esta dura prueba, la 'tortura' era una palabra abstracta para mí. Nunca habría podido imaginarme que sería su víctima", dijo, luego de señalar que no se encontraba en condiciones físicas o mentales para dar una conferencia de prensa, aunque indicó que lo hará próximamente.

"Todavía me resulta difícil creer que fui secuestrado, acarreado de un país a otro y torturado con métodos medievales, todo orquestado por el gobierno de Estados Unidos", añadió.

Mohamed fue arrestado hace cerca de siete años en Pakistán, de donde fue llevado a Marruecos y a Afganistán, antes de ser transferido a Guantánamo en 2004. Lo acusaban de haber recibido entrenamiento del Talibán para poner bombas en EE.UU., algo que él ha negado.

Un tribunal británico determinó, el año pasado, que sus acusaciones de tortura eran creíbles y criticó a los servicios secretos del Reino Unido por seguir compartiendo información sobre él con los estadounidenses, a pesar de las preocupaciones que había por el tratamiento que presuntamente estaba recibiendo.

Presiones y aliados

En su comunicado, Mohamed aseguró que EE.UU. tiene miles de prisioneros en diversas partes del mundo contra quienes no se han presentado cargos y a quienes no se les permite comunicarse con sus familiares.

"Por mi parte, el peor momento fue cuando me di cuenta en Marruecos de que las personas que me estaban torturando recibían preguntas y materiales de la inteligencia británica", dijo.

"Yo me había reunido con la inteligencia británica en Pakistán. Había sido abierto con ellos. Sin embargo, las mismas personas que yo esperaba que iban a rescatarme -según me percaté más tarde- se habían aliado con quienes abusaban de mí", agregó.

A principios de este mes, dos altos jueces británicos afirmaron que el gobierno de EE.UU. había amenazado con retirar la cooperación de inteligencia entre Washington y Londres si se ponía a disposición del público el material sobre el tratamiento que recibió Mohamed en Guantánamo.

Poco después, el ministro de Relaciones Exteriores del Reino Unido, David Miliband, rechazó que el gobierno estadounidense hubiera presionado a los jueces y dijo que las acusaciones de tortura a Mohamed están siendo investigadas por la Fiscalía General británica.

Este lunes, el gobierno del Reino Unido expresó su satisfacción por la liberación de Mohamed y las autoridades estadounidenses señalaron que la medida demuestra la determinación del presidente Barack Obama de cerrar el centro de detención de Guantánamo.

El analista de Defensa Rob Watson señaló que aunque la liberación ha sido bien recibida por el gobierno británico, "el regreso de Mohamed ha lógicamente reavivado la polémica no sólo sobre su tratamiento (en Guantánamo) sino también sobre el rol del Reino Unido como el aliado más cercano de EE.UU. durante los primeros años de la guerra contra el terrorismo".

 

Compartir Noticia

Más información sobre El Mostrador

Videos

Más Noticias

Blogs y Opinión

Encuesta

Mercados

TV

Cultura + Ciudad

Deportes