Sábado, 10 de diciembre de 2016Actualizado a las 17:10

Lula inaugura seis hidroeléctricas en estrategia para llevar "desarrollo" al interior del país

por 19 octubre 2010

Lula inaugura seis hidroeléctricas en estrategia para llevar
En la actualidad existen 866 centrales hidroeléctricas en funcionamientol, que aportan el 67,2% de la energía producida en la nación sudamericana.

El presidente de Brasil, Luiz Inácio Lula da Silva, inauguró este martes seis centrales hidroeléctricas en el estado de Goiás (centro), siguiendo una estrategia para llevar el desarrollo al interior del país.

Lula inauguró los seis proyectos energéticos, que suman una inversión de 2.900 millones de reales (unos 1.720 millones de dólares) y alcanzan una potencia de 645 megavatios, en un acto múltiple, mediante una videoconferencia simultánea.

La central hidroeléctrica de Serra de Facão, ubicada en el municipio de Catalão, fue el lugar elegido para hacer la inauguración de las seis centrales por ser la más grande.

Serra de Facão tiene una caída de agua de 90 metros, puede producir una corriente de hasta 210 megavatios y ha recibido una inversión de 1.063 millones de reales (unos 630 millones de dólares).

Esta central es considerablemente menor que la de Itaipú, compartida por Paraguay y Brasil y que es la mayor del mundo en funcionamiento con su capacidad de 14.000 megavatios, pero las autoridades aseguraron que va a aportar "mayor calidad de vida a la región".

El ministro de Minas y Energía, Marcio Zimmerman, afirmó en la inauguración que la energía hidroeléctrica "es mucho más que una energía renovable" porque "trae el progreso y el desarrollo a la región".

En la misma línea, el director de construcción de la empresa energética estatal Furnas, Marcio Porto, consideró que los beneficios de estas centrales pequeñas "no son tan importantes a nivel de infraestructuras sino a nivel local".

La implementación de este tipo de centrales pequeñas responde a un intento de aumentar la capacidad energética de las ciudades del interior del país, las menos desarrolladas económicamente, para atraer inversiones, según el funcionario.

La nueva hidroeléctrica de Catalão abastecerá a cerca de 1,2 millones de personas de toda la región, según las previsiones oficiales.

La construcción de la hidroeléctrica, que empezó a inicios de 2007 y terminó en abril de este año, creó 5.000 empleos directos, además de propiciar la renovación de antiguas carreteras y la construcción de nuevas vías.

"La producción de energía en la región (de Goiás) será firme y la demanda siempre estará cubierta", aseguró Robesio Maciel, representante del Ministerio de Minas y Energía, quien calificó el proyectó de poseer una "condición excepcional".

Los responsables de Serra de Facão destacaron también la responsabilidad ambiental del proyecto, que cumple "mucho más" de lo exigido por el Instituto Brasileño de Medio Ambiente (Ibama), organismo encargado de velar por el respeto del ecosistema y además, con las compensaciones "sociales" exigidas por el Gobierno.

Además de crear Áreas de Preservación Permanente (APP), zonas verdes protegidas para minimizar el impacto ecológico de la hidroeléctrica, la empresa gestora de Serra de Facão y Furnas invirtieron en infraestructuras sociales como escuelas, ambulatorios y equipamiento para los municipios directamente afectados.

En la actualidad existen 866 centrales hidroeléctricas en funcionamiento en Brasil, que aportan el 67,2% de la energía producida en el país.

Compartir Noticia

Más información sobre El Mostrador

Videos

Más Noticias

Blogs y Opinión

Encuesta

Mercados

TV

Cultura + Ciudad

Deportes