Sábado, 3 de diciembre de 2016Actualizado a las 14:45

James Hamilton, querellante del caso Karadima

"Hay una gran cantidad de obispos y sacerdotes homosexuales, hipócritas y abusadores en la iglesia"

por 21 marzo 2011

En entrevista con el programa “Tolerancia Cero” de Chilevisión, el médico denunciante del ex párroco de El Bosque, acusó haber recibido presiones por parte de uno de los miembros de la poderosa familia Matte. De igual forma, tuvo duros epítetos en contra del ex cardenal de Santiago Francisco Javier Errázuriz a quien tildó de “criminal”. Finalmente, recalcó: “No se olviden de Tomislav Koljatic, Juan Barros, Horacio Valenzuela y Andrés Arteaga, todos obispos que estuvieron presentes y veían las mismas cosas".

James Hamilton, uno de los querellantes del caso Karadima, aprovechó anoche la tribuna del programaTolerancia Cero” de Chilevisión para referirse a los abusos sexuales que ocurren al interior de la Iglesia Católica y a la gran cantidad de obispos y sacerdotes homosexuales que los siguen cometiendo.

Hay una gran cantidad de obispos y sacerdotes homosexuales, hipócritas y abusadores en la iglesia. No digo que todos, pero hay un gran porcentaje”, señaló el médico quien declaró que “hay personas en este momento, que han tenido una alta jerarquía en la iglesia, que están acusados, que están tapados y hemos visto ejemplos, como monseñor (Francisco José) Cox, etcétera”.

Nosotros sabemos de otros sacerdotes muy encumbrados y quizás de algunos obispos”, agregó.

Asimismo, Hamilton tuvo duros epítetos en contra del ex cardenal de Santiago Francisco Javier Errázuriz a quien tildó de “criminal”.

"Si hay alguien que me gustaría que pagara es Errázuriz (...) Desde el 2004 tuvo denuncias y las mandó a estudiar con el rigor que hacen ellos. Fue una humillación de tener que estar contándole a un promotor de Justicia, a un vicario eclesiástico, un notario eclesiástico; repetir los cuentos, contar todas la brutalidades con el dolor espantoso”, dijo.

"Monseñor Errázuriz es un criminal. No sólo no nos escuchó, sino que no frenó lo que pasaba (…) tiene muchos abusos en su conciencia", hizo hincapié el denunciante al referirse a la política seguida por las autoridades eclesiales.

Asimismo, criticó el accionar del párroco de El Bosque, Juan Esteban Morales, una vez conocidos los hechos y del obispo auxiliar de Santiago, Andrés Arteaga, quien fue duramente cuestionado por respaldar públicamente a Karadima

En cuanto a este último, dijo: “Cualquier cosa que decía Karadima, Arteaga tenía un servilismo total, pero como era un tipo muy inteligente y adquiría espacios gracias a su inteligencia y logros intelectuales, todos le tenían un respeto”.

¿Está metido en temas de abusos?, preguntó uno de los panelistas. A lo que Hamilton contestó: “Que yo sepa…No te puedo decir, no tengo idea. Es como decirme está metido tal persona, no lo sé. Lo que sí te puedo decir es que el abuso psicológico que él hizo fue una brutalidad”.

En esa línea, recordó que la primera denuncia de abusos fue entregada al actual obispo Juan Barros (secretario de monseñor (Juan Francisco) Fresno) y él pidió, detalla, que el documento se rompiera. “Nadie se preocupa de investigar nada”, indicó.

Respecto al accionar de la justicia, Hamilton reflexionó: “En pocas partes del mundo un fallo del Vaticano ha sido antes que el de la justicia".

“Tengo mucha rabia de haber sido ingenuo y de haber creído y confiado en la Iglesia, en mis pastores. Porque Karadima es una persona enferma, cometió todo el daño y tiene un grado de conciencia de ello digamos no un 100%. Pero nuestros pastores, tienen una conciencia del 100% también de lo que pasa, saben lo que pasa. No lo frenan, no escuchan y nos tratan a patadas, eso me da rabia”, concluyó.

Presión de los Matte

De igual modo, narró como uno de los miembros de la poderosa familia Matte –a quien no identificó- se reunió con su anterior jefe, el director de la Clínica Santa María, Juan Pablo Allamand, a hacerle saber sobre una denuncia de acoso sexual en la Clínica Alemana.

Tuve amenazas, fueron a contarle a mi anterior jefe (director de la Clínica Santa María), Juan Pablo Allamand, una persona muy conocida del grupo de los Matte, un miembro de esa familia, a decirle que a mi me habían echado de la Clínica Alemana por un sumario de acoso sexual”, señaló.

Finalmente remarcó: “No se olviden de Tomislav Koljatic, Juan Barros, Horacio Valenzuela y Andrés Arteaga, todos obispos que estuvieron presentes y veían las mismas cosas".

Más información sobre El Mostrador

Videos

Más Noticias

Blogs y Opinión

Encuesta

Mercados

TV

Cultura + Ciudad

Deportes