domingo, 23 de septiembre de 2018 Actualizado a las 10:15

El ex edil no se considera díscolo de la derecha, sino que “el único que dice la verdad”

Ossandón hace mea culpa por críticas al gobierno y arremete contra campaña de Golborne

por 7 septiembre, 2013

Ossandón hace mea culpa por críticas al gobierno y arremete contra campaña de Golborne
El aspirante al Senado afirma que el ex titular del MOP es el favorito de La Moneda y “tengo diferencias profundas con él, y de alguna manera las tapan o se hacen los gringos. Por ejemplo, él dice que hay que cambiar la política, pero usa los mismos métodos de la política antigua: chorros de millones de pesos a la calle, sin fiscalización, fuera de la ley; y participa de un proceso en que todos se designan a dedo. El es parte de las prácticas antiguas”.
  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

El candidato al Senado por la circunscripción Santiago Oriente, Manuel José Ossandón, hace un mea culpa por la “intensidad” de las críticas que ha hecho al gobierno de Sebastián Piñera, pero advierte que las seguirá realizando cuando hay que “decir la firme”. Además, arremete contra Laurence Golborne, afirmando que es el “favorito de La Moneda” y  que su campaña está “es parte de las prácticas antiguas de la política”.

El ex alcalde de Puente Alto explica a La Tercera el quiebre de su relación con el Presidente, señalando que “sentía que se había creado una especie de pacto comercial entre el Presidente y el gobierno. Y creo que la política es mucho más de cariño, de relaciones humanas. Cuando hay que criticar, hay que criticar y decir la firme. Y lo voy a seguir haciendo”.

Sin embargo, estima que a pesar de los cuestionamientos hay que reconocer cuando las cosas se haen bien, mencionando que Piñera “ha sido súper valiente en los temas políticos, a pesar de que han cometido errores inmensos...”.

“El distanciamiento también empezó cuando uno hablaba con cualquier personero del gobierno y te decían que no eran políticos, que eran técnicos y que la política no les importaba. Este gobierno empezó a destruir a los partidos de centroderecha. Y llegamos a lo que estamos hoy: el posible desastre electoral más grande de la centroderecha”, advierte.

Asimismo, rechaza ser calificado de “díscolo” dentro de la Alianza, sosteniendo que “soy el único que dice la verdad de lo mismo que yo escuchaba en todas las reuniones. La verdadera lealtad es cuando tú dices las cosas. Ahora, yo hago un mea culpa por la intensidad de mis críticas. He sido, a veces, muy intenso y pasional, pero no puedo dejar de serlo, porque me paseo entre La Pintana, Puente Alto y el barrio Alto -donde yo pertenezco-, viendo diferencias impresionantes. Le pido a la gente de la centroderecha que entienda por qué, a veces, soy un poco duro”.

Ossandón también critica a Joaquín Lavín por la “poca lealtad” que hubo tras la cuestionada salida de su hermana Ximena de la Junji, precisando haber sentido decepción cuando observó que ella tuvo que dejar el organismo encargado de los jardines infantiles sin haber recibido algún tipo de respaldo de parte del gobierno.

“Con la salida de mi hermana de la Junji sentí mucha decepción. Percibí que había muy poca lealtad, que cuando alguien tenía un tropezón lo volaban altiro. Fui el único de RN que entró el 99, desde un principio, a la campaña de Joaquín Lavín. Recorrí Chile completo y recibí todos los ataques posibles dentro de RN, porque lo apoyé. Me saqué la mugre. Y suponía que Joaquín Lavín, como ministro o como ser humano, podía haber sido un mínimo de decente con mi hermana. Y la dejó caer como si nada. Por lo tanto, Lavín, para mí, olvídense”.

Costos electorales y Golborne

El aspirante a un escaño en el Senado también admite haber tenido que pagar costos en su campaña, aseverando que “no me importan mucho, pero, en el fondo, no es fácil tener al gobierno en contra en una elección senatorial. Los costos que pago son que yo voy a tener una campaña dentro de la ley, contra una campaña millonaria, fuera de la ley”.

En ese sentido, precisa que lo que “he visto en la calle y los contratos de un par de radios superan lo permitido. Y nadie lo fiscaliza, porque, por supuesto, al gobierno no le interesa fiscalizar nada, menos si son sus candidatos”.

“Que sea el favorito del gobierno, siempre lo supe… No es fácil, porque tengo diferencias profundas con él, y de alguna manera las tapan o se hacen los gringos. Por ejemplo, él dice que hay que cambiar la política, pero usa los mismos métodos de la política antigua: chorros de millones de pesos a la calle, sin fiscalización, fuera de la ley; y participa de un proceso en que todos se designan a dedo. El es parte de las prácticas antiguas”, sostiene.

Sobre el costo y financiamiento de su campaña, el ex edil explica que tiene un crédito pedido a sus padres por $ 300 millones, los cuales se los devolverá con los dineros de recuperación y con lo que le llegue del Servel, añadiendo que “he tenido varias reuniones y he recibido ofertas de muy buen financiamiento si me comprometo a defender el lucro y las isapres. No estoy dispuesto”.

Sobre el análisis que se dice en la Alianza respecto a que Andrés Allamand perdió las primarias por los enfrentamientos que tuvo con Golborne, Ossandón expresa sentirse con la conciencia tranquila, explicando de paso lo ocurrido con el ex titular de Defensa.

“En el caso de Allamand es muy simple. Por una reunión directa que tuve -en la que me preguntaron si yo sería candidato presidencial, cosa que dije que no- supe un mes y medio antes que el señor Golborne iba a ser bajado. Estaba todo listo. Esta reunión fue cinco días antes del consejo general en que la UDI reafirmó su candidatura”.

En ese punto, el ex alcalde dice no poder decir el nombre de la persona con la que se reunió. “Me llamó y fui a su oficina. Después llamé a Carlos Larraín para decirle que tuviera cuidado, que esto era un show. Allamand se equivocó, lo pateó en el suelo, pero uno de los ideólogos de la UDI hizo una tremenda campaña en los medios para inflar lo que había dicho Allamand y convencer a todos los del distrito 23 que él había bajado a Golborne. Pero esa bajada estaba lista. Después podré contar quién me lo dijo. Lo que quiero decir es que lo mismo pasa en mi caso: quieren hacer ver que soy una persona que le ha hecho mal al gobierno”, argumenta.

Más información sobre El Mostrador

Videos

Noticias

Blogs y Opinión

Columnas
Cartas al Director
Cartas al Director

Noticias del día

TV