Viernes, 2 de diciembre de 2016Actualizado a las 14:52

Diputados chilenos denuncian el "apartheid" de Israel para con los palestinos

por 28 enero 2011

Diputados chilenos denuncian el
"Cuando el presidente, Sebastián Piñeira, venga en marzo a Palestina y vea el muro de la vergüenza se dará cuenta de que tomó la mejor y más justa decisión al reconocer al Estado palestino como un estado libre, pleno y soberano", sostuvo Iván Moreira.

La delegación de parlamentarios chilenos que visita estos días la Cisjordania ocupada se mostró "impactado" por "el apartheid y segregación" con que Israel somete al pueblo palestino, dijeron varios de sus miembros.

En las visitas de los últimos cuatro días la delegación de doce legisladores, primera de estas características en visitar Cisjordania, "ha podido comprobar la realidad de segregación, de un apartheid en el siglo XXI", dijo el vicepresidente de la Cámara de Diputados, Iván Moreira, que encabeza el grupo.

"Cuando el presidente, Sebastián Piñeira, venga en marzo a Palestina y vea el muro de la vergüenza se dará cuenta de que tomó la mejor y más justa decisión al reconocer al Estado palestino como un estado libre, pleno y soberano", añadió Moreira.

En su opinión, la situación en los territorios palestinos "es inaceptable y los más de cien países que han reconocido el Estado palestino deben desarrollar una ofensiva en la comunidad internacional para que exista una negociación seria y responsable de paz en Medio Oriente" ya que "no puede haber negociaciones cuando Israel sigue con su política de asentamientos, usurpando territorio a los palestinos".

"Hemos recorrido las calles, conversado con la gente. Hemos estado en Hebrón custodiados, bajo la mira de un francotirador. Hemos visto la dureza de los colonos, hablado con presos políticos y visitado campos de refugiados. Y nos hemos estrellado contra un muro que no tiene límite y que se adentra en territorio palestino, apropiándose de sus recursos agrícolas, energía y agua", explicó.

Moreira destacó que "en Chile la causa palestina no es una causa ideológica, sino una causa humanitaria" y señaló que en la delegación "están representados todos los colores políticos y todos coinciden en la misma apreciación: el impacto de ver un estado ocupado por fuerzas militares".

En estos días, la delegación ha visitado las ciudades de Belén y Hebrón y el campo refugiados de Aida, se ha reunido con el presidente palestino, Mahmud Abás, y con otros dirigentes políticos además de con activistas israelíes, presos políticos y afectados por el muro de separación y las políticas de la ocupación israelí.

Mañana se desplazarán a Jerusalén Este, antes de regresar a Chile el domingo.

"Cuando regresemos a Chile seremos los voceros que griten al pueblo chileno y al mundo entero la verdad de lo que ocurre acá", dijo Moreira, que añadió que entregaran un informe al presidente "para que cuando venga a Israel y a Palestina, exprese su preocupación por el atropello de los derechos humanos, la construcción de asentamientos que impiden la paz y el incumplimiento de resoluciones de la ONU".

El vicepresidente de la Cámara considera que "si la comunidad internacional y los países árabes intervienen con fuerza, este conflicto puede terminar y alcanzarse la paz y, sobre todo, la justicia" estableciendo dos estados "cada uno con su propio territorio, sin muro".

Además, señala que "claramente, aunque es una zona de disputa, la historia milenaria indica que Jerusalén es la capital de Palestina".

En el otro lado del espectro político, el diputado socialista Marcelo Díaz, presidente de la Comisión de Relaciones Internacionales de la Cámara, comparte su percepción y asegura que la visita "ha confirmado y aumentado la impresión y el impacto que produce la forma en que vive el pueblo palestino y la sensación de opresión que se respira en los territorios ocupados".

"Estamos frente a un gobierno, el israelí, que practica el apartheid. Lo que vimos en Sudáfrica es lo que viven los palestinos. La comunidad internacional no puede desentenderse de esta realidad y debe presionar a Israel para que permita la constitución de un Estado soberano y libre palestino en las fronteras de 1967 donde sus ciudadanos vivan libremente", agregó.

Díaz destaca que lo que más impresión le ha causado ha sido "el régimen de segregación, las carreteras exclusivas para colonos, el muro que divide familias y ciudades, los asentamientos para restar territorio a los palestinos; en definitiva, la discriminación racial: el apartheid de Medio Oriente. Ciudadanos de segunda clase que tienen menos derechos a pesar de ser seres humanos".

"Vamos a procurar que cuando Piñeira visite Palestina e Israel no lo haga como si fueran dos actores en igualdad de condiciones. Aquí hay un ocupante y un ocupado. Hay un pueblo oprimido y otro que es un opresor. Espero que su visita sea un motivo de presión para Israel y una muestra de solidaridad con el pueblo palestino y su derecho a existir y tener un estado soberano con pleno respeto a sus derechos", añade.

Más información sobre El Mostrador

Videos

Más Noticias

Blogs y Opinión

Encuesta

Mercados

TV

Cultura + Ciudad

Deportes