Sábado, 10 de diciembre de 2016Actualizado a las 22:27

Autor Imagen

La opción técnica y la opción política

por 12 octubre 2010

Hasta ahora las cosas se han hecho bien en la mina San José. No se ha ahorrado recursos, que son de todos los chilenos, una mayoría aplastante de los cuales, no cabe duda, está de acuerdo en que no se ahorre recursos. Pero ahora se enfrenta una opción crítica: ¿qué debe prevalecer, la prontitud del rescate o la seguridad de los mineros?

Porque, según se ha anunciado, se "encamisará" sólo 96 metros de los 600 y tantos de la perforación, lo que tomará un día y medio. "Encamisar" equivale a instalar un tubo de acero que garantiza contra la posibilidad de que la cápsula de rescate quede atascada, lo que presenta un riesgo y un problema. Un riesgo para el minero dentro de ella, que deberá desprender la parte inferior de la cápsula y volver a caer a la galería, lo cual, supongo, habrá sido previsto para que suceda sin consecuencias traumáticas. Y el problema puede consistir en que un atascamiento puede obstaculizar el rescate de los restantes mineros.

Por eso la opción más segura, a simple vista, habría sido la de "encamisar" los 600 y tantos metros de la perforación. Esto, en términos de costos, no sería muy alto, por comparación con el que se incurre en ocupar otras perforadoras, al menos una de las cuales no jugará ningún papel (pues la otra seguirá perforando para abrir una ruta de salida alternativa).

Si se entubara todo el trayecto, eso sí, habría que esperar nueve días, y no sólo uno y medio. Y al esperar nueve días más se presentan dos inconvenientes: uno, que los mineros deben permanecer todo ese tiempo sin ser rescatados, cuando, sin "encamisado", saldrían antes; pero, a cambio, tendrían el casi ciento por ciento de seguridad de que la cápsula no se atascará; y dos, que el Presidente no podría protagonizar el rescate, pues está comprometido a hacer una gira a Europa a partir del viernes, que lo llevará a Inglaterra, Francia y Alemania, donde tambièn será prtagonista de actos que le redituarán a su imagen pública, como, comenzando en Gran Bretaña, ser investido doctor honoris causa en Oxford y hablar ante la Cámara de los Comunes.

¿Alguien ha tenido en cuenta el aspecto propagandístico para determinar que sólo se "encamise" 96 metros y no 600 y tantos? ¿O la decisión técnica es que con 96 metros existe la misma seguridad que con 600 y tantos?

Si un hijo mío estuviera atrapado, creo que preferiría que encamisaran los 600 y tantos metros y no sólo 96, por la seguridad del rescate. Pero, claro, en ese caso el Presidente no podría protagonizar tanto el rescate como los actos solemnes en Inglaterra, Francia y Alemania.

Claro que a mí, como padre de uno de los mineros atrapados, esto ùltimno no me importaría nada y sólo querría tener la seguridad de que las consideraciones propagandísticas no han incidido en nada en la decisión de los técnicos de entubar nada más que 96 metros de la perforación, sino que ella ha sido adoptada exclusivamente porque tienen la seguridad de que así se garantiza ciento por ciento la seguridad de los mineros.

Me gustaría tener esa seguridad, pero, como conozco a mi país y a su gente, no la tengo.

Ver el posteo original

Compartir Noticia

Más información sobre El Mostrador

Videos

Más Noticias

Blogs y Opinión

Encuesta

Mercados

TV

Cultura + Ciudad

Deportes