Sábado, 10 de diciembre de 2016Actualizado a las 21:20

Comandante Carlos Díaz ad portas de ser pasado a retiro

Ejército sancionó a oficial que denunció irregularidades en compra de helicópteros

por 2 noviembre 2009

Al oficial se le aplicaron cuatro días de arresto y dos puntos menos en "criterio y discreción", por no haber informado a la institución que un artículo referido a las anomalías en el proceso de modernización de las aeronaves, sería publicado en este medio. El abogado patrocinante, Alfredo Morgado, aseguró que la determinación adoptada por la institución no privilegia a quienes deciden denunciar "hechos que pueden afectar al patrimonio fiscal". El uniformado, además, ha prestado declaración en varias oportunidades con el ministro Manuel Valderrama, en la investigación por un posible fraude en el Comando de Aviación castrense.

Luego de una investigación que duró sólo ocho días, el Ejército resolvió sancionar al teniente coronel Carlos Díaz Kastowsky, quien denunció ante el Comandante en Jefe, general Óscar Izurieta, anomalías en un proceso de compra de helicópteros en el período 2005-2006.

A este oficial se le aplicaron cuatro días de arresto y dos puntos menos en el ítem "criterio y discreción", debido a la aparición de un artículo publicado en este diario, referido a la adquisición de las aeronaves Cougar, a sólo días que el ministro Manuel Valderrama recibiera el testimonio del coronel (R) Alejo Mecklenburg, respecto a un supuesto fraude al fisco en el Comando de Aviación del Ejército (CAE).

En términos reales, el dictamen institucional -fechado el 25 de septiembre último-  es la antesala al retiro definitivo de Díaz Kastwosky del Ejército a fines de este año o bien el próximo.

La información fue confirmada en exclusiva a El Mostrador por el abogado Alfredo Morgado, quien patrocina a Díaz Kastwosky en la indagatoria interna que sustanció el general y jefe de la División de Logística, Jorge Salas Kurte.

Si bien existe un recurso de reconsideración pendiente que debe resolver este último, Morgado manifestó que "la decisión que afectó a mi cliente es claramente arbitraria".

"A mi representado se le aplica una sanción a partir de un artículo que aparece en la prensa, pero queda claro que el problema de fondo y la elevada pena, es porque en su oportunidad denunció hechos que permitieron que el Ejército no adquiriera helicópteros que no servían. Él actuó con lealtad a su institución, pero la institución no ha actuado a la altura de las circunstancias, debiendo valorar y privilegiar la actuación de quienes, formando parte de sus filas, asumen protagonismo en defensa del patrimonio fiscal y transparencia que deben existir en nuestras instituciones públicas", dijo el profesional.

De acuerdo a la resolución emitida por el general Salas Kurte, Díaz Kastwosky fue castigado por no informar a la superioridad que la mentada crónica aparecería publicada en este medio, calificando esa conducta como una "grave falta" a la disciplina, ya que dañaba al Ejército "y su imagen institucional", la que debe estar por sobre cualquier "otra consideración  de carácter personal, por legítima que esta última parezca".

Al respecto, Morgado opinó que "hechos de este tipo ponen una sombra de duda respecto del actuar de las instituciones, sobre todo cuando hay sanciones desmedidas que desincentivan las denuncias fundadas y oportunas, sobre todo si tomamos en cuenta que mi representado es hoy un testigo fundamental en la investigación que lleva el ministro Manuel Valderrama por estos mismos hechos acaecidos en el Comando de Aviación del Ejército".

"El Ejército debe cuidar a sus mejores hombres que tienen el valor de recurrir al propio comandante en jefe para denunciar hechos de este tipo", insistió.

La denuncia

El contexto que pesó en la sanción contra Díaz Kastowsky comienza en 2005, en el marco del proceso de modernización de los helicópteros llamado "proyecto Centauro". Allí este oficial desarrolló el análisis para las opciones de compra en torno a los criterios determinados para estos casos, que van desde el precio, servicio post venta, carga útil, velocidad y requerimientos operativos, entre otros.

Dentro de las propuestas evaluadas estuvieron las naves usadas Súper Puma AS 332 y Puma SA 330, los modelos nuevos AS 532 Cougar, ofrecido por Eurocopter a US$16 millones la unidad, y el MI-17, de la rusa Kazan Helicopters, a US$ 7 millones.

A poco andar, Díaz Kastowsky descartó a los primeros, acompañando un documento de evaluación hecho en 2002 por el coronel Hugo Barría Rogers, donde se aseguraba que la aeronave rusa superaba "en el doble las capacidades del helicóptero SA-330 Puma". Barría Rogers se encuentra actualmente en retiro, pero en 2007, cuando finalmente se decidió comprar los Cougar, trabajaba en la firma CYM, cuyo dueño es  Virgilio Cartoni, intermediario de Eurocopter, como también primo de dos generales (R) de Ejército.

Los informes de Díaz no hicieron mella en sus superiores. Es más, el entonces mayor Carlos Ricotti, le ordenó escribir un documento que beneficiara a la empresa Eurocopter. Con esa presión encima y observando las anomalías que se producían en la compra, Díaz decide pedir una audiencia con el comandante en jefe del Ejército, Óscar Izurieta, a quien le entrega una carta denunciando los hechos.

De allí en adelante, las cosas cambiaron. El general Jorge Gualda, jefe del CAE es pasado a retiro en 2007 en medio de acusaciones a través de Youtube cuestionando su idoneidad y Díaz Kastowsky es ascendido a comandante y se lo envía al extranjero, pero se lo aparta de sus labores. Y ahora, con esta sanción, salvo que fuera modificada en 180 grados, su futuro en el Ejército tiene los días contados.

Este medio intentó obtener una versión de parte de la institución, pero se indicó que ello no sería posible, atendido que el caso sigue abierto y hay una reconsideración pendiente.

Más información sobre El Mostrador

Videos

Más Noticias

Blogs y Opinión

Encuesta

Mercados

TV

Cultura + Ciudad

Deportes