Sábado, 10 de diciembre de 2016Actualizado a las 03:20

Juan Pablo Hermosilla responde a críticas de Evelyn Matthei

"Estas agresiones demuestran falta de recursos intelectuales"

por 10 septiembre 2009

En Océanos Azules, el equipo programático del abanderado oficialista, no cayeron nada bien las "descalificaciones" que la senadora gremialista y vocera del comando de Sebastián Piñera hizo al programa de gobierno de Eduardo Frei. El tono de sus declaraciones no dejó indiferente a uno de los coordinadores del organismo encargado elaborar el documento, que se lamentó de que posturas como la asumida por la parlamentaria son las que fomentan la "mala opinión" que la ciudadanía tiene de los políticos.

En un tono mucho menos confrontacional que el utilizado por la senadora, pero no por eso menos firme, el abogado Juan Pablo Hermosilla salió a defender el trabajo del equipo oficialista, invitando a su contraparte -los grupos Tantauco- a debatir con Océanos Azules las propuestas que ambos han elaborado para ofrecerle al país un nuevo gobierno.

En conversación con El Mostrador, Hermosilla aclaró, entre otras cosas, que si algo enorgullece a la Concertación es que pese a las distintas visiones y propuestas y a la tensión que éstas hayan podido generar internamente, se consensuó un programa progresista aceptado por todos.

-¿Qué le parecen los términos en que la senadora Matthei se refirió al programa de gobierno de Eduardo Frei que, ente otras cosas lo calificó de "pobre, lamentable, estúpido y ridículo"? Incluso dice que dos de sus hijos podrían haber hecho algo mejor en dos días.

-Me parecen lamentables sus declaraciones. Le tengo respeto y aprecio por el trabajo técnico que ella ha desarrollado en el Senado, pero creo que, justamente, las descalificaciones no son lo que enriquece la política. Nuestra respuesta, como Océanos Azules, a las descalificaciones de la senadora Matthei es invitarla a debatir. Nosotros hemos estado invitando a los equipos programáticos de Sebastián Piñera, sin respuesta hasta ahora. Queremos debatir las ideas y los programas de ambos candidatos, porque los de ellos todavía no los conocemos. Esperamos que, en vez de descalificar, ella y su comando concurran a debatir de cara a la opinión pública. Porque con descalificaciones sólo se ratifica la mala opinión que la gente tiene de los políticos. Las descalificaciones y agresiones, en el mundo de las ideas, demuestran falta de recursos intelectuales más que verdaderos contenidos.

- Matthei también sostiene que el programa deja en evidencia la pelea interna que se debe haber producido en la Concertación a raíz de las ideas del documento.

-Nos sentimos orgullosos de los debates. Aprovechamos las diferencias y creo que imaginarse que, en una campaña presidencial, un contenido programático se puede armar sin debate y que esos debates no generen tensiones, sería irreal. Al revés, lo que hemos demostrado es que habiendo tensiones, distintas visiones y propuestas, se pudo consensuar una propuesta programática -al interior de Océanos Azules, después con los partidos políticos- que es aceptada por el candidato y eso nos enorgullece. Sus críticas en este sentido -que me imagino representan al candidato y al comando- demuestran que al interior de sus equipos no existió ese debate y que ha habido un grupo de personas iluminadas e intelectuales que se sienten con el derecho, por sí y ante sí, de decirnos a los chilenos como gobernar el país.

"No tenemos tantas diferencias con Marco"

- El programa de Frei plantea una nueva Constitución ¿Eso significa que los cambios que hizo el ex Presidente Ricardo Lagos fueron sólo cosméticos?

-Con las reformas lideradas por el ex Presidente Lagos se democratizó fuertemente la Constitución. Pero eso no significa que nosotros no nos pongamos más ambiciosos y planteemos que el país, para crecer, requiere una nueva que establezca claramente un Estado social y democrático de derecho; que establezca derechos sociales; que cree relaciones más equilibradas entre los poderes del Estado y que fomente la actividad política a partir de la cercanía con la ciudadanía. Desde ese punto de vista, nuestras propuestas no se contradicen con el trabajo notable que hizo el ex Presidente Lagos de democratizar la Constitución actual. Pero nosotros somos más ambiciosos, lo que queremos es una estructura constitucional que facilite y fomente el desarrollo y empodere a los ciudadanos.

- ¿Qué tan ambiciosos pueden llegar a ser en este aspecto? ¿tan audaces como Marco Enríquez en la reforma política, por ejemplo?

-Curiosamente, en muchas cosas no tenemos tantas diferencias con Marco. Esto ha sido muy visible. Él tiene una visión progresista, una opinión muy crítica con la Concertación y nosotros, en Océanos Azules, compartimos eso. La gran diferencia con Marco es que él lo hace desde afuera de la Concertación y nosotros lo estamos haciendo desde adentro. Pero, efectivamente, hay muchas coincidencias programáticas con las ideas de Marco Enríquez-Ominami y, justamente por eso hemos planteado que ahí hay un espacio de encuentro con su gente y con las ideas que él está representando. Nosotros, siendo muy críticos de la Concertación en muchos aspectos, creemos que la oportunidad está dada para que se renueve y se eliminen muchos de los defectos que el propio Marco critica.

Subsidios responsables

- En otro aspecto ¿Cómo abordan el derecho de propiedad, por ejemplo, en el caso del agua?

-Lo que ha señalado el candidato es que hay que revisar el tema del agua, desde el punto de vista de entender que es un patrimonio de todos los chilenos y que tenemos que asegurar que los intereses nacionales sean protegidos respetando los derechos de los particulares sobre el tema. Pero hay que establecer un sistema que resguarde el agua como un patrimonio que pertenece a todos los chilenos. Porque con los problemas generados con el cambio climático y con los desafíos que plantea el desarrollo, en el estado actual del país, es imprescindible tener una estructura jurídica que sea moderna y compatible con los desafíos que presenta el siglo XXI.

- Se lo preguntaba en términos generales, dado que se supone que Chile es un país serio y cuando se cambian las reglas del juego se puede provocar una estampida de inversionistas.

- Por supuesto se deben respetar los derechos de las personas. Chile es un país que siempre debe producir reglas estables, pero eso no significa que no se puedan ir modernizando sus estructuras jurídicas y las cosas se pueden compatibilizar. Nadie está planteando una modernización de estructuras jurídicas constitucionales o de estatutos legales, como el del agua, que puedan significar que se afecten ilegítimamente los derechos de terceros. En ese sentido, nosotros no estamos planteando una ruptura ni nada por el estilo. Entendemos que Chile, por sobre todo, tiene que crecer en base a la actividad de particulares que crean riqueza, que son grandes emprendedores. La diferencia está en los énfasis, nosotros queremos potenciar también a los pequeños y medianos emprendedores, que son los que crean gran parte de las fuentes de trabajo, ese es el giro.

- ¿Cómo se plantea la candidatura de Frei frente al tema de los subsidios? Se lo pregunto porque a Sebastián Piñera se le criticó mucho cuando anunció que de llegar a La Moneda entregaría lo que llamó el bono marzo.

- Es muy importante entender que en el sistema de protección social que se quiere extender a la clase media, existiendo recursos, se va a proponer el uso de subsidios en forma responsable para resolver los problemas más contingentes, al estilo de lo que ha estado haciendo tan exitosamente la Presidenta Bachelet. Pero, evidentemente, no se saca a las personas de la pobreza sólo a punta de subsidios. Lo más importante es generar las condiciones de acceso y de protección de derechos de las personas a la educación y a los mercados laborales, de forma tal que ellos puedan desarrollar sus propios proyectos individuales, con un sistema de empoderamiento de los ciudadanos desde la base.

Compartir Noticia

Más información sobre El Mostrador

Videos

Más Noticias

Blogs y Opinión

Encuesta

Mercados

TV

Cultura + Ciudad

Deportes