lunes, 22 de octubre de 2018 Actualizado a las 02:43

En video que dura poco más de dos minutos

Todes, alumnes, invitades, ¿empanades? Redes se burlan del lenguaje inclusivo, mientras niña lo explica con peras y manzanas

por 5 junio, 2018

Todes, alumnes, invitades, ¿empanades? Redes se burlan del lenguaje inclusivo, mientras niña lo explica con peras y manzanas
El debate social se ha instalado desde que las voceras de las tomas feminstas han aparecido hablando de manera no binaria. Memes y noticias falsas siguen ridiculizando la lucha de organizaciones feministas y a favor de la diversidad sexual. Pero una pequeña argentina lo tiene tan claro, que su madre la grabó y la subió a las redes sociales. Vea aquí su explicación.
  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

Han salido académicos a decir que es ridículo. Otros lo encuentran exagerado. Los más, se burlan y hasta Gabriel Boric hizo un mea culpa porque él era de esos que se reían del lenguaje inclusivo. Lo cierto es que desde que Raquel Ortiz, vocera de la histórica toma de la UC el pasado 28 de mayo hablara a todo el país, diciendo "nosotros o nosotres estamos abiertos o abiertes al diálogo", estalló una bomba que ha hecho que exploten memes y hasta fake news (noticias falsas) en nuestro país.

Este fin de semana, por ejemplo, se masificó un cartel que decía "empanades", como si se tratara  de un almacén tan inclusivo, que decidió que las empanadas tampoco tenían género, llevando la conversación al extremo de lo absurdo. Vale decir que el mismo cartel se había propagado ya en otros países, como Argentina y España, para reírse de esta causa. Finalmente, el cartel está bien escrito. Sí, así se dice y escribe empanada en catalán.

En medio de este debate social, una niña argentina se viralizó hace unas tres semanas dando una clase magistral sobre la relevancia del lenguaje inclusivo y por qué es una lucha que distintas organizaciones y movimientos sociales y civiles siguen dando.

El lenguaje inclusivo busca incorporar a quienes han quedado fuera del discurso. Se evita utilizar el masculino genérico e incorpora recursos como "las, los y les" con el fin de visibilizar a las mujeres y a otras, otros y otres que no se sienten identificades en el binarismo de lo masculino o lo femenino.

En Chile, el uso de un lenguaje que incluya lo masculino y femenino es una iniciativa que parte de organizaciones feministas y a favor de la diversidad sexual, los primeros grupos en utilizar una nueva alternativa al castellano común a principios de esta década. Principalmente fue una herramienta pensada para escribir en redes sociales. Estos grupos empezaron a utilizar el arroba (@) y la equis (X) para eliminar los géneros de cada palabra. A partir de estas iniciativas personales, otras organizaciones se abrieron a implementar esta nueva forma de hablar y escribir.

En 2013, el Servicio Nacional de la Mujer difundió el primer manual de lenguaje inclusivo de género. Luego, el Ministerio de Educación en el 2015 y el Consejo de la Cultura durante el 2017 escribieron sus propios instructivos donde recomiendan el cambio de ciertas palabras por otras de carácter neutro en todas sus comunicaciones.

Por supuesto, aún hay muchos que se resisten y seguirán intentando ridiculizar la causa por usar un lenguaje en el que todas, todos y todes nos sintamos incluidos. Si usted quiere entender de qué hablan estos grupos, escuche a esta niña argentina que en poco más de dos minutos, lo deja clarísimo.

Más información sobre El Mostrador