Miércoles, 7 de diciembre de 2016Actualizado a las 09:26

Informe Global de la Corrupción 2009 fue dado a conocer hoy

Transparencia Internacional incluye a Piñera en casos de uso de información privilegiada

por 23 septiembre 2009

En un acápite dedicado al "abuso de información privilegiada" por parte de empresarios chilenos, el organismo internacional dedica una carilla y media al abanderado presidencial y la adquisición de acciones de LAN por la cual recibió una sanción de la Superintendencia de Valores y Seguros.

 El Informe Global de la Corrupción 2009: La corrupción y el sector privado (IGC), dado a conocer esta mañana por la organización Transparencia Internacional, aborda las prácticas de corrupción a nivel mundial demostrando cómo estas "se convierten en una fuerza destructiva que debilita la competencia leal, retarda el crecimiento económico y, en definitiva, atenta contra la existencia misma de las empresas".

En el marco de este estudio, Transparencia Internacional también dedica páginas de análisis al "abuso de información privilegiada", indicando que "permite que los accionistas mayoritarios se enriquezcan a costa de los inversionistas minoritarios", concluyendo que "a largo plazo, esto incrementa el costo de capital, desalienta a los inversionistas, propicia la especulación e incrementa la volatilidad de la bolsa".

En dicho acápite, los encargados del capítulo chileno del Informe, Marcelo Cerna y Rocío Noriega, dedican una carilla y media a tratar el caso de uso de información privilegiada en la compra de tres millones de acciones de Lan, el 24 de julio de 2006, apenas un día antes de que se dieran a conoer los positivos estados financieros de la aerolínea controlada entonces por Sebastián Piñera y la familia Cueto.

En el Informe Cerna y Noriega consignan el hecho señalando que "en julio de 2006, pocos meses después de incorporarse a la junta directiva de la compañía chilena LAN Airlines, y tan sólo un día antes de que la compañía anunciara sus resultados correspondientes al segundo trimestre, Piñera compró 3 millones de acciones en LAN, que representaban casi el 1,0% de las acciones en circulación de la compañía".

"El valor de las acciones se disparó cuando los estados financieros se hicieron públicos el día siguiente, lo que reportó a Piñera un beneficio extraordinario de 700.000 de dólares. Si bien la compra de acciones de Piñera pareció deberse a la información revelada durante la reunión de la junta directiva, la SVS llegó a la conclusión de que realizó la compra antes de conocer el desempeño de LAN y señaló que su compra se adecuaba a un patrón de compra establecido. Sin embargo, no todos los observadores estuvieron de acuerdo con la decisión de la SVS y cuestionaron la ética de dicha compra", agrega el Informe de Transparencia Internacional.

"Error de cálculo"

De hecho, entonces el abanderado presidencial dijo que la compra de acciones fue "un error de cálculo". Pero la operación, a través de la cual Piñera sumó el 27% de la compañía aérea, también significó un aumento de propiedad de los Cueto, que también compraron ese día 250 mil papeles, en una movida que no pasó desapercibida por la Superintendencia de Valores y Seguros (SVS).

La autoridad abrió una investigación y meses más tarde formuló cargos por "no observar el deber de abstención", contra Piñera y Juan José Cueto Plaza, quienes a la fecha eran miembros del directorio de Lan.

Según la SVS ambos personeros conocieron los estados financieros de la empresa del segundo trimestre de 2006 -un 31% superiores al mismo período del año anterior-, presentados en la sesión de directorio de la aerolínea la mañana de ese 24 de julio, y a renglón seguido compraron acciones de Lan, usando información no disponible para el resto del mercado.

Cueto fue sancionado a pagar 1.620 UF, unos $32 millones, y Piñera, a una suma cercana a los $360 millones. Por entonces, el abanderado presidencial  insistió a los cuatro vientos que "nunca tuve información privilegiada" y acusó a la SVS de estar "mal informada... por lo que la falta que se me imputa no existe".

Incluso, analizó la posibilidad de recurrir a la Justicia para impugnar el castigo de la autoridad bursátil. Pese a ello, Piñera optó por pagar la multa cercana a los $ 360 millones, aconsejado por su entorno debido a que la vía judicial podría extenderse y empañar una eventual candidatura a La Moneda. Tal como habría ocurrido luego de que ayer se diera a conocer el fallo adverso a Juan José Cueto, quien había optado por apelar ante la justicia la sanción de la SVS.

El criterio impuesto por el superintendente Guillermo Larraín, en cuanto a que Cueto y Piñera violaron la ley de Mercado de Valores, fue ratificado por el juez del 27º Juzgado Civil, Javier Torres, en el caso de Cueto. El magistrado junto con desechar los argumentos de éste, además le ordenó pagar las costas del juicio.

Lo curioso del asunto es que en una de las presentaciones de su abogado, José María Eyzaguirre, Cueto apuntó a Piñera como promotor de la operación bursátil. "Todos los factores objetivos y de público conocimiento (de esta operación) los venía analizando don Sebastián Piñera durante todo el tiempo que duraron sus negociaciones", afirmó a través de su abogado, quien podría apelar la decisión del juez ante el tribunal de alzada y la Corte Suprema.

"Pese a la resolución, parece que el incidente no tuvo ningún costo político para Piñera, uno de los candidatos para las elecciones presidenciales de 2009. Aunque sus actividades financieras fueron objeto de un minucioso examen por sus opositores en el Congreso, su reputación no se ha visto perjudicada", concluye el Informe, destacando que tras la resolución de la SVS, Piñera anunció la renuncia a su cargo en la junta directiva de la empresa y expresó su deseo de separar su identidad política de sus iniciativas comerciales. "Pese a esta decisión, Piñera todavía mantenía el 25% de las acciones de LAN a mediados de 2008", agrega.

Recomendaciones y balances

A raíz de este caso y el otro mencionado: la compra de acciones con información privilegiada en el fallido proceso de fusión de Falabella y D&S, por la cual fueron sancionadas cinco personas, incluido el director de la supermercadista Hans Eben, Transparencia Internacional indica en su Informe que "Chile debería mejorar de todos modos el gobierno corporativo y el control reglamentario a fin de fortalecer la reputación comercial del país en el exterior".

Según Transparencia Internacional "el costo de la corrupción (en el mundo) incluye además el debilitamiento de la moral del personal y la pérdida de confianza de los clientes y posibles socios comerciales".

El Informe documenta numerosos casos de gerentes, accionistas mayoritarios y otros actores de sociedades comerciales que abusan de su poder para beneficio propio, perjudicando así a propietarios, inversionistas, empleados y a la sociedad en general. "Tan sólo en los países en vías de desarrollo y en transición, las compañías que actúan en colusión con políticos y funcionarios corruptos habrían pagado sobornos por un total de hasta US$ 40.000 millones por año", según el informe.

En el documento también se señala que "la mitad de los ejecutivos de empresas internacionales encuestados estimaron que la corrupción elevaba al menos un 10% el costo de los proyectos. En definitiva, son los ciudadanos quienes pagan el costo: los casi 300 carteles privados internacionales descubiertos entre 1990 y 2005 aplicaron a sus consumidores sobreprecios por US$ 300.000 millones".

Lea el Informe Global de la Corrupción 2009

 

Compartir Noticia

Más información sobre El Mostrador

Videos

Más Noticias

Blogs y Opinión

Encuesta

Mercados

TV

Cultura + Ciudad

Deportes