Domingo, 11 de diciembre de 2016Actualizado a las 08:48

Autor Imagen

Amenaza de cierre de Codelco Ventanas: presión indebida

por 12 abril 2011

Al existir un Directorio transversal e independiente, que no recibe instrucciones de autoridades, y en este caso concreto, se demuestra que lo que dice y hace Codelco, no necesariamente responde a lo que la autoridad hace para resolver el problema, sino todo lo contrario.

No resultan convenientes las expresiones emitidas por las máximas autoridades de Codelco, en torno a un eventual cierre de la planta de Ventanas. Esto se desprende de las declaraciones de sus altos ejecutivos y del presidente del Directorio, respecto a que si las exigencias que se determinen frente al conflicto ambiental provocado en La Greda son de alto costo, se verían obligados a considerar el cierre de la fundición.

Es cosa de ver las declaraciones de Diego Hernández:
"Jamás hemos afirmado que Codelco no va a invertir para cumplir con mayores exigencias en caso que se legisle en tal sentido. Lo que hemos dicho es que, en el evento que las exigencias se eleven a niveles tales que la inversión necesaria para satisfacerlas haría de Ventanas una operación deficitaria permanente, entonces nos veríamos obligados a considerar su cierre. Los recursos de Codelco son de todos los chilenos y nuestra primera obligación es cuidar que los recursos de la empresa se inviertan bien".

Al existir un Directorio transversal e independiente, que no recibe instrucciones de autoridades, y en este caso concreto, se demuestra que lo que dice y hace Codelco, no necesariamente responde a lo que la autoridad hace para resolver el problema, sino todo lo contrario.

Similares declaraciones emitió el gerente general (Gerardo Jofré) de la empresa en la Comisión Investigadora de la Cámara de Diputados, en torno a que entre los escenarios analizados estaría el cierre de la faena. Es decir, claramente la posición de la empresa se constituiría en una presión indebida, tanto hacia la Comisión Investigadora como al resto de autoridades que se esfuerzan por resolver el conflicto, provocado por la empresa estatal.

Este actuar se enmarca dentro de la autonomía que adquirió Codelco, con la creación de los gobiernos corporativos, estatuto por el cual se rigen. Esto implica que hay una desvinculación del gobierno, al existir un Directorio transversal e independiente, que no recibe instrucciones de autoridades, y en este caso concreto, se demuestra que lo que dice y hace Codelco, no necesariamente responde a lo que la autoridad hace para resolver el problema, sino todo lo contrario.

Al plantear el cierre de la planta, agrega un conflicto adicional, que es la inquietud de los 4 mil trabajadores y sus familias, ante la eventual pérdida de sus trabajos. Las actuales autoridades de Codelco tienen la responsabilidad y oportunidad de hacer las cosas bien y actuar en consecuencia con la responsabilidad social que debe tener toda empresa y en especial, ésta que le pertenece al Estado.

Están dadas todas las condiciones para resolver definitivamente un problema heredado, pero hay que asumirlo como tal y enfrentarlo íntegramente y no con medidas “parche”, por costosas que ellas sean.

Compartir Noticia

Más información sobre El Mostrador

Videos

Más Noticias

Blogs y Opinión

Encuesta

Mercados

TV

Cultura + Ciudad

Deportes